Está aquí: HomeSuper User

México.- Por más de 70 años, el Estado Mayor se ha encargado de proteger al Presidente de México; no obstante, el futuro mandatario, Andrés Manuel López Obrador, considera poner fin a este cuerpo de elite, formado principalmente por militares y que sólo rinde cuentas al jefe de Estado.

 

Después de ganar con una holgada ventaja las elecciones del 1 de julio (en las que acaparó más de 53 por ciento de los sufragios), el izquierdista confirmó que rechazaría la protección del Estado Mayor Presidencial, formado en la década de 1940.

 

“He sostenido que me cuida la gente y me cuida el pueblo, y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, clamó el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien también afirmó que el Estado Mayor pasaría a integrarse en la Secretaría de la Defensa (Sedena) como parte de su Plan de Austeridad Republicana.

 

El Estado Mayor, órgano con un carácter técnico-militar, está conformado por dos mil 021 personas, de las cuales 84 por ciento son hombres.

 

De estos efectivos, mil 586 forman parte de las Fuerzas Armadas -82 por ciento provenientes del Ejército, nueve por ciento de la Armada y nueve por ciento de la Fuerza Aérea-, 52 son policías federales y 383 son civiles, los cuales realizan básicamente funciones administrativas.

 

Además, cuentan con las tareas de apoyo de los más de seis mil integrantes de Guardias Presidenciales del Ejercito y de la Armada.

 

Su máxima responsabilidad es cuidar las espaldas del Presidente del país, pero también se encargan de la seguridad de su familia, de los secretarios de Estado y candidatos presidenciales, entre otras personas.

 

También son los responsables de coordinar la seguridad y logística de aquellas visitas que realicen jefes de Estado y de Gobierno extranjeros a México.

 

El experto en seguridad Erubiel Tirado dijo hoy a EFE que el Estado Mayor nació con el objetivo de que no se concretase un golpe de Estado en los tiempos posteriores a la Revolución Mexicana (1910-1920).

 

Pero con los años no sólo no desapareció, sino que “adquirió otras funciones y, obviamente, deformaciones”, así como “claroscuros”, argumenta el coordinador del Diplomado en Seguridad Nacional, Democracia y Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana.

 

Por ejemplo, señala Tirado, existe la teoría de que fueron miembros del Estado Mayor Presidencial los que dispararon contra el Ejército regular el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, y así se inició la matanza estudiantil de Tlatelolco.

 

Asimismo, “se le han dado atribuciones de espionaje; alguien dirá ‘inteligencia política’, pero son de espionaje, lo que da otro cariz al desempeño” de este órgano, abunda el académico.

 

Los integrantes del Estado Mayor, en términos de mando, actualmente no responden ante la Sedena o ante las otras instituciones de las que proceden. Su presupuesto, además, sale de la partida destinada a Presidencia.

 

“Son legal, presupuestal y políticamente irresponsables; es decir, no le responden a nadie más que al presidente”, dice el catedrático.

 

El mayor fracaso del Estado Mayor Presidencial a lo largo de su historia fue el asesinato en marzo de 1994 de Luis Donaldo Colosio, candidato a la Presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien fue baleado tras un mitin en Tijuana.

 

Ahora, la cuestión de quién quedará al cargo de la seguridad presidencial si el Estado Mayor no está presente sigue siendo una incógnita, dado que López Obrador hasta el momento no ha ido más allá del argumento de que el pueblo lo protegerá.

 

Una actitud que se asemeja a la que tenía cuando ejerció como jefe de Gobierno de la Ciudad de México (2000-2005), cuando nombró como encargadas de su seguridad a “Las Gacelas”, un grupo de mujeres con las que pudo seguir ofreciendo la imagen de cercanía que quería mostrar de cara a los ciudadanos.

 

Incluso el actual Presidente de México, Enrique Peña Nieto, dice haber “insistido” durante sus charlas con López Obrador en la necesidad de que cuente con seguridad.

 

“Es una definición que él tomará en última instancia (…) pero creo que es algo importante”, refirió el mandatario.

Por Adela Navarro Bello

 

Andrés Manuel López Obrador es el virtual Presidente de México, no tendrá su constancia de mayoría -la cual lo convertirá en Presidente Electo-, hasta agosto. Aun cuando la fecha fatal para entregar la constancia es el 6 de septiembre, dada la arrasadora votación que obtuvo el tabasqueño y las pocas impugnaciones sobre su elección, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación estiman que estarían entregándole el documento que oficializará su triunfo, durante la primera semana del próximo mes.

 

Hasta entonces será considerado electo, y tomará posesión el 1 de diciembre de 2018, cuando asuma las funciones del Ejecutivo Nacional plena y oficialmente. Mientras tanto, puede planear, proyectar, consensuar, adelantar, pero no ejercer. No tiene pues el poder oficial para llevar a cabo las acciones que ya ha prometido.

 

Enrique Peña Nieto es Presidente de la República; su partido y él mismo, dado que fue quien impuso al “candidato ciudadano” del PRI, perdieron el gobierno de la República el 1 de julio de 2018, y de tal caída no se han podido recuperar. Mientras en el PRI han obligado a renunciar a René Juárez Cisneros (no que pudiera mucho por esa instancia), en la Presidencia de la República prácticamente y para efectos públicos y mediáticos, han bajado la cortina.

 

Así por un lado tenemos a uno que aún no es Presidente pero lo parece, y por el otro a un Presidente que es pero ya no lo parece.

 

México tiene uno de los periodos más largos de transición gubernamental en la Presidencia de la República, cinco meses entre el día de la elección y la toma de posesión. Lapso que en esta ocasión da la impresión de ser más extenso, dado que no hubo conflictos post electorales. Los más de 30 millones de votos a favor de López Obrador lo ubicaron 17 millones 464 mil 959 sufragios por encima del segundo lugar que logró Ricardo Anaya Cortés con 12 millones582 mil 741, no solo no dejaron dudas de la voluntad del electorado, sino que representaron la oportunidad para que los Consejeros del Instituto Nacional Electoral pudieran anunciar un certero recuento preliminar y destacaran a un triunfador contundente, descartando con ello retrasos en el conteo de los votos o las impugnaciones, a las que partidos políticos y otros candidatos presidenciales no recurrieron ante la contundencia del resultado.

 

Vaya, fue tan clara la superioridad de López Obrador, que prácticamente todos dan por sentado que es el Presidente aunque aún no tome protesta. Al tiempo que Peña Nieto fue el primero en reconocer la victoria del candidato de Juntos Haremos Historia, y lo recibió el 3 de julio de 2018 en Palacio Nacional, restándole con ello fuerza a la Presidencia de la República que aun encabeza, aunque ya no tenga el ánimo.

 

Cinco meses para el cambio en la Presidencia de la República resultan mucho tiempo, especialmente habiendo tan claros resultados. Un ingrediente adicional a la tediosa espera, es que con por primera vez, la República transitará de un gobierno de centro, centro derecha, a uno de izquierda. Las políticas públicas de uno y otro son harto distintas. Y Andrés Manuel López Obrador se ha encargado de así darlo a conocer.

 

En la reforma electoral de 2014 consideraron esta situación y el periodo de transición de ha acortado. Andrés Manuel López Obrador de hecho, concluirá su sexenio el 30 de septiembre de 2024 y su sucesor tomará posesión del cargo tres meses después, el 1 de diciembre de 2024.

 

En otros países las transiciones suelen ser más expeditas. En Francia por ejemplo, Emmanuel Macron ganó la elección el 7 de mayo de 2017 y tomó posesión siete días después, el 14 del mismo mes. En Colombia, Iván Duque Márquez ganó la Presidencia el 17 de junio de 2018 y tomará posesión en un mes, el 28 de agosto.

 

En Canadá el periodo de transición es menos de un mes. Justin Trudeau ganó su elección el 16 de octubre de 2015, y tomó posesión del gobierno al siguiente mes, el 4 de noviembre de 2015. También en Perú el periodo entre la elección y la investidura es corto: elección el junio, toma de posesión en julio.

 

Un periodo de transición corto permite que el gobierno no se detenga. Que no haya pausas innecesarias en la maquinaria gubernamental, y especialmente no dar un amplio margen de maniobra para la persona y el equipo que va de salida. Hoy por hoy, Enrique Peña Nieto y su gabinete pueden seguir realizando las transacciones que les venga en gana, sobre las cuales tengan intereses, o las que les convengan, perjudicando no solo las finanzas del próximo gobierno, sino los recursos de los mexicanos todos.

 

Por ejemplo, López Obrador en sus 50 acciones del plan de austeridad, se refiere enteramente al ejercicio del gobierno, de cómo cambiarán las condiciones de trabajo tanto de personal de confianza como de base, de titulares y de subalternos, de la utilización de los bienes de la Nación y de la adquisición de otros. Ha dicho incluso que cancelará compras y que mudará personal, oficinas, secretarías enteras, entidades todas que tienen ya servicios comprometidos, personal en busca de una base. Todas las acciones anunciadas por el virtual Presidente de México, pueden ser utilizadas por los funcionarios de hoy para sacar provecho ante la llegada de lo inminente, el cambio de poder y el cambio de política.

 

En estas circunstancias cinco meses son demasiados, y como es evidente en el actual proceso, llevan a conflictos de autoridad entre quien la tiene y quien la tendrá. En ese tiempo también los atrapa en la sucesión, compromete las acciones del sucesor. Por ejemplo, en materia financiera, dado que es el equipo de Peña quien se encarga de elaborar el presupuesto de 2019, pero será el de López Obrador el que lo ejercerá. A decir de hoy, hay un entendimiento en los equipos de ambos Presidentes (Virtual y Constitucional) para desarrollar el presupuesto, pero vaya esa no es ni la norma, ni representa lo deseable.

 

Aun cuando el tiempo de transición se acortará a partir del año 2024, en México es necesario avanzar para estrechar aún más el periodo de transición, que la maquinaria gubernamental no se detenga, y especialmente, que no tengamos dos Presidentes durante cinco o tres meses, y los dos con un pode muy acotado, entre el que ganó pero no es, y el que es pero ya perdió.

Tijuana, Baja California.- Aproximadamente siete libras de “cristal” y un arma de fuego, decomisaron agentes de la Policía Municipal a un presunto delincuente.

 

La detención ocurrió durante las primeras horas del pasado miércoles sobre la calle Bugambilias del fraccionamiento Bugambilias, en la delegación Cerro Colorado.

 

A dicho lugar arribaron policías municipales en seguimiento a un reporte a la línea de emergencia 9-1-1, en el cual se informó sobre personas armadas en dicha vialidad.

 

Una vez en sitio los uniformados observaron un Ford F-150 de color blanco, dentro del cual se encontraba un sujeto que fue identificado como Víctor “N” de 26 años de edad, originario de Tijuana, Baja California.

 

Durante una revisión precautoria, al sujeto le hallada fajada a la cintura un arma de fuego calibre .38 Súper, mientras que dentro del vehículo se localizaron siete bolsas con una sustancia similar al “cristal”, cada una de ellas con peso aproximado de una libra.

 

Por lo anterior Víctor “N” junto con la droga decomisada, fue detenido y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público correspondiente, quien determinará su situación jurídica.

Tijuana, Baja California.- En posesión de un arma larga de las denominadas M1 abastecido con 14 cartuchos útiles, fue detenido un hombre por elementos de la Policía Municipal de Tijuana.

 

Durante un patrullaje de vigilancia en el fraccionamiento Haciendas Las Fuentes, los policías municipales intervinieron al sospechoso sobre la calle Amaranto lateral con Fuente de Mexicali.

 

Tras ser asegurado luego de intentar apelar a la fuga pie tierra, dicho individuo se identificó como Julio Cesar “N” de 43 años de edad, originario de la ciudad de Acapulco.

 

Al hombre le fue incautada un arma larga tipo fusil de los llamados M1 calibre .30, el cual se encontraba abastecido con catorce cartuchos útiles, motivo por el que fue puesto bajo arresto.

Los cadáveres de dos hombres envueltos en bolsas de plástico color negro y un narcomensaje,  fueron localizados la mañana de este jueves 19 de julio, en el Fraccionamiento Villa del Álamo, en Tijuana.

 

Los primeros datos apuntan que a las 05:59 horas se alertó que en la calle Dalia, a un costado del poste de la Comisión Federal de Electricidad identificado con el número 775729 se encontraban dos cuerpos sin vida en bolsas y atados con cinta transparente.

 

Al arribo de los cuerpos de emergencia confirmaron el macabro hallazgo así como el mensaje en una manta blanca que a la letra decía: “LOS PROXIMOS EN LAS MALETAS VAN A SER (BRAYAN MANNUEL MORENO Y EREDDY. LA BARREDORA YEGO”

 

Hasta el momento los occisos no han sido identificados.

Tijuana.- La percepción de inseguridad que tienen los tijuanenses es menor comparada con la que tenían hace tres meses, según la estadística del Instituto Nacional de Geografía (Inegi).

 

Los números dicen que, en marzo, 82.5% de los ciudadanos percibían inseguridad, y en junio de este año el porcentaje bajó a 77.2%.

 

Los encuestados, de acuerdo con el reporte de Inegi, respondieron entre otras cosas sobre la sensación de inseguridad, si fueron testigos de un delito o si han cambiado rutinas por temor a ser víctimas del delito.

 

También respondieron sobre la percepción del trabajo que hacen policías, ejército, Marina, y el desempeño gubernamental.

 

La ciudad incluso aparece por debajo de la media nacional, donde 75.9% de la población, de más de 18 años de edad, considera que su ciudad es insegura.

 

“Las ciudades con mayor sensación de inseguridad fueron Reynosa, Fresnillo, Cancún, Región Oriente de la Ciudad de México, Región Norte de la Ciudad de México y Ecatepec de Morelos”, informó Inegi.

 

El porcentaje de percepción de inseguridad en Tijuana llama la atención cuando la cifra de asesinatos ronda las mil 300 víctimas, y viene del año más sangriento en su historia.

 

Autoridades dicen constantemente que la mayoría de los crímenes están relacionados con conflictos por la venta de droga en las calles.

 

La misma estadística oficial dice que la percepción de inseguridad aumentó entre junio del año pasado y junio de este año, pasando de 72.9% al 77.2%.

 

"Las ciudades con menor porcentaje de percepción de efectividad para resolver problemas fueron: Cancún (6.7%), Tijuana (7.3%) y Tuxtla Gutiérrez (7.5%)"', reportó Inegi.

 

 

Alrededor de las 21:20 horas del miércoles 18 de julio, se registró una llamada a la central de emergencia en Tecate, informando que tres personas presuntamente se habían intoxicado y se encontraban inconscientes sobre el callejón Madero y Venustiano Carranza.

 

Al arribo de los cuerpos de emergencia, las víctimas fueron trasladas al Hospital General de la localidad, en donde posteriormente se informó que las personas se habían intoxicado al inhalar narcóticos, al parecer fentanilo.

 

Uno de los accidentados sufrió un paro cardio-respiratorio falleciendo minutos después, los otros dos se encuentran estables.

 

 

 

Tres baleados 

 

Derivado de un ataque armado registrado en una tienda de abarrotes en la colonia Villa del Campo, una mujer  y dos hombres resultaron heridos. Los masculinos, al parecer víctimas colaterales de los hechos, arribaron por su propio pie a las instalaciones de Cruz Roja en Tecate.

 

Tras estabilizar a los lesionados, uno de ellos estudiante de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Baja California y otro estadounidense, fueron trasladados al Hospital General y Clínica 6 de IMSS.

 

Una de las víctimas recibió una herida en la extremidad inferior izquierda y el otro a la altura del fémur izquierdo.

 

Datos obtenidos por ZETA señalan que el ataque era directo contra la mujer, quien es propietaria del comercio.

 

Hasta el momento no hay personas detenidas en relación a los hechos.

Tijuana.- Por sólo tres meses, el senador electo por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Jaime Bonilla, fungirá como representante por Baja California. Aunque anunció que el 1 de septiembre de este año asumirá el cargo, será el 2 de diciembre, posterior a la toma de posesión del virtual ganador Andrés Manuel López Obrador, que solicitará licencia para desempeñar el cargo de coordinador general, figura que sustituirá a los delegados federales de las 32 entidades.

 

“No puedo tener dos cargos al mismo tiempo, yo pediré licencia, el día 2 de diciembre, una vez que Andrés Manuel López Obrador tome posesión de la presidencia, pido licencia o lo pido por escrito y en la próxima junta, asamblea del senado, estará mi suplente tomando protesta”, afirmó.

 

Afirmó que su suplente, Gerardo Novelo, empresario ensenadense, continuará con los compromisos y solicitudes hechos en campaña, como la creación de la carretera en Ojos Negros, proyecto con el que buscan la creación de una obra de cuatro carriles, así como la creación de un hospital en el área de San Quintín.

 

IVA A LA BAJA

 

Otro de los compromisos que aseguró es viable a concretarse es la tan sonada disminución del IVA en la franja fronteriza. Con relación al tema, aseguró que buscarán que el Impuesto sobre el Valor Agregado se iguale con el que se registra en el vecino estado de California.

 

“Tijuana se vería muy beneficiada; no se trata de cobrar mucho IVA para recaudar, se trata de que haya más causantes para que se distribuya, por eso creemos que es viable la propuesta de bajar el IVA y que esté similar a California”, afirmó.

El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) anunció este jueves que apelará la multa por 197 millones de pesos (mdp) que le impuso ayer el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), tras una investigación por el supuesto uso con fines electorales del Fideicomiso “Por los demás”, creado para ayudar a damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre.

Al respecto, a través de su cuenta de la red social Twitter, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador -quien tomó unos días de descanso esta semana en su rancho de Palenque, en Chiapas-, calificó la sanción como una “vil venganza”, además de que defendió el uso correcto de los recursos que entraron al Fideicomiso.

 

Andrés Manuel 
 
@lopezobrador_
 
 La multa impuesta por INE a Morena por 197 mdp es una vil venganza. No existe ningún acto inmoral con el fideicomiso a damnificados por el sismo. Nosotros no somos corruptos ni cometimos ilegalidad. Por el contrario, buscan enlodar una acción humanitaria. Acudiremos a tribunales.

Por su parte, Horacio Duarte Olivares, representante de Morena ante el INE, aseguró que su partido no violó la ley y acusó a algunos consejeros electorales de impulsar una agenda política. Además, señaló que el instituto político llevará la multa ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para apelar la decisión.

 

Ver imagen en Twitter
Horacio Duarte Olivares@horacioduarteo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Posicionamiento del Fideicomiso “Por los Demás” respecto a la multa ilegal del @INEMexico. La decisión del @INEMexico es una venganza política y una vileza propagandística.

El INE también multó al todavía gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 36.5 mdp, por supuestamente deducir dinero de los salarios de los trabajadores del estado Chihuahua, efectivo que luego fue canalizado a dicho instituto político. Asimismo, Acción Nacional (PAN) recibió otra multa de 3 millones de pesos, por presuntamente recibir fondos de empresas privadas durante las elecciones presidenciales.

Ayer miércoles, por 10 votos a favor y uno en contra, el Consejo General del INE aprobó multar al partido Morena, con 197 millones de pesos, por supuestamente utilizar con fines electorales, los recursos del Fideicomiso “Por los demás”, que creó para ayudar a damnificados del sismo del pasado 19 de septiembre de 2017.

Tras más de dos horas y media de discusión, el proyecto de sanción que presentó el consejero Ciro Murayama Rendón fue aprobado, mientras que el voto en contra fue de parte del consejero José Roberto Ruiz Saldaña. Por su parte, Horacio Duarte Olivares, representante de Morena ante el INE, dijo que la investigación es parcial y tiene el propósito de dañar a dicho partido.

Aunque Morena defendió que el Fideicomiso era de carácter privado y tenía el objetivo de recaudar dinero para ayudar a los damnificados, el consejero Murayama Rendón afirmó que éste fue usado como un esquema de financiamiento, ya que el dinero no fue entregado a damnificados sino a militantes de Morena, y en efectivo, por lo cual es imposible saber cuál fue su uso.

Tanto Duarte Olivares, como el consejero Ruiz Saldaña, recordaron que parte del proyecto de Murayama Rendón fue filtrado a la prensa días antes de la elección del 1 de julio, con el propósito de “afectar políticamente” a Morena, por lo que ambos pidieron investigar quién divulgó la información.

Aunque Morena dijo que es un fideicomiso privado, Murayama Rendón aseguró que se abrió con la dirección del partido, hubo participación de dirigentes de dicho instituto político en su operación y los recursos se dieron a más de 40 personas que militan en el mismo.

Según el partido, se trata de un fideicomiso privado y que en este figuran personalidades como Laura Esquivel, Julio Scherer Ibarra, Laura María de Jesús “Jesusa” Rodríguez, Francisco Ignacio Taibo Mahojo (mejor conocido como Paco Ignacio Taibo II), Elena Poniatowska Amor y el sacerdote José Alejandro Solalinde Guerra, entre otros.

En respuesta a una solicitud de transparencia que realizó el medio electrónico Aristegui Noticias, el partido que postuló y que dirigió el virtual presidente electo López Obrador, aseguró que el Fideicomiso fue creado por particulares, es decir, que en su apertura no intervinieron recursos públicos ni del propio partido, y que por lo tanto, no está obligado a abrir la información a la ciudadanía.

Sin embargo, fue el entonces dirigente nacional de dicho partido, el propio López Obrador en su cuenta de la red social Facebook, quien anunció la creación del Fideicomiso en septiembre del 2017. Tanto Morena, como el virtual presidente de la República electo, han dicho que impugnarán la sanción ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“El Fideicomiso ‘Por los demás’ fue creado por particulares y no se involucra en su financiamiento ninguna clase de recurso público proveniente de las prerrogativas de Ley que recibe la organización”, dice la respuesta a la solicitud de transparencia 2230000043018.

“Decidimos destinar estos fondos mediante un Fideicomiso, que ya se constituyó el día de hoy, es el fideicomiso 73803, llamado Fideicomiso por los demás, se constituyó en el banco Afirme, con el número de cuenta: 133–121765, sucursal Plaza Inn”, dijo López Obrador el 25 de septiembre del año pasado, quien previó ayudar a unos 45 mil damnificados.

Dicha decisión abrió una discusión pública sobre la renuncia de los partidos públicos a las prerrogativas a las que tienen derecho, a fin de donarlas a los damnificados por el sismo. Según López Obrador, dicho Fideicomiso era “la manera más eficaz y segura en la cual la ciudadanía puede ayudar a los damnificados, ya que los fondos recabados serán entregados a quienes lo necesiten”.

A pesar de que el anuncio fue hecho por López Obrador en su calidad de presidente de Morena, la Secretaría de Finanzas de dicho partido respondió que no es su obligación tener información sobre un Fideicomiso “creado por particulares” y en el que no hubo uso de dinero público.

Sin embargo, el INE afirma que “el partido participó activamente en la constitución de este instrumento financiero para allegarse de recursos como un mecanismo de financiamiento alterno a las reglas establecidas respecto al financiamiento privado en la Ley”.

Al Fideicomiso, informó el Instituto, entraron unos 78.8 millones de pesos: 44 millones en efectivo, 14.7 millones en cheques de caja y 19.7 a través de transferencias. Mientras que egresaron 64.4 millones a favor de miembros de Morena y que fueron cobrados en efectivo.

-Con información de Aristegui Noticias.

San Diego.- Un promedio de 8.5 toneladas de cocaína fueron decomisados por elementos de la Guardia Costera y entregados a las autoridades en la Terminal Marítima número 10, en el condado de San Diego. Los narcóticos fueron incautados mediante operativos realizados en aguas internacionales del Océano Pacífico, frente a Centroamérica y Sudamérica.

as autoridades estiman que la droga pudo haber alcanzado un valor de 260 millones en el mercado negro. Informaron que la droga fue decomisada en operativos implementados en cuatro buques sospechosos de contrabando a finales del mes dejunio y mediados de julio.

 

 

 

"Continúo impresionado por la dedicación y la tenacidad de las tripulaciones a bordo de nuestros cortadores y las difíciles y peligrosas misiones que realizan", expresó Alain Balmaceda, comandante al mando quien reconoció la labor de los elementos quienes impidieron la llegada de ocho toneladas de cocaína a las calles y familias de la región.

 

 

 

De acuerdo con las autoridades, el último decomiso de más de cinco toneladas fue en marzo de 2016.

Página 1 de 919

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA

 

Carlos Alejandra, A.C.