Está aquí: HomeInternacional

Internacional

Al menos 4 personas murieron y una treintena resultó herida, luego de que una furgoneta atropelló a una multitud en el barrio de Kiepenkerl, del centro histórico de la ciudad de Münster, en el norte de Alemania. Según la Policía, el conductor se suicidó disparándose un tiro tras cometer el atropello, que las autoridades han dejado entrever que se trata, posiblemente, de una atentado terrorista.

 

El Ministerio del Interior alemán confirmó que hay al menos cuatro personas muertas, entre ellas el conductor, y una treintena de heridas, seis de ellas en riesgo de fallecer. Sin embargo, la Policía sólo se limitó a confirmar que hay víctimas.

 

Según el medio oficial Deutsche Welle el ataque ocurrió en la parte histórica de la ciudad de Münster, donde hay numerosos restaurantes y se concentra la actividad turística. “Al estar el día soleado, la zona estaba abarrotada de familias”, indicó DW.

 

“Hay muertos y heridos. Por favor eviten el lugar”, señaló la Policía a través de su cuenta de la red social Twitter, donde pidió a los vecinos y visitantes que no se acercaran al centro de la ciudad.

 

Asimismo, DW detalló que equipos especializados inspeccionan el vehículo en busca de explosivos, mientras que hay un amplio despliegue de efectivos fuertemente armados. Por su parte, el periódico Süddeutsche Zeitung aseguró que el atacante sería un alemán de 48 años de edad, con problemas psiquiátricos, cuya casa ha sido revisada por la Policía en busca de explosivos.

 

“Esto descartaría, en primera instancia, que se tratara de un atentado con transfondo terrorista. La Policía no está buscando a más sospechosos, aunque informó que estudia testimonios que afirman que en el vehículo había más de una persona a bordo”, abundó Deustche Welle.

 

“Terribles noticias de Münster. La policía de Renania del Norte-Westfalia les mantiene informados. Nuestros pensamientos están con las víctimas y sus familiares”, escribió la viceportavoz del Gobierno alemán, Ulrike Demmer, en su cuenta de la red social Twitter.

MADRID, España .- El independentista Jordi Turull, candidato formal a presidir Cataluña, fue encarcelado  junto a otros cuatro políticos acusados de rebeldía y malversación por proclamar la independencia catalana el pasado 27 de octubre. El juez también reactivó la orden internacional para detener a Carles Puigdemont.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad una resolución que demanda un cese el fuego sin demora por 30 días en todo el Siria, para permitir la entrada de ayuda humanitaria en el país y el desalojo de heridos tras la grave escalada de violencia en Guta Oriental, el feudo rebelde a las afueras de Damasco, que en seis días ha dejado más de 500 muertos.

 

El documento, propuesto por Suecia y Kuwait, fue aprobado luego de casi una semana de negociaciones, en las que finalmente cedió Rusia, principal aliado del régimen de Bachar al Asad en la guerra en Siria, y que en marzo próximo cumple siete años de haber iniciado.

 

El cese al fuego que la ONU confía entre en vigor de forma inmediata, avaló luego de que más de 500 civiles han muerto en los últimos seis días, de acuerdo con observadores internacionales, como consecuencia de la ofensiva militar perpetrada por fuerzas del gobierno sirio contra el suburbio de Guta Oriental.

 

RESTRICCIÓN. La resolución aprobada ayer exige que todas las partes “cesen las hostilidades sin demora” y que implementen la tregua por un periodo mínimo de 30 días a fin de garantizar el acceso sin restricciones de la ayuda humanitaria, así como para facilitar los desalojos médicos de enfermos y heridos.

 

El documento también exige la terminación inmediata de los asedios de las zonas pobladas, incluyendo Guta Oriental, Yarmuk y Kefraya.

 

La resolución precisa, sin embargo, que el cese al fuego no se aplicará a las operaciones militares contra los yihadistas del Estado Islámico ni contra el Frente al-Nusra, ni contra las demás organizaciones calificadas como terroristas por el Consejo de Seguridad.

 

INSUFICIENTE. Organismos civiles celebraron la aprobación del cese al fuego en Siria como un paso en la dirección adecuada, aunque enfatizaron que la medida es insuficiente.

 

“Es hora de poner fin a todos los ataques contra los civiles y la infraestructura, y de responsabilizar a los autores de las atrocidades de los últimos siete años”, afirmó Louis Charbonneau, director para la ONU de Human Rights Watch.

 

Por su parte, Sherine Tadros, directora de Amnistía Internacional para la ONU, expresó su preocupación de que el cese al fuego se ignore con el pretexto de que se atacará a grupos terroristas, lo que justificaría ataques indiscriminados contra los civiles.

La redada tuvo lugar de forma simultánea en seis domicilios de Estambul y todos los detenidos son extranjeros, pero no se han difundido detalles sobre su origen.

 

La policía turca ha detenido hoy en Estambul a 31 personas, todas de nacionalidad extranjera, por pertenecer supuestamente a las redes de la grupo terrorista Estado Islámico (EI), informa la agencia semipública Anadolu.

 

La redada tuvo lugar de forma simultánea en seis domicilios de tres distritos de la ciudad, por sospechas de que los detenidos iban a preparar atentados, añade el mismo medio.

 

Todos los detenidos son extranjeros, pero no se han difundido detalles sobre su origen.

 

Por otra parte, el ministro de Interior turco, Abdulhamit Gül, declaró hoy a Anadolu que en estos momentos hay 1.354 supuestos miembros del EI entre rejas en Turquía, bien condenados, bien en prisión preventiva.

 

Solo en los últimos 12 meses, la policía ha detenido a 3.947 personas bajo sospecha de que pertenecen al citado grupo yihadista, según los comunicados de Interior, es decir que la gran mayoría de los detenidos con este motivo se vuelven a poner en libertad, si bien muchos extranjeros son deportados a sus países de origen.

 

Además, en las cárceles turcas se hallan 10.079 personas acusadas de pertenecer al proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía, o condenadas por ello, dijo Gül hoy.

 

El ministro aclaró que también están entre rejas, con o sin condena, 38.470 personas por supuestos vínculos con cofradía del predicador exiliado Fethullah Gülen, a la que Ankara responsabiliza del fallido golpe de Estado de julio de 2016.

El documento denuncia a la agencia de violar la ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior, cuando obtuvo un permiso judicial para espiar a un asesor de la campaña del mandatario

 

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlado por los republicanos, divulgó ayer el polémico “Informe de Nunes”, documento en el que acusa a la Oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI), de abusar de sus poderes de vigilancia al investigar la intromisión de Rusia (Rusiagate), en las elecciones de 2016, y con lo que se busca frenar las indagatorias del caso, reportaron medios locales.

 

El documento de cuatro páginas, desclasificado ayer, horas después de recibir la “luz verde” del presidente Donald Trump, describe una serie de lapsos o fallos del FBI en las etapas iniciales de la indagatoria sobre la injerencia electoral de Rusia en 2016, por motivaciones políticas.

 

De acuerdo con el documento, entre sus cinco puntos, acusa al FBI de violar la ley federal de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA), cuando obtuvo un permiso judicial en octubre de 2016 para seguir y espiar a Carter Page, un asesor del equipo de campaña de Trump, pero sin aclarar que la información que tenía fue proporcionada por Christopher Steele, un exespía británico a sueldo de una empresa vinculada con los demócratas.

 

MENSAJES. Steele, un exespía del servicio de inteligencia MI6 a cargo de asuntos rusos, fue durante muchos años informante del FBI y recibió 160 mil dólares de la firma legal Perkins Coie y de la empresa Fusion GPS, que recibieron fondos del equipo de campaña presidencial de la demócrata Hillary Clinton y del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés).

 

El documento también destaca los mensajes de textos intercambiados entre el agente del FBI, Peter Strzok, y su amante, una abogada de la agencia, Lisa Page, en los que ambos “demostraron un claro prejuicio contra Trump y a favor de Clinton”, que también había estado bajo investigación.

 

Nunes, que preside el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, preparó el documento con información proporcionada por el Departamento de Justicia. El Comité aprobó la difusión del documento sobre líneas partidistas el pasado lunes, pero sólo esperaba la autorización de Trump para hacerlo oficial.

 

SOSPECHAS. En 2016, Nunes trabajó como asesor de la campaña presidencial de Trump, lo que levantó sospechas de los demócratas de que actuó por motivaciones políticas para desprestigiar la investigación del FBI, a cargo del fiscal especial, Robert Mueller.

 

Tanto el director del FBI, Christopher Wray, como el Departamento de Justicia se opusieron a la publicación del documento republicano, con el argumento de que éste tenía muchas omisiones y sería perjudicial para la seguridad nacional.

 

 “Tenemos graves preocupaciones sobre las omisiones de hecho que fundamentalmente impactan la precisión del documento”, dijo el pasado miércoles el FBI en una declaración escrita.

 

IMPRUDENTE. Sobre este asunto, el subfiscal general, Stephen Boyd, envió una carta a Nunes en la que también advirtió que sería “extraordinariamente imprudente” divulgar el informe.

 

Pero Trump ignoró estas advertencias, convencido de que la divulgación mostraría lo que siempre ha sostenido: que el FBI actuó de forma alevosa en su contra.

 

Trump, que ha calificado la investigación como una “cacería de brujas”, apoyó la difusión del documento, supuestamente con la esperanza de que ayude a desacreditar la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller, quien aseguró que la publicación de este reporte no afecta en nada la investigación en desarrollo sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

 

Acosado por la investigación implacable, Trump criticó ayer una vez más al FBI y el Departamento de Justicia, a los que acusó de tendenciosidad antirrepublicana.

 

Puntos clave del informe republicano

 

• En octubre de 2016, el FBI y el Departamento de Justicia solicitaron permiso a un tribunal confidencial para espiar las comunicaciones electrónicas de Carter Page, que hasta septiembre de 2016 asesoró en política exterior al equipo de campaña electoral de Trump, por sospechar que actuó como agente ruso.

 

• Esa solicitud se hizo, según el informe, con base en información proporcionada por Christopher Steele, exespía británico que escribió un famoso expediente lleno de detalles sórdidos sobre Trump.

 

• Bajo la ley estadunidense de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA), las solicitudes de vigilancia electrónica deben renovarse cada 90 días y en cada caso debe darse una justificación separada.

 

• Entre octubre de 2016 y una fecha no especificada en 2017, hubo cuatro solicitudes judiciales para vigilar a Page. Tres de ellas las aprobó el entonces director del FBI, James Comey, y una la firmó el exdirector en funciones tras su despido en mayo de 2017, Andrew McCabe. Además, dieron su beneplácito tres dirigentes del Departamento de Justicia: Sally Yates, Dana Boente y Rod Rosenstein.

 

• Dos de esos funcionarios siguen en activo: Rosenstein, que es “número dos” del Departamento de Justicia; y Dana Boente, que desde la semana pasada es el abogado general del FBI. Trump no descarta despedir a Rosenstein a raíz del informe.

 

• El documento argumenta que, en sus solicitudes al tribunal, el FBI y el Departamento de Justicia omitieron “información material y relevante” sobre su fuente.

 

• El famoso “expediente” elaborado por Steele fue “parte esencial” en la solicitud de vigilancia a Page, según el memorándum. Steele recibió “más de 160 mil dólares de Comité Nacional Demócrata y la campaña de Clinton” para “obtener información derogatoria sobre los lazos de Trump con Rusia”.

 

• Ninguna de las solicitudes de vigilancia “divulgó o hizo alusión al papel del Comité Nacional Demócrata, la campaña de (Hillary) Clinton o ningún otro partido o campaña en la financiación de los esfuerzos de Steele”.

 

• El FBI rompió su relación con Steele por revelar que ejercía como fuente de esa agencia en una entrevista en octubre de 2016.

 

• Pero Steele mantuvo contacto con un alto funcionario del Departamento de Justicia, Bruce Ohr, cercano a Rosenstein. Steele supuestamente confesó a Ohr en septiembre de 2016 que estaba “desesperado” por evitar que Trump ganara las elecciones.

 

• Esa prueba del “expediente de Steele” no se reflejó “en ninguna de las solicitudes a la corte ­FISA”. En cambio, esas solicitudes “ignoraron u ocultaron motivaciones financieras e ideológicas de Steele en contra de Trump”.

Agentes de la Policía Federal asignados al Aeropuerto de Tijuana aseguraron 90 millones de pesos, cuya procedencia no pudo ser acreditada como legal y detuvieron a dos hombres, custodios de una empresa de valores, la tarde de este viernes.

 

El dinero, contenido dentro de paquetes rotulados a nombre de la compañía Servicio Panamericano de Protección y procedente de la Ciudad de México, fue asegurado cuando los empleados se presentaron en el recinto aeroportuario para recogerlo.

 

Lo anterior debido a que presentaron una factura que, al ser consultada en el sistema electrónico del Servicio de Administración Tributaria (SAT), arroja que fue cancelada el jueves 11 de enero a las 18:00 horas.

 

Tanto los detenidos como el dinero fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

Al menos cuatro personas murieron y otras diez resultaron heridas hoy en dos ataques perpetrados en el norte de la capital iraquí, Bagdad, y en la provincia de Diyala, en el este del país, informó a EFE una fuente policial.

Un coche bomba explotó en la zona Al Kademiya, en el norte de Bagdad, y causó la muerte de tres civiles y heridas a diez personas, además de daños materiales en el lugar, indicó la fuente.

 

 

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona y están ahora trasladando a los heridos al hospital, añadió.

Esta es la primera explosión que tiene lugar en la capital en lo que va de año.

Además, otro ataque tuvo como objetivo un puesto de control en la localidad de Yalula, en Diyala, que causó la muerte de un soldado del Ejército iraquí.

El pasado 9 de diciembre, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, manifestó que el ejército de Irak dio por finalizada la guerra que ha desangrado al país durante tres años y medio, al anunciar el control de los últimos reductos que el grupo yihadista Estado Islámico mantenía en el país y la "eliminación" de todos los radicales en el territorio nacional.

Aun así, las tropas iraquíes todavía persiguen a los últimos extremistas que están escondidos en varias zonas del país.

Turkmenistán, una exrepública soviética situada en Asia central, prohibió desde el pasado 1 de enero los vehículos en color oscuro y exige sean pintados de colores claros, y también que las mujeres no conduzcan.

Según el periódico francés Le Monde, el país, gobernado desde 2006 por el supersticioso dictador Gurbanguli Berdimujámedov, justifica la segunda de las decisiones por la supuesta mayor peligrosidad de las conductoras y por ser causantes el mayor número de accidentes, lo que argumentó con estadísticas oficiales el ministro del Interior del país, Iskander Moulikov.

Sin ningún aviso ni comunicado oficial, todos los auto negros o de color oscuro empezaron a ser retirados por la grúa de los estacionamientos de la capital, Asjabat, y llevados a depósitos de la policía de tránsito.

Cuando los dueños de los vehículos acudieron a retirarlos, la policía les dijo que debían pintarlos en colores claros, o más exactamente, de blanco o plateado, considerados de la suerte por el dictador. No hubo más explicaciones, pero se sabe de la pasión del gobernante por el blanco: sus caballos son blancos, suele vestirse de blanco, ha llenado la capital de mármoles blancos y en septiembre del 2014 todos los altos funcionarios del país tuvieron que cambiar sus autos negros por Mercedes Benz E300 de color blanco.

Washington.- El Presidente estadounidense, Donald Trump, llamó hoy “agujeros de mierda” a El Salvador, Haití y varios países africanos, y sugirió que preferiría recibir en Estados Unidos más inmigrantes de Noruega en lugar de los de esas naciones, según informó hoy el diario The Washington Post.

 

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

 

Trump reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

 

Trump sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles, de acuerdo con el Post.

 

Los comentarios de Trump dejaron impactados a los legisladores presentes en la cita, según el diario, que no aclara si el Presidente se refería también a Nicaragua con su exabrupto, y tampoco identifica a los países africanos afectados.

 

El periódico Los Ángeles Times confirmó el informe del Post, y agregó que, antes de proferir el insulto, Trump exclamó: “¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?”.

 

Preguntado al respecto, un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, no negó que Trump hubiera hecho esas declaraciones.

 

“Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el Presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadounidense”, dijo Shah en un comunicado citado por varios medios.

 

“El Presidente Trump lucha para conseguir soluciones permanentes que hacen a nuestro país más fuerte, al dar la bienvenida a aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía e integrarse en nuestra gran nación”, agregó el portavoz.

 

Trump “siempre rechazará las medidas temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadounidenses que trabajan duro, y que socaven a aquellos inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos mediante una vía legal”, indicó Shah.

 

El proyecto de ley negociado por seis senadores bipartidistas eliminaría la llamada “lotería de visados” que cada año asigna 50 mil visas a ciudadanos de países con una baja tasa de emigrantes a Estados Unidos, un mecanismo que beneficia mayoritariamente a países de África.

 

Según dijo a Efe una fuente del Senado, que pidió el anonimato, la mitad de esos visados se reasignarían a los que hasta ahora estaban protegidos por el TPS, y la otra mitad estaría reservada a inmigrantes que demostraran cualidades profesionales que merecieran su entrada en Estados Unidos, el famoso “mérito” que defiende Trump.

 

El acuerdo también abriría un camino a la ciudadanía para más de un millón de jóvenes indocumentados del país que llegaron al país de niños, conocidos como “soñadores”, y concedería más de mil millones de dólares para proyectar y construir una barrera física en la frontera con México.

Las dos Coreas optaron hoy por aliviar la tensión regional durante una histórica reunión celebrada en su frontera, en la que acordaron convocar conversaciones de tipo militar y facilitar la participación norcoreana en los Juegos de PyeongChang.

 

El encuentro, el primero de alto nivel que celebran los dos países en más de dos años, fue especialmente productivo y se celebró en un ambiente de inusual cordialidad en la aldea de tregua de Panmunjom, en la militarizada frontera intercoreana.

 

Durante la reunión el Norte aceptó la propuesta del Sur de llevar a cabo futuras conversaciones de rango militar para atenuar los ánimos en torno a la frontera, seguir manteniendo reuniones de alto nivel para mejorar sus lazos e incrementar los intercambios en varias áreas aún por determinar.

 

La delegación del Norte también comunicó que ha reabierto y que comenzará a utilizar el miércoles una de las líneas destinadas a comunicaciones militares en la región de la costa oriental de la península coreana.

 

Pyongyang decidió dejar de utilizar esta y el resto de líneas de comunicación Norte-Sur en febrero de 2016 en protesta por la clausura de un polígono industrial intercoreano aprobado por Séul.

 

Su reactivación así como el futuro diálogo entre responsables de sus ejércitos acordado hoy reduce la posibilidad de que se produzcan errores de cálculo militar en la tensa frontera entre los dos países, que técnicamente se mantienen en guerra desde hace 65 años.

 

A su vez, el régimen norcoreano respondió afirmativamente a la invitación del Sur para participar en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran a partir del 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang y dijo que tiene intención de enviar una misión al evento.

 

Esta representación norcoreana estaría integrada por altos funcionarios, animadoras y atletas, aunque el Norte no ha precisado si los deportistas competirían en las pruebas que se disputarán en PyeongChang.

 

Las dos partes van a llevar a cabo reuniones de trabajo para determinar estos y otros detalles, como el modo en que los norcoreanos viajarían al Sur (si es por tierra se requerirá un acuerdo militar) o cómo se cubrirían los gastos de la misión, ya que financiar la participación del Norte en PyeongChang puede vulnerar las sanciones que pesan sobre el régimen por sus programas de armas.

 

Seúl consideró además que Pyongyang está cerca de aceptar otra de sus propuestas de hoy: que los deportistas de ambos países desfilen juntos bajo una misma bandera como sucedió en varias ediciones de los Juegos Olímpicos de la pasada década.

 

Todo esto constituye una serie de gestos muy importante para apaciguar los ánimos después de un 2017 marcado por las continuas pruebas de armas norcoreanas y el tono beligerante con el que ha respondido al régimen de Pyongyang el presidente de EEUU, Donald Trump.

 

La delegación del Sur en las conversaciones -comandada por el ministro el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon- pidió también hoy a la del Norte, encabezada por Ri Son-gwon (que dirige el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea), retomar por primera vez desde octubre de 2015 los encuentros de familias separadas por la guerra que enfrentó a ambos países entre 1950 y 1953.

 

Por el momento Pyongyang no ha respondido a esta sugerencia, que el Gobierno del presidente surcoreano, Moon Jae-in, ya le postuló sin éxito tras llegar al poder el pasado mayo.

 

Con respecto a anteriores reuniones de alto nivel Norte-Sur, en el encuentro de hoy se ha apreciado en cualquier caso mayor cordialidad y desenfado (Ri incluso mencionó la supuesta afición del ministro surcoreano por el patinaje sobre hielo), lo que hace pensar en una buena disposición de ambas partes para continuar dialogando.

 

Las delegaciones han celebrado varias rondas de conversaciones matinales y vespertinas, aunque el Ministerio de Unificación surcoreano ha sido por el momento incapaz de confirmar si la reunión se dará por terminada hoy o si continuará mañana.

 

La decisión de celebrar el encuentro de hoy llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, expresara en Año Nuevo su deseo de mejorar lazos y enviar una delegación a PyeongChang.

 

También de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales -que el régimen considera como un ensayo de invasión- hasta después de los Juegos.

 

No obstante, el propio Kim recordó en ese discurso del 1 de enero que su régimen va a seguir optando por el desarrollo de un programa nuclear que disuada a EEUU de intervenir en su territorio y que por el momento no tiene intención de optar por la vía de la desnuclearización que le proponen Seúl, Tokio o Washington.

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA

 

 

Carlos Alejandra, A.C.