Está aquí: HomeInternacional

Internacional

Más 1,5 millones de personas han sido vacunadas en Chile con al menos una dosis desde que arrancó el proceso de inmunización masiva el 3 de febrero. Una cifra más que considerable para un país de 19 millones de habitantes, que le pone a la cabeza de la región y le ha generado elogios en todo el mundo.

 

"La vacunación masiva es la esperanza para recuperar nuestras vidas y abrazar a nuestros seres queridos", dijo este viernes el presidente chileno, Sebastián Piñera, de 71 años, tras recibir la primera inyección de la vacuna del laboratorio chino Sinovac en la localidad sureña de Futrono, donde se encuentra de vacaciones.

 

Del total de vacunados hasta el jueves 748.417 son adultos mayores de 73 años y el resto personal sanitario, mientras que el 59,9 % corresponde a mujeres y el 40,1 % a hombres.

 

Con el 83,6% % de su población inoculada, la pequeña localidad de Laguna Blanca, en el extremo sur del país, encabeza la lista de las primeras diez comunas por avance de vacunación, seguida de la también austral Río Verde (49,2 %).

 

"Esta vacuna es segura, es eficaz y hemos hecho un esfuerzo enorme", agregó el mandatario conservador, cuestionado hace unos meses por la gestión de la pandemia.

 

Chile, que empezó vacunando al personal sanitario de cuidados intensivos el 24 de diciembre y arrancó la inoculación masiva la semana pasada con los mayores de 90 años, administra 5,58 por cada 100 habitantes, según los últimos datos hasta el 10 de febrero del registro Our World in Data, de la Universidad de Oxford.

 

La cifra es muy superior a la media mundial -1,9 dosis por cada 100 habitantes- y a las 1,94 dosis en Brasil, 1,18 en Argentina y 0,56 en México.

 

A la cabeza en el continente americano va Estados Unidos, con 13,53 dosis por cada 100 habitantes, mientras que Israel lidera de lejos el ránking mundial, con 69,46 dosis por cada 100 habitantes, según la universidad británica.

 

"El número de vacunas que se están inoculando diariamente en Chile es absolutamente un logro y ayuda a combatir el movimiento antivacunas. Solo el jueves se inyectaron 221.459 dosis", reconoció a Efe Claudio Castillo, experto en Salud Pública de la Universidad Santiago de Chile.

 

El objetivo del Gobierno es inocular a la población de riesgo - casi 5 millones de personas, entre mayores de 65 años, enfermos crónicos, personal sanitario, fuerzas de seguridad y funcionarios en actividades críticas - antes de que finalice el primer trimestre y al 80 % de la población total antes de junio.

 

CLAVES DEL ÉXITO CHILENO

 

Los expertos señalan dos aspectos para explicar la rapidez con la que se está llevando a cabo el proceso, que es voluntario y gratuito: la habilidad en la negociación de vacunas y la amplia red de la atención primaria, que recorre cada rincón de este país de más de 4.200 kilómetros de largo y que le ha permitido realizar exitosas campañas en su historia, como la de la polio en 1961.

 

Para Castillo, Chile ha jugado bien la partida con los laboratorios, pues ha negociado "desde muy temprano" y lo ha hecho independientemente de la geopolítica, lo que le ha permitido recibir ya casi 4 millones de dosis de Sinovac.

 

"La vacuna china no es muy masiva aún, está principalmente en China, Indonesia, Turquía y Brasil. Ahora se están sumando más países, pero al principio no tenía ese halo de sello de garantía que tenía la de Pfizer. La estrategia de Chile de diversificar contratos fue muy buena", añadió.

 

Chile, que también ha aprobado las vacunas de Pfizer y AstraZeneca y se encuentra estudiando la rusa Sputnik y la de Janssen, tiene comprometidas más de 35 millones de dosis de diferentes laboratorios y de la plataforma Covax, impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso universal.

 

"El principal desafío para un país como Chile, que tiene condiciones logísticas idóneas, es contar con el stock suficiente", explicó a Efe Cristóbal Cuadrado, académico de la Escuela de Salud Pública de la estatal Universidad de Chile.

 

En opinión de Castillo, el principal reto aparecerá en unas semanas, cuando la inoculación de la segunda dosis coincida con la campaña contra la influenza en el hemisferio sur, pues "hay que esperar al menos dos semanas entre ambas inyecciones".

 

La pandemia ya ha provocado cerca de 765.000 de infectados y más de 19.200 muertes desde inicios de marzo en Chile, que pasó su primer gran pico en julio y está sumido en una segunda ola.

 

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, aseguró este lunes que "es hora de que vayamos pensando" y retomar la aplicación de la pena de muerte para ciertos delitos, tras el asesinato el miércoles de una niña de ocho años en el norte del país.

 

"Yo le pido al Congreso que no nos tiemble la mano para enfrentar a los criminales. Si hay necesidad de la pena de muerte, que lo hagan. Si a mí me llega una pena de muerte, la vamos a evaluar", dijo a periodistas tras un acto público en el departamento de Izabal, al noreste de Guatemala.

 

Las palabras del gobernante fueron pronunciadas tras la muerte el miércoles en el departamento de Petén (norte) de Sharon Figueroa, una niña de ocho años que desapareció del patio de su casa el lunes y cuyo cuerpo fue encontrado al día siguiente con signos de violencia y asfixia.

 

"Es hora de que vayamos pensando por ejemplo en que el crimen de esa niña debería de ser condenado con la pena de muerte", añadió.

 

El artículo 18 de la Constitución de Guatemala establece la pena de muerte, sin embargo, en los últimos años no ha podido ejecutarse debido al vacío legal que existe desde que el expresidente Alfonso Portillo (2000-2004) derogó en 2004 el decreto 159, que regulaba el indulto y permitía al presidente suspender o no la ejecución.

 

En ese mismo inciso se regula que es el Congreso el que podrá "abolir" este castigo.

 

En 2017, la Corte de Constitucionalidad, el máximo tribunal del país, decidió declarar inconstitucional la aplicación de la pena de muerte en los delitos de parricidio, ejecución extrajudicial, plagio o secuestro, desaparición forzada y muerte del presidente o vicepresidente.

 

La resolución de la Corte, que además de los cinco delitos afectó además a dos artículos de la Ley contra la narcoactividad, utiliza como argumentos para su decisión las contradicciones con acuerdos internacionales de derechos humanos.

 

Por tanto, de acuerdo al dictamen de la Corte de Constitucionalidad en 2017, "prácticamente" ya no hay delito que contemple este castigo, como confirmó la entidad en aquel momento.

 

El Estado de Guatemala ejecutó por última vez a dos personas en el año 2000 tras haber sido declarados culpables de secuestro.

 

La nación centroamericana es una de las 15 más violentas del planeta de acuerdo a organismos internacionales y solo en la última década contabilizó el asesinato de más de 60.000 personas.

La broma que el 'youtuber' Timothy Wilks había planeado grabar para su canal de Youtube le costó la vida. Este americano de solo 20 años decidió fingir que atracaba a una familia en un parking mientras lo grababan, pero su plan resultó mortal.

 

Wilks y un amigo decidieron que filmarían la broma asaltando a una familia en un aparcamiento de Nashville. Cuando procedieron el asalto, portando unos cuchillos, uno de los miembros de la familia le disparó.

 

El individuo, de 24 años, aseguró a la policía que no tenía ni idea de que se trataba de una broma y que actuó en defensa propia. El disparo terminó con la vida de Wilks.

 

El amigo de Wilks salió ileso y confirmó a la policía que el robo simulado formaba parte de una broma para Youtube. Nadie fue arrestado tras lo sucedido, según informa la 'BBC'.

Donald Trump tiene hoy una cita con la Historia… pero no con la que abre la puerta a la gloria, sino a la infamia. Hará historia porque se convierte oficialmente en el primer presidente de Estados Unidos que es sometido a un impeachment y el también el primero que es llevado a juicio político cuando ya no ocupa el cargo. 

 

Los únicos presidentes de EU que fueron humillados con un impeachment - Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998)- estaban en el cargo y lograron ser absueltos, como le ocurrió al propio Trump hace un año, cuando quiso enfangar -con un supuesto negocio turbio en Ucrania- a quien sabía que iba a ser un rival peligroso en las urnas: Joe Biden.

 

A partir de hoy martes, el Senado de EU se convierte en un tribunal por cuarta ocasión en sus 232 años de historia.

 

¿Puro teatro o de vocación criminal?

 

Los cien senadores están llamados a juzgar a Trump por “incitación a la insurrección”, tras aprobar este único cargo la Cámara de Representantes el 13 de enero, justo una semana antes de que Trump abandonara el cargo y de que Biden jurase como presidente en una ceremonia a la que el republicano no asistió, no por porque sintiera remordimiento por los cinco muertos que dejó el asalto al Capitolio el 6 de enero, justo después de que arengara a las masas a intimidar a los congresistas para que no certificasen la victoria del demócrata, sino porque no puede soportar la idea de perder y de ingresar al club de los pocos presidentes que no lograron un segundo mandato.

 

En esta misma tónica de frustración y rabia, los abogados de Trump pidieron ayer al Senado que desestime el impeachment por considerarlo un "teatro partidista”, ya que salió adelante gracias a la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes (aunque con la novedad de que diez republicanos “traidores” se atrevieron a votar contra su líder supremo).

 

"El Senado debe rechazar de forma sumaria este acto político descarado. Ceder al hambre de los demócratas por este teatro político es un peligro para nuestra república", afirmaron los tres abogados del expresidente. "Se está pidiendo al Senado que haga algo patentemente ridículo: juzgar a un ciudadano privado en un proceso diseñado para expulsarlo de un cargo que ya no ocupa", añadieron.

 

“No hay una excepción de enero”.

 

La respuesta de los nueve “fiscales” demócratas no se hizo esperar: "No hay una 'excepción de enero' en la Constitución, que permita a los presidentes abusar de su poder en sus últimos días (de mandato) sin rendir cuentas".

 

Salvado este primer escollo, el líder de los 50 senadores demócratas, Chuck Schumer, y el de los 50 senadores republicanos, Mitch McConnell, pactaron ayer que este primer día se debata durante cuatro horas si este juicio político es constitucional y que luego se vote por mayoría simple. Al menos 5 senadores republicanos se mostraron dispuestos a votar por la constitucionalidad de este primer impeachment contra un expresidente, por lo no se espera hoy una sorpresa.

 

A partir del miércoles fiscales y abogados tendrán dos días para presentar argumentos y, en caso de que se apruebe, testigos. El juicio se celebrará todos los días -excepto el sábado, a petición de un abogado judío de Trump- y el objetivo es que la semana próxima se vote si Trump es absuelto -como en su primer impeachment- o condenado. En ambos caso será necesario el voto de dos tercios de la cámara alta. 

 

Dada la bajeza moral en la que ha caído el Partido Republicano desde que lo “secuestró” Trump cuando se hizo con la candidatura en 2016, casi nadie espera que Trump sea hallado culpable. Para ello, sería necesario que los 50 senadores demócratas voten a favor de una condena y que al menos 17 republicanos se sumen.

 

Del bando demócrata el único que podría dar la sorpresa y votar por la absolución es el senador Joe Manchin del ultratrumpista estado de Virginia Occidental. Por el bando republicano, hay expectación por saber si habrá un motín de senadores o si finalmente se impondrá el síndrome de Estocolmo y seguirán encantados con su “secuestrador en jefe”, deseando que pasen rápido estos cuatro años para volver a intentar el asalto de la Casa Blanca en 2024.

Donald Trump tiene hoy una cita con la Historia… pero no con la que abre la puerta a la gloria, sino a la infamia. Hará historia porque se convierte oficialmente en el primer presidente de Estados Unidos que es sometido a un impeachment y el también el primero que es llevado a juicio político cuando ya no ocupa el cargo. 

 

Los únicos presidentes de EU que fueron humillados con un impeachment - Andrew Johnson (1868) y Bill Clinton (1998)- estaban en el cargo y lograron ser absueltos, como le ocurrió al propio Trump hace un año, cuando quiso enfangar -con un supuesto negocio turbio en Ucrania- a quien sabía que iba a ser un rival peligroso en las urnas: Joe Biden.

 

A partir de hoy martes, el Senado de EU se convierte en un tribunal por cuarta ocasión en sus 232 años de historia.

 

¿Puro teatro o de vocación criminal?

 

Los cien senadores están llamados a juzgar a Trump por “incitación a la insurrección”, tras aprobar este único cargo la Cámara de Representantes el 13 de enero, justo una semana antes de que Trump abandonara el cargo y de que Biden jurase como presidente en una ceremonia a la que el republicano no asistió, no por porque sintiera remordimiento por los cinco muertos que dejó el asalto al Capitolio el 6 de enero, justo después de que arengara a las masas a intimidar a los congresistas para que no certificasen la victoria del demócrata, sino porque no puede soportar la idea de perder y de ingresar al club de los pocos presidentes que no lograron un segundo mandato.

 

En esta misma tónica de frustración y rabia, los abogados de Trump pidieron ayer al Senado que desestime el impeachment por considerarlo un "teatro partidista”, ya que salió adelante gracias a la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes (aunque con la novedad de que diez republicanos “traidores” se atrevieron a votar contra su líder supremo).

 

"El Senado debe rechazar de forma sumaria este acto político descarado. Ceder al hambre de los demócratas por este teatro político es un peligro para nuestra república", afirmaron los tres abogados del expresidente. "Se está pidiendo al Senado que haga algo patentemente ridículo: juzgar a un ciudadano privado en un proceso diseñado para expulsarlo de un cargo que ya no ocupa", añadieron.

 

“No hay una excepción de enero”.

 

La respuesta de los nueve “fiscales” demócratas no se hizo esperar: "No hay una 'excepción de enero' en la Constitución, que permita a los presidentes abusar de su poder en sus últimos días (de mandato) sin rendir cuentas".

 

Salvado este primer escollo, el líder de los 50 senadores demócratas, Chuck Schumer, y el de los 50 senadores republicanos, Mitch McConnell, pactaron ayer que este primer día se debata durante cuatro horas si este juicio político es constitucional y que luego se vote por mayoría simple. Al menos 5 senadores republicanos se mostraron dispuestos a votar por la constitucionalidad de este primer impeachment contra un expresidente, por lo no se espera hoy una sorpresa.

 

A partir del miércoles fiscales y abogados tendrán dos días para presentar argumentos y, en caso de que se apruebe, testigos. El juicio se celebrará todos los días -excepto el sábado, a petición de un abogado judío de Trump- y el objetivo es que la semana próxima se vote si Trump es absuelto -como en su primer impeachment- o condenado. En ambos caso será necesario el voto de dos tercios de la cámara alta. 

 

Dada la bajeza moral en la que ha caído el Partido Republicano desde que lo “secuestró” Trump cuando se hizo con la candidatura en 2016, casi nadie espera que Trump sea hallado culpable. Para ello, sería necesario que los 50 senadores demócratas voten a favor de una condena y que al menos 17 republicanos se sumen.

 

Del bando demócrata el único que podría dar la sorpresa y votar por la absolución es el senador Joe Manchin del ultratrumpista estado de Virginia Occidental. Por el bando republicano, hay expectación por saber si habrá un motín de senadores o si finalmente se impondrá el síndrome de Estocolmo y seguirán encantados con su “secuestrador en jefe”, deseando que pasen rápido estos cuatro años para volver a intentar el asalto de la Casa Blanca en 2024.

El cineasta estadunidense charló con Edgar Wright en un podcast de Empire Magazine y habló sobre la película protagonizada por Joaquin Phoenix

 

Quentin Tarantino no solo es director, sino que también comparte a menudo sus críticas cinematográficas. La última película que ha analizado es Joker de Todd Phillips, una cinta que, según el realizador, “obliga a los espectadores a pensar como lunáticos”, informó Europa Press.

 

El director charló con Edgar Wright en un podcast de Empire Magazine y habló sobre la película protagonizada por Joaquin Phoenix, que calificó como “un poco monótona”. “¿Es esto lo que hacemos ahora? ¿Toma grandes películas de los 70 y rehacerlas como artefactos de la cultura pop?”, se preguntó.

 

Sin embargo, sí destacó positivamente una escena en concreto. “La subversión, en su máxima expresión, logra una respuesta en la audiencia y un efecto en la pantalla, consiguiendo que la atmósfera del cine cambie”, comentó Quentin Tarantino.

 

“La escena en el talk-show de Joker contiene todo esto a un nivel profundo, un nivel que se infiltra en la mente de los espectadores. No es suspense, va más allá de eso. Todos están dentro. Si ves esta película en el avión, si la ves en streaming, no has visto esta película”, afirmó.

 

La escena en cuestión muestra a Arthur participando en el programa de entrevistas de Murray Franklin (Robert De Niro). La secuencia termina con Joker sacando un arma y disparando a Murray en la cabeza en directo. “El personaje del programa de entrevistas de Robert De Niro no es un villano de película. Parece un idiota, pero no es más idiota que David Letterman. Es solo un comediante idiota, un tipo de programas de entrevistas”, aseguró Tarantino.

 

“No es un villano de película. No merece morir. Sin embargo, mientras la audiencia ve al Joker, quieren que mate a Robert De Niro. Quieren que tome esa pistola, se la meta en el ojo y le vuele la maldita cabeza. ¿Y si el Joker no lo mató? Estarías enojado. ¡Eso es subversión a un alto nivel! Obligaron a los espectadores a pensar como lunáticos”, sentenció.

La productora creada por Barack y Michelle Obama, Higher Ground ha asegurado al menos seis nuevas películas y series para la gran plataforma ¿ya sabes de qué van?

 

Higher Ground, la productora de contenidos audiovisuales fundada por el expresidente Barack Obama (2009-2016) y su esposa, Michelle, continuará trabajando para Netflix con cuatro nuevas películas y dos series de televisión.

 

Las producciones anunciadas este viernes por la compañía se sumarán a un catálogo de colaboraciones que incluye American Factory, ganador del Óscar a mejor documental; Crip Camp y Becoming, la cinta sobre la ex primera dama que continuó el éxito editorial de sus memorias.

 

“Creamos Higher Ground para contar grandes historias. Desde la ciencia ficción hasta la belleza del mundo natural o las relaciones que nos definen, Higher Ground continúa esforzándose por dar con nuevas perspectivas, personajes convincentes e inspirar”, aseguraron Barack y Michelle Obama en un comunicado.

 

CUATRO PELÍCULAS CON LA FIRMA DE LOS OBAMA

 

Del arsenal de proyectos anunciados destaca la película Exit West, que adaptará la novela homónima sobre dos refugiados de Oriente Medio en busca de una vida mejor en Europa y Estados Unidos. Riz Ahmed (Sound of Metal) será uno de los protagonistas de la cinta, basada en uno de los fenómenos literarios más recientes de Estados Unidos.

 

A este proyecto estrella se sumarán otros tres. Uno de ellos de ciencia ficción, titulado Satellite, del que no se conocen más detalles. Otro narrará la vida de Tenzing Norgat, el primer hombre que llegó a la cima del Everest junto a Edmund Hillary. Se titulará Tenzing y contará con Jennifer Peedom (Sherpa) como directora, quien ha pasado años en el Everest, según Netflix.

 

Por último, The Young Wife contará la peculiar boda de Celestina, una joven de 29 años confundida durante la ceremonia.

 

SERIES DOCUMENTALES E INFANTILES

 

Asimismo, los Obama seguirán apostando por el formato documental con una serie que explorará los renombrados Parques Nacionales de Estados Unidos de la mano del cineasta James Honeyborne, responsable de Blue Planet II. Aunque también se apuntarán a la ficción televisiva con otra serie, Firekeeper's Daughter, sobre una joven de 18 años que se infiltra en una investigación policial.

 

Estas dos producciones se sumarán a las previamente anunciadas: Un formato infantil, Ada Twist, Scientist, y la serie documental The G Word With Adam Conover.

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó que no levantará las sanciones a Irán a menos que deje de enriquecer uranio, en un extracto adelantado de una entrevista que la cadena de televisión CBS transmitirá este domingo.

 

A una pregunta de la entrevistadora sobre si E.U. levantará primero las sanciones a Irán para conseguir que regrese a la mesa de negociaciones, Biden respondió con un tajante "no".

 

Tras esa contestación, la periodista insistió en que si para que eso se produzca los iraníes deberían dejar de enriquecer uranio antes, a lo que el mandatario estadounidense asintió con la cabeza afirmativamente.

 

Bajo el acuerdo de 2015 con Irán, E.U. y otras potencias acordaron el levantamiento de las sanciones a la República Islámica a cambio de que limitara su programa nuclear, pero el expresidente Donald Trump retiró a su país del pacto en 2018 y reimpuso esas penalizaciones.

 

Irán empezó el mes pasado a enriquecer uranio a una pureza del 20 %, cuando el acuerdo solo permite un nivel del 3.67 %.

 

Biden ha señalado que por el momento no tiene planes de que E.U. vaya a regresar a ese tratado.

 

 

 

Este domingo, el líder supremo iraní, Alí Jamenei, dijo que Teherán volverá al acuerdo nuclear con las potencias occidentales cuando E.U. levante las sanciones, en una reunión con comandantes y miembros de la Fuerza Aérea.

 

Durante la entrevista, Biden habló también de otro de sus grandes desafíos en política exterior, China.

 

El mandatario indicó que todavía no ha hablado con su homólogo chino, Xi Jinping, porque no ha tenido motivo para llamarlo, aunque auguró que probablemente pase "más tiempo" con él que con ningún otro líder mundial.

 

"Tuve 24, 25 horas de reuniones privadas con él cuando era vicepresidente (Biden fue vicepresidente del Gobierno de Barack Obama entre 2009 y 2017), viajé 17.000 millas con él (unos 27.358,8 kilómetros). Lo conozco bastante bien", subrayó.

 

Describió a Xi como un político "brillante" y "duro", sin un sentido de lo que es democracia: "Pero la cuestión es, y se lo he dicho todo el tiempo, que no necesitamos tener un conflicto, pero que va a haber una competición extrema", opinó Biden.

 

"Y no voy a hacerlo de la manera que él conoce, y eso es porque él está mandado señales también -siguió-. No voy a hacerlo de la manera que (Donald) Trump hizo, vamos a centrarnos en las normas internacionales".

 

Las relaciones entre EE.UU. y China se enquistaron durante el mandato de Trump, quien comenzó una guerra comercial en marzo de 2018; confrontación que luego saltó también al plano diplomático y tecnológico, entre otros, y que fue exacerbada por la pandemia, de la que el expresidente estadounidense culpó a Pekín. 

SAN DIEGO.— La actual dirección de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) tomó parte en un esfuerzo para proteger a agentes por la muerte en 2010 de un hombre que recibió varias descargas eléctricas tras ser detenido después de tratar de cruzar la frontera desde México a California de forma irregular, según un documento de un caso internacional de derechos humanos.

 

El documento hecho público el jueves se refiere a la muerte de Anastasio Hernández Rojas, de 42 años. Fue golpeado con porras y electrocutado varias veces mientras yacía tendido y con grilletes en el piso en el puerto de entrada de San Ysidro, en San Diego.

 

Hernández sufrió daños cerebrales, cinco costillas rotas y otras lesiones, según documentos judiciales, y murió días después en un hospital.

 

Una autopsia concluyó que las descargas, además del esfuerzo físico y el consumo de metanfetamina, contribuyeron a su muerte por un infarto.

 

El deceso atrajo un intenso escrutinio en 2012, tras la publicación de un video de un testigo en la televisora PBS que parecía mostrar a Hernández recibiendo una descarga mientras estaba tirado en el piso, rodeado por alrededor de una docena de agentes.

 

Según documentos judiciales, ocho policías y agentes de la CBP y otras agencias reconocieron haber utilizado la fuerza mientras otros nueve estaban presentes.

 

“Más que nada, quiero una disculpa por lo que los agentes fronterizos le hicieron a mi esposo”, dijo la viuda de Hernández, María Puga, en un comunicado de la Clínica Internacional de Derechos Humanos de Berkeley, de la Universidad de California. “Lo trataron como a un animal, no como a un humano, y lo mataron. Destruyeron a mi familia y siguen destruyendo a otras familias. No pararán hasta que se les exijan responsabilidades”.

 

La CBP no respondió de inmediato a correos electrónicos pidiendo comentarios en jueves en la noche.

 

A petición de la familia, el caso está siendo revisado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ha examinado abusos de derechos humanos, incluyendo masacres y desapariciones, principalmente en Centroamérica y Sudamérica.

 

Esta es la primera vez que la comisión estudia acusaciones de asesinato extrajudicial que afecta a las fuerzas de seguridad de Estados Unidos.

 

El fallo de la comisión no tendrá validez legal en el país, pero una decisión negativa podría tener un impacto simbólico e internacional en la reputación de Estados Unidos.

 

La vacuna rusa Sputnik V necesita un total de dos dosis para ser efectiva y aún no hay evidencia científica para asegurar que solo una genere una inmunidad completa contra el coronavirus, como reclaman muchos de mensajes en las redes sociales.

 

Usuarios de Facebook y Twitter han dado por hecho que con una única dosis "basta" para alcanzar una protección efectiva contra esta pandemia, que ya deja en el mundo más de 2,2 millones de muertos y supera los 105 millones de contagios.

 

"Resulta que ahora la vacuna Rusa es la más efectiva, sirve para todas las edades y es tan, tan buena, que con una sola dosis basta", aseguró una usuaria de Twitter, cuyo mensaje ya ha sido compartido más de 300 veces en esa red social.

 

También, en Facebook, otro internauta escribió: "VENTAJA DE LA VACUNA RUSA: ES DOSIS ÚNICA".

 

Su publicación, que acompañó con emojis de sorpresa, acumula ya más de 1.700 reacciones en esa plataforma y ha generado unos 727 comentarios, en los que usuarios dan por hecho la información y piden ser inmunizados con ese fármaco desarrollado por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia.

 

DATOS: Sin embargo, la vacuna rusa está diseñado para dos dosis, una de impacto y otra de refuerzo a los 21 días, para alcanzar su mayor potencial y aún no existe suficiente evidencia científica para asegurar que una sola inmunización proteja al organismo del virus.

 

De acuerdo con el sitio web oficial de la Sputnik V, este fármaco que usa dos vectores adenovirales ya ha sido registrado en 15 países, es una vacuna "que se administra en dos dosis" y su precio en "los mercados extranjeros será de menos de 10 dólares" cada una.

 

"Más de 50 países han solicitado la vacunación de más de 1.200 millones de personas con 'Sputnik V' (2.400 millones de dosis, ya que es una vacuna de dos dosis). Para el suministro al mercado mundial, la vacuna será producida por los socios internacionales de RDIF (el Fondo Ruso de Inversión Directa) en India, Brasil, China, Corea del Sur y otros países", asegura el portal de promoción.

 

Además, continúa, en los ensayos clínicos que se adelantan sobre el medicamento se han suministrado las dos dosis -o un placebo en alguna de las dos ocasiones- a un total de 31.000 voluntarios, repartidos en la fase III en países como Emiratos Árabes, India, Venezuela y Bielorrusia.

 

SE ESTUDIA LA EFICACIA DE UNA DOSIS ÚNICA

 

Un análisis provisional del ensayo en fase III de la Sputnik V, publicado esta semana por la revista científica The Lancet, sugiere que el régimen de dos dosis de este fármaco ofrece una eficacia del 91,6 % contra la enfermedad sintomática, una protección que en mayores de 60 años se eleva al 91,8 %.

 

Estos resultados preliminares se basan en el análisis de los datos de casi 20.000 participantes, de los cuales tres cuartas partes recibieron la vacuna y una cuarta parte un placebo.

 

La Gam-COVID-Vac (nombre técnico de la Sputnik V) es, entonces, una vacuna de dos partes que incluye dos vectores de adenovirus -rAd26-S y rAd5-S- que han sido modificados para expresar una proteína del SARS-CoV-2.

 

Los adenovirus están debilitados para que no puedan replicarse en las células humanas y, además, no puedan causar la enfermedad.

 

En el ensayo analizado, los participantes recibieron una dosis de rAd26-S, seguida de una dosis de refuerzo de rAd5-S 21 días después.

 

Según sus responsables, el uso de un vector de adenovirus diferente para la vacunación de refuerzo puede ayudar a crear una respuesta inmunitaria más potente, ya que minimiza el riesgo de que el sistema inmunitario desarrolle resistencia al vector inicial.

 

Es por eso que la conclusión de que su efectividad es del 91,6 % se basa, recordaron los científicos, en el esquema de doble dosis.

 

Aunque el estudio no se diseñó para evaluar la eficacia de un régimen de dosis única, los resultados apuntan a la aparición temprana de un efecto pero "parcialmente protector" entre los 16 y 18 días después de la inmunización con una dosis única.

 

Sin embargo, aún no hay evidencia científica sólida que indique que no se deben aplicar las dos dosis y, por ello, el equipo de investigación recibió recientemente la aprobación para investigar la eficacia de una sola dosis.

 

La vacuna rusa ha sido autorizada, además de en Rusia, en otros 14 países, entre ellos México, Hungría, Argelia, Serbia, Argentina, Bolivia, Venezuela, Paraguay, Turkmenistán, Bielorrusia, Kazajistán, Emiratos Árabes Unidos e Irán.

 

También se han interesado por ella República Checa, Colombia, Sri Lanka, entre otros países.

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA