Está aquí: HomeInternacional

Internacional

La ciudad de Nueva York no registró ninguna víctima mortal por la COVID-19 en 24 horas por primera vez desde el comienzo de la pandemia, según anunció este lunes el alcalde Bill de Blasio, que advirtió sobre el aumento del índice de contagios entre los jóvenes de 20 a 29 años.

 

En su rueda de prensa diaria, el regidor indicó que 56 personas fueron hospitalizadas ayer por el coronavirus y que el 2 % de las que se habían sometido a análisis de sangre han dado positivo.

 

De Blasio se mostró optimista ante estas cifras, pero insistió en que "la enfermedad está muy lejos de ser vencida" y recordó que todavía hay muchos estados en el país donde el coronavirus sigue extendiéndose.

 

Asimismo, pidió a los neoyorquinos que lleven mascarillas siempre que se encuentren en el interior de cualquier edificio, excepto en sus propias casas, debido a la dificultad de mantener la distancia social de dos metros.

 

En ese sentido subrayó que mientras el índice de contagios está bajando en la mayoría de horquillas de edad, se ha registrado un aumento destacable entre los jóvenes con edades entre 20 y 29 años y en menor medida entre las personas de 30 a 39 años.

 

Según los datos oficiales, más de 17.500 personas han muerto en la ciudad como consecuencia de la pandemia, que ha causado más de 135.000 muertos en Estados Unidos, de acuerdo con el centro Johns Hopkins.

 

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró el sábado que teme la posibilidad de un nuevo incremento de casos de coronavirus en la región dado el elevado número que se está registrando en el resto de EE.UU.

 

"La única pregunta es cuánto subirá", dijo Cuomo en una entrevista con la radio WAMC sobre la posibilidad del aumento de coronavirus en el estado, que durante los meses de marzo, abril y mayo fue el epicentro de la pandemia.

 

"No es posible que lo tengan por todo el país y que no vuelva", aseveró.

 

El miedo de Cuomo al regreso de la pandemia a Nueva York se produce pese a la cuarentena obligatoria que se ha impuesto para todas aquellas personas que llegan a la región Triestatal (Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut) desde una larga lista de estados.

 

Entre ellos están Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Texas, Utah, California, Georgia y Nevada.

 

Nueva York se encuentra desde el pasado 6 de julio en la fase 3 de la reapertura de la ciudad y han abierto un gran número de negocios como las tiendas de minoristas, peluquerías y centros de tratamientos personales, así como los restaurantes, que no pueden ofrecer comida en su interior pero sí instalar terrazas.

 

Sin embargo, todavía hay negocios como gimnasios, teatros y museos que continúan cerrados y los centros de trabajo mantienen restricciones sobre las labores presenciales.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió este viernes: “Amigos míos, no se equivoquen: El mayor peligro no es el virus en su mismo; es la falta de liderazgo y de solidaridad en los niveles global y nacional”.

 

El llamado a la unidad en la lucha contra el coronavirus hecho por Tedros representa una velada aunque suficientemente clara crítica a la situación en países como Estados Unidos y Brasil, donde sus mandatarios, Donald Trump y Jair Bolsonaro –ahora contagiado— han optado por negar la gravedad de la pandemia y condenar a sus países a ser el primero y segundo del mundo en contagios y en muertes por la COVID-19.

 

“Esta es una tragedia que nos está forzando a echar de menos a muchos de nuestros amigos y a perder muchas vidas. No podemos vencer esta pandemia en un mundo dividido”, urgió Tedros con voz temblorosa, reporta la CNN.

 

“¿Tan difícil es para los humanos unirnos para batallar a un enemigo común que está matando a gente indiscriminadamente?”, se preguntó Tedros durante una reunión de la OMS. “¿No somos capaces de distinguir o identificar a ese enemigo común? ¿No podemos entender que las divisiones o fisuras enre nosotros son realmente una ventaja para el virus?”, agregó, antes de zanjar: “La COVID-19 es un test de solidaridad global y de liderazgo global”.

 

Las críticas y lamentos del director de la OMS llega, además, en medio de la retirada de Estados Unidos de la organización, a la que culpa de haber permitido a China retrasar notificaciones y actuación y, a raíz de eso, expandido el virus por el mundo.

 

El jueves, la canciller alemana, Angela Merkel, lanzó una crítica en una dirección similar a la de Tedros, asegurando que la pandemia ha expuesto los peligros de un “populismo que niega los hechos” en todo el mundo. “Vemos mentiras y desinformación, y esa no es manera de luchar contra la pandemia”, dijo Merkel en una declaración ante el Parlamento Europeo en Bruselas.

 

Estados Unidos sigue batiendo records de contagios, al mismo tiempo que lo hace Brasil, y además este jueves también India reportó su récord de contagios detectados en un solo día.

El gigante tecnológico Microsoft denunció este viernes ante un tribunal de Virginia (EE.UU) a un grupo de ciberdelincuentes que aprovechaba la pandemia de la COVID-19 para sustraer datos a usuarios de 62 países mediante el 'pishing', suplantación de identidad a través de correos electrónicos u otros medios.

 

Así lo anunció la compañía en un comunicado en el que explica que, tras el análisis del caso, el tribunal ha dictado una orden judicial que permite a Microsoft tomar el control de los nombres de dominio utilizados por los delincuentes para desarticularlos y así impedir los ataques.

 

La Unidad de Crímenes Digitales de Microsoft (DCU) observó por primera vez a estos delincuentes en diciembre de 2019, cuando desplegaron un nuevo y complejo esquema de phishing diseñado para comprometer las cuentas de sus clientes.

 

 Los delincuentes, de los que no se ha especificado el origen ni localización, intentaron obtener acceso al correo electrónico de los clientes, a sus contactos, a documentos confidenciales y demás información valiosa.

 

Basándose en los patrones descubiertos en ese momento, Microsoft utilizó medios técnicos para bloquear la actividad de los ciberdelincuentes y desactivar la aplicación maliciosa utilizada en el ataque.

 

 Sin embargo, la compañía estadounidenses aseguró haber observado nuevos intentos de los mismos delincuentes, aunque esta vez utilizando señuelos relacionados con la COVID-19 en los correos electrónicos para dirigirse a las víctimas.

 

Recientemente, los ciberdelincuentes cambiaron su estrategia utilizando mensajes relativos a la COVID-19 con el fin de aprovecharse de las preocupaciones financieras relacionadas con la pandemia e inducir a las víctimas seleccionadas a hacer clic en enlaces maliciosos.

 

Hasta hace poco, los ciberdelincuentes diseñaban correos electrónicos de modo que parecían originados por un empleador u otra fuente de confianza y, con frecuencia, se dirigían a los directivos de empresas de diversas industrias, intentando comprometer cuentas, robar información y redirigir las transferencias electrónicas.

 

Pero en los últimos meses, los criminales cambiaron su estrategia utilizando mensajes relativos al coronavirus con el fin de aprovecharse de las preocupaciones financieras relacionadas con la pandemia e inducir a las víctimas seleccionadas a hacer clic en enlaces maliciosos.

 

Una vez que las víctimas abrían los enlaces engañosos, se les pedía que concedieran permisos de acceso a una aplicación web maliciosa (web apps) con un aspecto muy familiar, utilizado habitualmente en la organización de la que era parte la víctima.

 

 Después de que la víctima hiciera clic en la ventana de consentimiento de la aplicación web maliciosa, los delincuentes accedían a la cuenta de Office 365 de la víctima, incluido el correo electrónico, los contactos, las notas y el material almacenado en la nube de OneDrive for Business y en el sistema de gestión y almacenamiento de documentos de SharePoint de la empresa.

 

2

Tijuana, BC.-La embajada de Estados Unidos en México informó que en la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a su homólogo Donald Trump se abordará el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), que entró en vigor el pasado 1 de julio.

 

El encuentro será mañana 8 de julio, en el que también se abordarán los temas de salud y económicos.

 

"El Presidente Donald J. Trump recibirá al Presidente Andrés Manuel López Obrador de los Estados Unidos Mexicanos en la Casa Blanca el miércoles 8 de julio de 2020 como parte de su continua asociación en comercio, salud y otros temas centrales a la prosperidad y seguridad de la región.

 

Ambos líderes reconocerán el histórico Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) que entró en vigor el 1 de julio de 2020, y su esfuerzo conjunto por garantizar que América del Norte continúe fortaleciendo sus lazos económicos al tiempo que se combate la pandemia del coronavirus”, indicó la embajada estadounidense.

 

La Unión Europea (UE) organizará el próximo 27 de junio una nueva conferencia de donantes abierta a gobiernos, empresas y ciudadanos para recaudar fondos para una vacuna universal contra el COVID-19, tratamientos y pruebas de diagnóstico que lleguen a todos los rincones del mundo.

 

"Sabemos que sólo podremos derrotarlo cuando tengamos una vacuna", dijo este jueves en un video difundido en las redes sociales la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para presentar la iniciativa, que apoyan cantantes como Lady Gaga, Shakira, Justin Bieber o el actor Hugh Jackman.

 

La nueva campaña, denominada Global Goal. United for our future (Objetivo Global. Unidos por nuestro futuro), es la continuación del evento para recaudar fondos auspiciado por la CE el pasado 4 de mayo, que lleva recaudados ya 9 mil 844 millones de euros, de los que 6 mil 500 provienen de países u organizaciones de la UE, según las últimas cifras detalladas por la Comisión Europea.

 

"Fue sólo el principio de nuestra maratón", dijo Von der Leyen, que no puso un objetivo de recaudación a la cita del 27 de junio pero señaló que el objetivo de lograr "una vacuna para todo el que la necesite, no sólo para aquellos países y personas que se la puedan permitir" precisará de "decenas de miles de millones de dólares".

 

Por el momento han confirmado su apoyo a la iniciativa España y otros países de la UE como Alemania, Austria, Bélgica, Francia e Italia, así como socios extracomunitarios como Arabia Saudí, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, México, Nueva Zelanda, Noruega, Reino Unido y Sudáfrica.

 

No se encuentra en la lista Estados Unidos, que tampoco participó en la primera iniciativa de recaudación de fondos.

 

"Todo el mundo puede contribuir", tanto gobiernos como empresas o ciudadanos particulares, añadió la presidenta de la Comisión Europea, que para este nuevo impulso en la búsqueda de soluciones médicas universales cuenta con socios como la organización humanitaria Global Citizen.

 

Esa plataforma, que el pasado abril organizó un concierto digital solidario contra el COVID-19 con artistas como Lady Gaga, Elton John, Stevie Wonder, Paul McCartney o Coldplay que recaudó 127 millones de dólares para la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha movilizado a sus "embajadores" para este evento, explicó su fundador, Hugh Evans.

 

"Se tiene que hacer mucho más para encontrar una solución global a esta pandemia", dijo Evans, quien explicó que además de Lady Gaga, Shakira, Justin Biber ayudarán también a dar visibilidad al evento organizado por la Comisión Europea creadores como Adam Lambert, Coldplay, Femi Kuti, Chris Rock o Miley Cyrus.

 

"La gente alrededor del mundo está desesperada por volver al trabajo, al colegio y ver a sus seres queridos. Y la única forma de que podamos hacerlo y abrir de nuevo nuestras economías es garantizar que los tratamientos para el COVID-19 llegan a todo el mundo", declaró en un vídeo de apoyo el australiano Hugh Jackman, protagonista de películas como la saga de "X-Men" o "El truco final".

 

El fundador de Microsoft, Bill Gates, involucrado también en la iniciativa, subrayó que "el virus no respeta fronteras y no le importa la nacionalidad que tengas"

Todo marcha conforme a lo planeado en República Dominicana para realizar la primera función de boxeo, pese a la pandemia del coronavirus, ya que se realizaron 45 rápidas para detección del COVID-19 en las que todas resultaron negativas.

 

Para la velada boxística a realizarse en el Coliseo Carlos “Teo” Cruz de Santo Domingo, peleadores, managers, réferis, anunciadores, edecanes, promotores y personal de producción televisiva se sometieron a las respectivas pruebas, como parte del protocolo implementado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

 

Con el resultado negativo de los tests, todos los involucrados se trasladaron de forma individual a un hotel de concentración, en donde seguirán aislados hasta que vayan el viernes al pesaje y un día después al recinto para ver acción.

 

“La AMB ha trabajado de la mano con la promotora Shuan Boxing y ha brindado todo el apoyo posible para que esta cartelera sea todo un éxito”, misma que tendrá transmisión en todo el continente y sólo con pugilistas locales.

 

Norbelto “Meneíto” Jiménez se enfrentará a Eliézer “Campeoncito” Aquino por el cetro Fedelatin supermosca, mientras que Juan Carlos Cordones y José Luis Salazar disputarán el título Fedecaribe de peso superligero.

 

En República Dominicana se reportan 16,068 contagios por coronavirus, con 485 víctimas mortales.

El número de muertos por coronavirus en Brasil en las últimas 24 horas fue de 807, superando por primera vez a Estados Unidos, que registró 620 fallecimientos este lunes.

 

El gigante sudamericano bate así otro récord después del alcanzado este fin de semana, cuando superó a Rusia como la nación con más casos en activo de COVID-19, con 374 mil 898 casos frente a los poco más de 362 mil reportados por las autoridades del Kremlin. Sólo permanece imbatible en la lista negra de contagiados Estados Unidos, con un millón 633 mil casos.

 

El aumento de contagios y muertos en Brasil llega en medio de las previsiones más oscuras para los próximos días para la nación que dirige el ultraderechista Jair Bolsonaro, cuya estrategia sigue siendo la de dinamitar todos los esfuerzos de las autoridades estatales y locales para el aislamiento social.

 

Con más de 23 mil muertos, los expertos estiman que Brasil podría superar esta misma semana en número de fallecidos a España y Francia, con más de 27 mil y 28 mil respectivamente.

 

La explosión de casos en Brasil llevó a que el lunes firmase el presidente Donald Trump un decreto por el que prohibía el ingreso en Estados Unidos de personas procedentes de Brasil. La medida, que debía entrar en vigor este viernes, fue adelantada ayer para hoy martes.

 

A tres meses de que se notificase el primer caso de COVID-19 en América Latina, la OMS alertó que Sudamérica se ha convertido en el cuarto foco epidémico planetario, tras China, Europa y Estados Unidos.

 

Además de Brasil, Perú ocupa el segundo lugar en casos de la región, con más de 123 mil contagiados, y Chile, con 78 mil contagiados.

LONDRES, Inglaterra

Especialistas británicos en control de epidemias han iniciado pruebas para determinar si los perros pueden utilizar el olfato para detectar a seres humanos que son portadores asintomáticos de Covid-19.

 

El departamento de Salud dijo el sábado que los especialistas quieren descubrir si los perros entrenados para detectar malaria y ciertos tipos de cáncer se pueden utilizar como “medio no invasivo de alerta temprana” para identificar el coronavirus. 

 

Investigadores de la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres y la Universidad de Durham colaboran con la ONG Perros de Detección Médica. El gobierno ha asignado 500 mil libras (600 mil dólares) a la prueba.

 

Seis perros de raza labrador y cocker spaniel están recibiendo entrenamiento para la prueba. En la primera fase, los investigadores buscarán muestras de olor de personas infectadas con el virus y personas que no lo están.

 

Se entrenará los perros por medio de esas muestras y luego se los utilizará, pero solo si se obtienen pruebas científicas contundentes de la eficacia del método.

 

Las autoridades informaron el sábado de 468 muertes, lo que elevó el total a 34 mil 466. Estas incluyen los decesos en hospitales, residencias para ancianos o enfermos crónicos y la población en general.

 

El departamento de salud dijo que 3.451 personas dieron positivo, para un total de 240 mil 161.

 

Gran Bretaña lidera a Europa en casos confirmados y decesos de Covid-19.

 

MADRID,.– Casi tres años después de la muerte del vocalista Chester Bennington, Linkin Park, inactivos desde entonces, confirman que están trabajando por primera vez en nuevas canciones.

Ha sido el bajista Dave “Phoenix” Farrell quien lo ha revelado en varias entrevistas, asegurando además que el proceso se ha detenido debido al confinamiento derivado del coronavirus.

 

“Estuvismos escribiendo y haciendo esto antes de que todo esto empezara”, ha desvelado Farrell en una charla en streaming en el espacio Dan Really Likes Wine.

Y ha añadido: “Así que en este punto estamos hablando por Zoom para comer juntos y saludarnos. Pero no podemos juntarnos y escribir. Así que estamos trabajando un poquito en casa, desarrollando ideas”.

Farrell cuenta que ha estado tocando la batería sencillamente por hacer algo nuevo: “Estuve haciendo esto el año pasado, un año y medio, con el propósito de hacer todo el ruido posible para crear mi propio espacio en la casa”.

En otra entrevista recogida por el NME de principios de abril, Farrell explicó que Linkin Park están “siempre trabajando en nueva música ahora mismo”.

“Obviamente, con lo que está pasando en la situación internacional estamos un poco en pausa con todo ello”, apostilló, sin dar más detalles para abriendo así la puerta a un futuro para la banda.

Hace un año fue cuando el miembro de Linkin Park Mike Shinoda sugirió que podrían reunirse para seguir adelante con un nuevo vocalista. “Tiene que ocurrir de manera natural. Y si encontramos a alguien, podría vernos intentando haciendo algo”, dijo.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, volvió a desdeñar la pandemia de coronavirus, que hasta este martes ha causado 5.017 muertos en el país, y en respuesta a la aceleración de los contagios respondió: "Lamento, pero ¿qué quieren que haga?".

 

El mandatario contestó así a periodistas que le consultaron en relación a la creciente incidencia del COVID-19 en el país, donde de acuerdo al Ministerio de Salud el número de casos llegó a 71.886, con un aumento de 5.385 en las últimas 24 horas y en una jornada en que la cifra de muertos se incrementó en 474.

 

"¿Y entonces?", agregó Bolsonaro frente a la insistencia de los periodistas, para agregar que aún cuando su segundo nombre es Mesías, no es capaz de "hacer milagros".

 

Bolsonaro también dijo lamentar la situación sanitaria del país, expresó su "solidaridad a las familias que perdieron seres queridos" y consideró que "así es la vida".

 

"Mañana seré yo. Lógicamente, uno quiere tener una muerte digna y dejar una buena historia", apuntó Bolsonaro, uno de los mandatarios más escépticos del mundo en relación al coronavirus y quien llegó, en algunas ocasiones, a calificar a la COVID-19 de "gripecita".

 

Asimismo, consideró que las 474 muertes comprobadas este martes pudieran corresponder a "personas que fueron infectadas hace dos semanas" y reiteró que, en su opinión, "el virus va a afectar al 70 % de la población", lo cual "es infelizmente una realidad".

 

Bolsonaro, quien se ha enfrascado en polémicas con gobernadores y alcaldes que han declarado cuarentenas y otras medidas de reclusión que él censura, destituyó hace diez días al hasta entonces ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, quien defendía esas medidas.

 

El nuevo titular de esa cartera, Nelson Teich, reconoció este martes que los últimos datos sobre la situación en Brasil indican que "la curva viene creciendo y hay un agravamiento, una evolución de la curva hacia arriba", lo cual consideró que es "una tendencia".

 

Bolsonaro declinó comentar directamente la declaración de Teich pero insistió en que "va a haber muertes" y subrayó que "nadie negó" que eso sucedería.

 

De acuerdo a los cálculos del Ministerio de Salud, el pico de la pandemia en Brasil se alcanzará entre mayo y junio próximos.

 

Sin embargo, en las regiones del sur del país, en las que bajan considerablemente las temperaturas durante el actual otoño austral, y aún más en el invierno que comenzará en junio, se teme que la incidencia del patógeno pueda prolongarse.

 

"Existe una preocupación real por los virus respiratorios que tradicionalmente circulan en otoño e invierno todos los años, y que, con la COVID-19, agravarán la crisis", dijo hoy mismo el secretario de Vigilancia del Ministerio de Salud, Wanderson Oliveira.

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA