Está aquí: HomeLocalesCONFIDENCIAL POLÍTICO

CONFIDENCIAL POLÍTICO

  • * Escándalo en Tribunales 
  • * Litigio entre cabareteros
  • * Involucrado Juez Civil
  • * Delitos, fraude y robo
  • * Acusación por secuestro
  • * Notario 4 en serios líos

Por: Enrique Méndez Álvarez / Bibi Gutiérrez

 



En los más elevados círculos del Poder Judicial de Baja California, se ventila un asunto que en breve pudiera poner en entredicho la actuación de un juez de lo Civil en Tijuana y probablemente hasta magistrados del Estado con despacho en Mexicali.

 

En este tema, el sujeto a proceso judicial es el empresario de centros nocturnos de Tijuana JOSÉ GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ,

a quien se le acumularon dos expedientes judiciales que lo tienen con un pie en prisión, uno por robo y el otro por secuestro.

De acuerdo a recientes publicaciones, GERARDO ÁLVAREZ,  forma parte de las filas del PRI y es integrante del Grupo Político JESÚS REYES HEROLES, fundado por FRANCISCO DE LA MADRID. .

En una de las indagatorias se le involucra como responsable de secuestro o privación ilegal de la libertad, en esta averiguación la denunciante es su propia madre MARÍA GUADALUPE JIMÉNEZ LOZA, y la acusación la formulo ante la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes.

En el otro asunto un socio lo acusó de robo, falsedad ante autoridades y administración fraudulenta, por ello luego de una indagatoria la fiscalía lo consigno ante los tribunales de Tijuana. 

En la carpeta de investigación de la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes, el empresario esta acusado de secuestrar a su madre MARÍA GUADALUPE JIMÉNEZ LOZA, en octubre de 2017, manteniéndola como rehén hasta obligarla a firmar documentación que lo convertiría en propietario absoluto de tres negocios en la Zona Norte de Tijuana.

Mientras tanto en la Procuraduría del Estado de Baja California, un socio lo acusa por los delitos de robo y administración fraudulenta, en esta carpeta de investigación, le achacan el despojo de acciones de un hotel y dos cabarets.

Según se publica en medios de comunicación, la madre del  empresario enjuiciado, tiene serias complicaciones de salud, situación que aprovechó su hijo para mediante cautiverio obligarla a la firma de documentación, tal como se asienta ante el Ministerio Público de Aguascalientes.

Según consta en la denuncia de MARÍA GUADALUPE JIMÉNEZ, su hijo  GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ, bajo amenazas la obligo ante el Notario 4 de Tijuana, EDUARDO M. NAVARRO VALLEJO GARCÍA TRAVESI, 

a firmar la cesión de derechos del Hotel Coahuila, del Bar Valentina y del Bar Adelita.

También denuncio la señora JIMÉNEZ LOZA, ante el Ministerio Público del Estado de Aguascalientes, que fue drogada por una enfermera, para facilitar las presiones y amenazas de su hijo, agregando que el Notario 4 de Tijuana, es testigo de su secuestro, pero ademas responsabiliza penalmente al licenciado  NAVARRO VALLEJO GARCÍA TRAVESI, porque nunca le leyó ni le explico que es lo que estaba firmando.

La señora MARÍA GUADALUPE JIMÉNEZ LOZA, vive en el Estado de Aguascalientes y según su declaración ministerial, con engaños sus hijas, MARÍA ISABEL y JUANA MARÍA ÁLVAREZ JIMÉNEZ,  fue traída vía aérea a Tijuana, para que el día 10 de octubre del año pasado se le  obligara a firmar documentos cuyo contenido desconocía.

El secuestro ocurrió en la residencia de su hijo GERARDO ÁLVAREZ, en el fraccionamiento Puerta de Hierro, donde estuvo presente el Notario 4 de Tijuana, EDUARDO M. NAVARRO VALLEJO.

Mientras tanto, en la indagatoria de la sub procuraduría de Justicia del Estado, al mando del licenciado JORGE ÁLVAREZ,

se establece que el inculpado GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ, incurrió en robo y administración fraudulenta, también se le acusa de apoderarse violentamente de la administración del hotel y las dos cantinas mencionadas, de la misma forma esta señalado ante el Ministerio Público del robo de varios automóviles, joyería fina, con valor de 100 mil dólares aproximadamente.


 ABUSO DE PODER

Este lunes 14 de mayo, se publica a través de redes sociales que los acusadores despojados de sus acciones en un hotel y dos antros, afirman que el enjuiciado hace gala del respaldo de políticos y funcionarios.

Y que en este entorno los denunciantes, confían en la probidad y honorabilidad del presidente del Tribunal de Justicia en Baja California, magistrado JUAN SALVADOR ORTÍZ MORALES,

a fin de que en su calidad de también presidente del Consejo de la Judicatura, analice la queja en contra del juez implicado en este asunto, pues los perjudicados temen al final de todo, se exonere de los cargos a GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ, quien en lugar de estar apoderándose de las ganancias de lo despojado, debería de estar en prisión.

En torno a esto, se puede mencionar que los accionistas que luchan jurídicamente por la restitución de sus derechos mercantiles, dicen ante la fiscalía y Poder Judicial, que la documentación que ha presentado GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ, carece de validez legal, pero que sin embargo mediante trampas e influencias pretende que sus protectores dentro del Partido Judicial del Estado, las hagan valer, evitando con ello además una sentencia condenatoria.

Este juicio se ventila ante el licenciado CARLOS ALBERTO FERRER, 


titular del Juzgado Segundo de lo Civil de quien se esperar justicia en apego a la ley a pesar del poder que pregona el implicado.


PUBLICADO EN PORTALES DE INTERET
EL ROBO DE ACCIONES Y SECUESTRO

Además los acusadores piden que se ordene comparecer a todos los trabajadores que fueron testigos de cómo el enjuiciado llegó a mediados de diciembre de 2017 en compañía de patrulleros municipales y el actuario LUIS MANUEL DOMÍNGUEZ MOREL, a cada una de las mencionadas negociaciones, a exigir la entrega del dinero de las cajas registradoras sin tener derecho a esto, echando a la calle a los empleados y amedrentándolos a fin de que entendieran que a partir de ese momento, la autoridad administrativa, era él.

Los testigos, podrán dar cuenta de la actitud abusiva y que al margen de la ley en la que incurrió el enjuiciado, a fin de que se documente cada acto ilegal que ha cometido.

La señora MARÍA GUADALUPE JIMÉNEZ LOZA, también establece en su denuncia penal, por el delito de privación ilegal de la libertad en contra de su hijo, que en el viaje forzado y con engaños de Aguascalientes a Tijuana, le acompaño la enfermera SANDRA MERCADO y su esposo FRANCISCO BRIZUELA RINCON.

A ella le dijo su hija MARÍA ISABEL ÁLVAREZ JIMÉNEZ, que su papá estaba grave en Tijuana, por eso aceptó el viaje, aunque después se entero que su esposo JUAN DANIEL ÁLVAREZ GUTIÉRREZ, ya había muerto en San Diego California, el 9 de septiembre de ese año. 

En la acusación penal ante la Fiscalía General del Estado de Aguascalientes, se involucra en el acto de privación ilegal de la libertad, a las hijas, enfermera, el esposo de esta, al Notario 4 y JOSÉ GERARDO ÁLVAREZ JIMÉNEZ, a los que señala como copartícipes de su cautiverio.

En tanto que en la Procuraduría de Justicia del Estado de Baja California, se acusó a GERARDO ÁLVAREZ, de robo y administración fraudulenta.

A lo anterior cabe agregar que es importante esperar el resultado de la acusación de secuestro y la sentencia en el Juzgado II de lo Civil, en virtud de la presunción de poder político, que afirma tener el acusado y sujeto a proceso judicial.

Tan…tan…

 

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA

 
 
 

Carlos Alejandra, A.C.