Está aquí: HomeNacional

Nacional

De acuerdo con fuentes ministeriales, exdirector de Pemex abandonó el nosocomio custodiado por elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República

 

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, fue dado de alta la madrugada de este sábado del hospital, al sur de la Ciudad de México, donde estuvo internado

durante 15 días para ser atendido de la anemia y los problemas del esófago que le detectaron al ser extraditado al país.

De acuerdo con fuentes ministeriales, Lozoya Austin abandonó el nosocomio custodiado por elementos de la Policía Federal Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR).

Se prevé que hoy acuda al Reclusorio Norte de la Ciudad de México a rmar para cumplir con la medida cautelar impuesta por los jueces que llevan los casos

Agronitrogenados y Odebrecht.

La noche del viernes le fue colocado el brazalete electrónico con el que podrá seguir su proceso en libertad.

Su abogado Alejandro Rojas acudió al hospital junto con agentes ministeriales y los trabajadores de la empresa que renta el dispositivo, para colocarle el dispositivo en

el tobillo.

Con esto, el exfuncionario debe registrar el domicilio en el que permanecerá la mayor parte del tiempo para que el brazalete lo monitoree vía satelital, el cual desde hoy ya está activo y

enviará alertas en lapsos de entre 30 y 60 segundos.

La utlización del dispositivo fue ordenada por los jueces de control del Reclusorio Norte que lo vincularon a proceso por asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho en los casos de

Odebrecht y Agronitrogenados.

 

Para este lunes las víctimas fatales a nivel nacional por la pandemia de COVID-19 ascendió a 44,022, cifra que registra un incremento de 342 fallecidos reportados en las últimas 24 horas, mientras que los casos confirmados a esta enfermedad se ubica en 395,489 personas que han contraído el virus cifra que registró un aumento de 4,973 personas que han dado positivo.  

 

En este mismo sentido, José Luis Alomía director general de Epidemiología,  indicó que el número de casos activos suman ya 47,655, cifra que registra una disminución de -3,957 personas respecto al domingo cuando se contabilizaron 51,612 casos.  

 

Respecto al número de personas sospechosas al COVID-19 también se observa una disminución en el número total de -3,411 casos en las últimas 24 horas, al pasar de 89,397 personas el domingo, a 85,986 este lunes.  

 

En este sentido, Alomía Zegarra indicó que para los casos estimados y el de las defunciones estimadas, la tendencia continúa con siendo descendente “lo que habla de la disminución en la velocidad de la epidemia”.  

 

Pese a ello, el porcentaje de ocupación de camas de hospitalización general a nivel nacional es de 47 por ciento, aunque estados como : Nuevo León y Tabasco se encuentran en niveles de 79 y 78 por ciento, respectivamente, así como Coahuila, 69 por ciento; Veracruz, 67; Puebla, 66; Colima, 65; Nayarit, 64 y Guanajuato, 60 por ciento, y por encima del 50 por ciento, Tamaulipas, 56; Sonora, 55 y Ciudad de México 53 por ciento.  

 

Además, la disponibilidad de camas con ventilador para pacientes graves, la ocupación promedio a nivel nacional es de 38 por ciento, pero Nuevo León y Tabasco tienen ocupaciones de 70 y 69 por ciento, respectivamente, mientras que Puebla, alcanza el 57; Colima, 54; Veracruz, 52 y Baja California, 51 por ciento.  

 

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, insistió en que el uso de cubrebocas en espacios cerrados donde no se puede conservar la sana distancia, y precisó que “es un elemento que puede ayudar a retener las partículas líquidas que son las que tienen el virus en aerosol, gotas o gotículas”, medidas, abundó, que deben complementarse con el estornudo de etiqueta y lavado frecuente de manos.  

 

El funcionario puntualizó que al ser el COVID, un fenómeno nuevo, hay cosas que se pueden predecir con cierto grado de incertidumbre, o situaciones que se podrán anticipar con la teoría de las enfermedades infecciosas, pero los detalles específicos de cuándo, dónde, cómo se va a presentar un repunte de la epidemia es muy complejo.  

 

“Es completamente esperable que cuando haya un desconfinamiento vengan repuntes y hay que tomar decisiones y dónde se requiera disminuir la movilidad”, lo cual podría ocasionar, como ya ocurrió en algunos estados que de semáforo naranja vuelva al rojo “nadie debe sorprenderse”, señaló, al tiempo que reconoció que esta situación sí es frustrante “porque uno esperaría tener ya un control progresivo de la epidemia que permitiera una apertura de las actividades sociales y económicas pero no ha sido así en ninguna parte del mundo no tendría por qué ser diferente en México”.  

 

Asimismo, admitió que se estará observando un patrón de repunte de casos en lugares desconfinados y habrá que tomar decisiones, oportunas como lo ha hecho la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, decisiones apropiadas, oportunas, decididas, enfocadas a la reducción de la transmisión y reducir la tasa de contagios.  

 

En su oportunidad, Guillermo Rafael Santiago Rodríguez, director general Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), dio a conocer la puesta en marcha del programa “Contacto Joven”, a fin de brindar acompañamiento emocional a jóvenes en la actual pandemia y el confinamiento que ha obligado a permanecer encerrados en el hogar en donde muchas veces las relaciones familiares no son del todo buenas, e incluso antes de la pandemia ya estaban mal.  

 

Quienes lo necesiten, podrán comunicarse a esta línea de atención 55-72-1120-09, que comenzó a funcionar a principios del mes en curso,  

 

Esta red de apoyo está conformada por 300 jóvenes, capacitados en salud mental, primeros auxilios, intervención en crisis, identificación de casos de violencia con perspectiva de género, intervención psicosocial, entre otros. 

Tras llegar a México extraditado de España, fue hospitalizado Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, acusado de cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita, derivados de presuntos sobornos de la constructora Odebrecht.

 

Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, fue hospitalizado por anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud.

 

“El perito médico de la #FGR realizó la revisión física y médica del extraditado (Emilio Lozoya) y encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su internación en un hospital”, explicó la Fiscalía.

 

La familia del extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera también una revisión, en la que encontró los mismos síntomas. Por lo que, el MPF ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policiaca.

 

Emilio Lozoya llegó a las 00:46 horas de este día a México, aplicándosele el protocolo correspondiente en el que el #MPF, le leyó sus derechos y le informó que se le estaban ejecutando las órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht, y que quedaba detenido.

Ante el aumento de ataques a las mujeres, la presidenta de la comisión de derechos humanos del Senado, Kenia López Rabadan impulsa  hasta 26 años de cárcel  para quienes ataquen con ácido, sustancias corrosivas o químicos a una persona, sobre todo al sector femenino en el país.

 

De acuerdo con la organización “Acid Surviviors Trust International” (ASTI), la violencia ácida cobra al año mil 500 víctimas por ataques con ácido, de las cuales el 80 por ciento son mujeres. En el 90 por ciento de los casos los atacantes son hombres y en su mayoría tienen alguna relación con la víctima.

 

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación ha señalado que los ataques con ácido y sustancias similares tienen una altísima carga simbólica, ya que pretenden dejar una marca de por vida, un rostro desfigurado y dejar en el cuerpo de la víctima un recuerdo de su crimen, de sus celos, de su odio y de su control.

 

La senadora panista señaló que el Estado mexicano está obligado a generar normas y políticas que protejan a las mujeres de la violencia con ácido. Recordó que  en México existen múltiples historias de mujeres víctimas que han sido atacadas con ácido y que han sido sometidas a más de 50 cirugías y aún les faltan más.

 

El ácido y otras sustancias abrasivas son utilizadas como un arma que pretende causar un sufrimiento físico enorme e imponerle una condena social que acompañará a la víctima de por vida, abundó la legisladora.

 

En México, los ataques con ácido son cada vez más frecuentes, sin embargo, las autoridades no refieren datos oficiales, y ante ello urge tipificarlos con penas, consideró.

 

La adición de dicho artículo tiene por objeto castigar a quien utilice ácido de cualquier tipo, sustancias corrosivas o inflamables para provocar una lesión o mutilación de una parte del cuerpo. La pena será de siete a 13 años de cárcel, indicó.

 

Asimismo, dijo, aseveró que la pena prevista se duplicará cuando exista o haya existido entre el agresor y la víctima una relación sentimental, afectiva, laboral o de confianza. “Por lo tanto, las reformas permitirán que las sanciones puedan aumentar hasta 14 o 26 años de cárcel si existe rasgo de parentesco o alguna otra relación cercana que involucre a quien ataque a una persona con ese tipo de sustancias”, precisó López Rabadán.

 

Detalló que los agresores y potenciales atacantes deben tener la certeza de que serán castigados conforme a la ley por este tipo de actos, por lo que, en la sesión de la Comisión Permanente de esta semana, ingresará una iniciativa con proyecto de decreto para adicionar un artículo 297 bis al Código Penal Federal.

Un documento interno de la Secretaría de Salud establece con claridad los escalones de riesgo COVID en las diferentes actividades cotidianas. Es el riesgómetro de la nueva normalidad. En la tabla, que Crónica presenta bajo estas líneas, se establece que entre los niveles de bajo riesgo se encuentran acciones como abrir el correo físico, o asistir personalmente por comida para llevar (ojo, no es pedir comida mediante sistemas de reparto), y jugar tenis, salir de campamento o cargar gasolina. En el nivel de riesgo moderado-bajo se ubica el salir a caminar o correr, visitar un museo y permanecer más de una hora en un parque público.

 

Conforme se incrementa una mayor presencia de personas en un solo lugar el nivel de riesgo aumenta. Por ejemplo, cenar en la casa de un amigo, enviar a los niños a la escuela o de campamento, hacer compras en el supermercado, entre otros.

 

En niveles de riesgo moderadamente alto al contagio de COVID-19 se ubican acciones como acudir a una boda o un funeral, comer dentro de un restaurante, acudir a cortarse el cabello, entre otros.

 

Donde el contagio alcanza niveles de alto riesgo se encuentran actividades como ir al cine, viajar en avión, asistir a estadios deportivos o bares.  En la gráfica anexa se pueden consultar los distintos niveles de riesgo y las acciones que nos pondrían poner a un paso del contagio de coronavirus.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que dio negativo a la prueba de COVID-19, a la que se sometió previo a su viaje  a Washington para reunirse con Donald Trump

 

AMLO refirió que no ha tenido síntomas de COVID-19, pero realizó la prueba, porque sería irresponsable ir enfermo.

 

“Me hice la prueba de COVID, no tenía ningún síntoma, le hago caso a los doctores, por eso no me la había hecho. Ahora me la hice, porque voy a viajar y tengo que actuar con responsabilidad, estar muy seguro de que no tengo, afortunadamente, este virus, ya me hice la prueba, llevo mi certificado”, aseguró.

 

El mandatario mexicano reiteró que el tema principal de su visita es el T-MEC y que seguramente se tratarán otros temas. Rechazó, por el momento, hablar del muro fronterizo, que presumió ayer Trump en su cuenta de Twitter

Con 16 mil 872 muertos y 142 mil 690 contagios acumulados por el virus SARS-CoV-2, la Secretaría de Salud del gobierno federal advirtió que México está en semáforo rojo y en el corto plazo no habrá una vacuna para atacar la epidemia que continúa en crecimiento, por lo que destacó que para ir saliendo al espacio público las medidas de prevención será la sana de distancia de al menos 1.5 metros y lavarse las manos.

 

En el reporte diario, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, indicó que Nuevo León y Coahuila han sido las entidades que han ralentizado los reportes sobre el comportamiento del virus por falta de comunicación, principalmente, pese a que se cuentan con plataformas electrónicas para asentar los datos.

 

"No tenemos explicación de por qué a lo largo de diez días no se ha aportado la información se las unidades médicas de esas entidades", dijo el funcionario.

 

En tanto, sobre la epidemia por COVID-19 reiteró el llamado a la población en quedarse en casa y tener en cuenta que esta enfermedad se encuentra aún en punto de máximo riesgo de su propagación.

 

A 13 días de la llamada "nueva normalidad", Hugo López-Gatell expuso: "La epidemia ter-minará en algún momento de octubre, estamos en un momento de incertidumbre. La expectativa es llegar a aplanar la curva epidémica".

 

Destacó que se evitar el aceleramiento de apertura social.

 

EL EFECTO DE LA SANA DISTANCIA. Ricardo Cortés, director de Promoción de la Salud, explicó en conferencia de prensa en Palacio Nacional que ante los indicadores de riesgo por el contagio y la eventual reapertura de actividades en los espacios públicos se debe tomar como medida de protección es a partir de uno mismo.

 

Indicó que el espacio íntimo de las personas es aquel que permite observar lo que hay alrededor de cada uno.

 

El espacio personal establece una distancia de medio metro, el espacio social implica estar a 1.5 metros con respecto al otro y el ideal del espacio público es de 3.5 metros.

 

Sin embargo, ante la posibilidad de mantener esta última distancia, el funcionario federal advirtió que siempre será mejor buscar el espacio de 1.5 metros, además del lavado constante de manos, uso correcto de cubrebocas y no olvidar la etiqueta en el estornudo.

Una vez más, los datos del Gobierno confunden: no hay 501 muertes en 24 horas, sino avisos de defunción atrasados. Una de las muertes anunciadas ocurrió en febrero...

 

El Gobierno de la República registró 5 muertes ocurridas por COVID-19 en las últimas 24 horas. El reporte dado ayer, con 501 muertes nuevas es, una vez más, un conglomerado de datos fatales que ocurrieron hace días o semanas. Es más, una de esas muertes “nuevas” es del 23 de febrero, uno de esos casos que López Gatell se niega a acreditar cabalmente porque ocurrieron antes del primer enfermo oficial y del inicio de las ya famosas fases de respuesta a la pandemia.

 

Además de aquella muerte de febrero, un caso de abril originalmente declarado por Covid fue desechado o  bien refechado (no se aclara) y el resto de casos que componen las 501 muertes “nuevas” corresponden a: 11 en el mes de abril; 69 a la primera quincena de mayo y el resto (416) a la segunda quincena del mes actual.

 

La enorme falta de datos que había sobre el periodo del 16 al 25 de mayo se acentuó por el fin de semana pasado. Eso, que la información se rezague en fin de semana, es algo que ocurre continuamente en los datos que López Gatell y su equipo presentan diariamente en las noches: los hospitales federales y los de las entidades federativas tienden a retrasar los cortes que deben hacer en sábado y domingo, lo que ocasiona que el reporte del lunes sea deficiente y el reporte del marte tenga casos anteriores que abultan la cifra. Eso fue lo que pasó ayer.

 

Ahora bien, la tragedia es evidente; Crónica había reportado que el número de muertes reales al día (por fecha de defunción y no por la fecha en la que la autoridad sanitaria se entera) está encima de 200. Esa cifra, si se mantiene durante 10 días, nos llevará a 10 mil muertes a nivel nacional. Ya muy por encima de las previsiones de la autoridad.

 

Este caso, como otros similares ocurridos previamente, muestran lo complicado que ha sido el manejo de información sobre el COVID-19… nunca se aclaró bien a bien qué datos se están informando en las conferencias nocturnas y eso justifica, cuando menos en parte, que se haya interpretado que entre lunes y martes murieron medio millar de mexicanos por COVID; lo que es falso.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) advirtió un considerable incremento en la violencia intrafamiliar, debido al confinamiento al hogar ante el virus del COVID-19.

 

Resaltó que las llamadas de emergencia al 911 hechas por mujeres relacionadas con incidentes de violencia familiar, de enero a marzo pasados, ascendieron a 170 mil 214, cuando en el mismo trimestre del año pasado, el total de llamadas fueron de 56 mil 590 y de esa cantidad, la mayoría fueron concentradas por tres entidades: Ciudad de México (22,021), Nuevo León (18,605) y Guanajuato (17,445).

 

En este mismo sentido, precisó que se registraron 115 mil 614 llamadas de emergencia a nivel nacional relacionadas con incidentes como: violencia contra la mujer, abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar, lo cual significa que cada día de marzo tres mil 729 mujeres (155 por hora) pidieron auxilio.

 

“El confinamiento recomendado por la Secretaría de Salud implica mayor convivencia familiar, pero lamentablemente ese acercamiento diario en una vivienda puede desembocar en una violencia constante. Según datos de organizaciones de defensa de personas, la violencia familiar ha subido hasta 24% sólo en la época de la contingencia”, explica Luis Simón Herrera Bazán San Martín, abogado y cotitular de la firma Herrera Bazán Abogados.

 

En este mismo sentido, el experto refirió además, que datos de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, señalan que en el rubro de delitos contra la familia, hubo 2 mil 829 crímenes sólo en el mes de marzo de 2020, relacionados con violencia familiar e incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar, entre las que destacan las alcaldías de Iztapalapa, con 504 delitos y Gustavo A. Madero, con 361 crímenes.

 

“La violencia familiar es un delito previsto en el Código Penal de cada estado y las agresiones no solo son físicas, también se toman en cuenta los ataques psicológicos, sexuales o económicos”, expone Luis Simón Herrera.

 

Señaló que las agresiones económicas se dan, porque en muchas ocasiones un solo padre de familia maneja la parte económica en el hogar, lo cual deriva en un tipo de poder y control que se ejerce sobre la parte o partes que no generan ingresos, y al no haber condiciones de igualdad en una familia, se genera violencia psicológica que puede derivar en agresión física.

 

“Es importante señalar que no podemos tener una cifra oficial verdadera, ya que hay muchas personas que no hacen denuncias, por lo que las cifras son mucho más altas de las que se hacen públicas”, indicó.

José Rodrigo Aréchiga Gamboa, mejor conocido en el mundo del narcotráfico como El Chino Ántrax, ex sicario del Cártel de Sinaloa y jefe de su brazo armado “Los Ántrax”, apareció asesinado en Culiacán, de acuerdo con la información del diario Ríodoce. Por el momento la Fiscalía General de Justicia del estado espera la intervención de los peritos federales en los análisis para dar a conocer su identidad.

 

Reportaron, además, que Rodrigo Aréchiga se mantenía en un domicilio de la colonia Guadalupe Victoria, al oriente de la ciudad de Culiacán, uno de los territorios encabezados por la célula delictiva comandada por él mismo antes de su arresto.

 

Fue ahí donde un grupo armado irrumpió a fuego abierto para llevárselo junto a otras dos personas, quienes después aparecieron asesinadas dentro de una camioneta BMW X5. Se trató de su hermana Jimena, propietaria del vehículo, así como Juan N, cuñado del Chino Ántrax y hermano del también fallecido diputado Ocadio García.

 

Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Medico Forense (Semefo), donde también acudieron de manera inmediata agentes de la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía estatal, con el objetivo de resguardar el área. Fue entonces cuando el rumor de que el último cuerpo encontrado al interior del vehículo pertenecía a El Chino Ántrax.

 

De acuerdo con los datos, las víctimas no fueron identificadas en el lugar y estaban envueltas en cobijas y cobertores dentro de la unidad abandonada a un lado de un camino de terracería que comunica la carretera a Sanalona con el poblado de Ayuné.

 

A través de las redes sociales comenzaron a circular las fotografías del supuesto cadáver del sicario, así como videos de la fachada de la casa donde fue supuestamente “levantado” por un grupo armado, misma que luce destruida a tiros.

 

 

José Rodrigo Aréchiga Gamboa huyó de la prisión domiciliaria en San Diego, California, hace aproximadamente 10 días. Marc W. Ryan y Kimberly A. Pelot, los custodios encargados de su supervisión, narraron que al llegar a la ubicación para que firmara su acta judicial correspondiente, “El Chino Ántrax” ya no estaba.

 

Aréchiga fue capturado en 2013 en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam, Países Bajos, a petición de una ficha emitida por la Interpol. Al momento de su captura viajaba con el nombre falso “Norberto Sicairos García”.

 

Luego de ser extraditado para enfrentar a la justicia estadounidense, el sicario se declaró culpable en mayo de 2015 por la coordinación en el transporte de cocaína y mariahuana con destino al país norteamericano. Dicha declaración le valió la disminución de su condena.

 

Además, “El Chino Ántrax” cedió cerca de un millón de dólares el bienes inmuebles o efectivo y colaboró durante años con la fiscalía estadounidense a quienes dio nombres, direcciones y formas de operación del Cártel de Sinaloa en territorio norteamericano.

 

Sin embargo, después de haber pasado 87 meses en la cárcel de máxima seguridad Metropolitan Correctional Center de San Diego, Gamboa fue puesto en libertad condicionar de cinco años y le asignaron un domicilio local para concluir la sentencia. 33 días después de iniciar la prisión domiciliaria, desapareció.

 

La magistrada Dana M Sabraw accedió en parte por el buen comportamiento de “El Chino Ántrax” y porque había cooperado con los fiscales. Antes de su fuga, Aréchiga habría asegurado estar arrepentido de su historial criminal y sólo deseaba rehacer su vida de una manera honesta.

Por Infobae

Página 1 de 113

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA