Está aquí: HomeInternacional

Internacional

Múltiples incendios forestales arden en California y uno de ellos se inició durante una fiesta de revelación de género, dijeron las autoridades.

 

El fuego ocasionó desalojos en varias áreas de Yucaipa, una ciudad de cerca de 54 mil habitantes, y zonas circunvecinas. Pese a que se arrojaba agua desde helicópteros, las llamas no cedían —extendiéndose para la mañana del lunes a 30 kilómetros cuadrados (11.5 millas cuadradas)— y los más de 500 bomberos en el lugar sólo habían logrado una mínima contención. Hasta ahora ninguna casa ha sido consumida por el fuego ni hay reportes de heridos.

Múltiples incendios forestales arden en California y uno de ellos se inició durante una fiesta de revelación de género, dijeron las autoridades.

 

El fuego ocasionó desalojos en varias áreas de Yucaipa, una ciudad de cerca de 54 mil habitantes, y zonas circunvecinas. Pese a que se arrojaba agua desde helicópteros, las llamas no cedían —extendiéndose para la mañana del lunes a 30 kilómetros cuadrados (11.5 millas cuadradas)— y los más de 500 bomberos en el lugar sólo habían logrado una mínima contención. Hasta ahora ninguna casa ha sido consumida por el fuego ni hay reportes de heridos.

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, calificó de "inaceptables" las "detenciones arbitrarias y los secuestros por motivos políticos" en Bielorrusia, entre ellos, el de la líder opositora María Kolésnikova.

 

Un grupo de personas vestidas de civil y encapuchadas detuvieron este lunes en Minsk a María Kolesnikova, la única de las tres líderes opositoras que no había huido de la represión en Bielorrusia, ordenada por el dictador Aleksandr Lukashenko.

 

Kolesnikova, gestora cultural y directora de campaña del aspirante a candidato presidencial Viktor Babariko, en prisión desde junio, caminaba por el centro de la capital bielorrusa cuando personas no identificadas se han acercado a ella y la han metido en una miniván.

 

“Escuché el sonido de un celular cayendo sobre el asfalto, una especie de pisotón, me di la vuelta y vi que personas vestidas de civil y con máscaras empujaban a María hacia una minivan”, relató una testigo al portal Tut.by.

 

El secuestro de Kolesnikova, uno de los rostros más conocidos de la oposición y una de las cabezas del consejo de coordinación, es el último golpe de Lukashenko -que lleva 26 años en el poder- contra los opositores y cualquier voz crítica. 

 

El líder autoritario acusa al comité, que busca una transición pacífica y la liberación de los presos políticos, de querer “tomar el poder”, por lo que su misión es descabezarlo. Cuatro de las siete personas que forman su junta directiva, en la que está la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, han sido detenidas y el resto, como el exministro de Cultura Pavel Latushko, fueron forzados a huir del país. 

 

“Fue un ultimátum del KGB”, declaró el exministro. Bielorrusia es el único país de la desaparecida URSS que mantiene las siglas de la siniestra policía política soviética.

 

La Policía de Minsk, por su parte, negó que Kolésnikova haya sido detenida por sus agentes.

 

Kolésnikova, música de profesión, es la única de la troika de mujeres que plantaron cara al presidente Alexandr Lukashenko durante la campaña electoral que sigue en Minsk, ya que la líder opositora, Svetlana Tijanóvskaya, está en Lituania, y Verónika Tsepkalo también se exilió tras las elecciones del 9 de agosto, en las que Lukashenko se declaró ganador con más del 80 por ciento de los votos.

 

En una reciente entrevista, la opositora secuestrada aseguró que no tenía miedo a que la detuvieran.

 

"Conozco demasiado bien los últimos 26 años de historia de Bielorrusia. Para mí fue una elección y un riesgo que tomé con todas las consecuencias. Pero el futuro de Bielorrusia merece luchar por él y sacrificar algunas comodidades. No lo lamento", señaló.

 

El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, calificó de "inaceptables" las "detenciones arbitrarias y los secuestros por motivos políticos" en Bielorrusia, entre ellos, el de la líder opositora María Kolésnikova.

 

"Las autoridades estatales deben dejar de intimidar a los ciudadanos y de violar sus propias leyes y sus obligaciones internacionales", escribió Borrell.

En el video, relata el libro de Cohen, Trump denigró “ceremoniosamente” a Obama y luego, como si de un concursante de su reality show El Aprendiz se tratara, le soltó su famoso "¡Estás despedido!".

 

Trump contrató a un doble de Obama para humillarlo y despedirlo: exabogado del presidente | La Crónica de Hoy

Michael Cohen, ex abogado personal del presidente Donald Trump, saca a la venta mañana sus explosivas memorias del tiempo que pasó con el mandatario republicano y candidato a la reelección en noviembre, pero lo que poco que se conoce del libro refleja, entre otras cosas, no sólo el racismo del magnate, sino una obsesión enfermiza con el único mandatario negro de la historia de EU: Barack Obama.

 

Según revela CNN, Trump contrató a un doble de Obama -que Cohen describe en su libro como "Faux-Bama"- para darse el placer de humillarlo y luego despedirlo, como quedó grabado presuntamente en un video.

 

La cadena CNN, que obtuvo una copia de “Disloyal: A Memoir antes de su publicación, sostuvo que en el libro no se da el nombre de la persona que supuestamente fue contratado por Trump para hacer esta interpretación, ni tampoco entrega una fecha específica, pero la publicación sí incluye una fotografía de Trump sentado detrás de un escritorio y, frente a él, un hombre negro, con un parecido razonable con Obama y que lleva puesto un traje con un pin de la bandera estadunidense.

 

En el video, relata el libro de Cohen, Trump denigró “ceremoniosamente” a Obama y luego, como si de un concursante de su reality show El Aprendiz se tratara, le soltó su famoso “¡Estás despedido!”.

 

Cohen describe al presidente como "un tramposo, un mentiroso, un fraude, un matón, un racista, un depredador, estafador" y "una persona interesada en utilizar la presidencia exclusivamente para su beneficio económico personal".

 

El abogado, por su parte, en 2018 se declaró culpable de nueve cargos de delitos federales, incluida la evasión de impuestos, mentir en el Congreso y violaciones al financiamiento de campañas.

 

Respecto a Cohen, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo: "Es un delincuente deshonrado y un abogado inhabilitado, que mintió al Congreso. Ha perdido toda credibilidad, y no es sorprendente ver su último intento de sacar provecho de mentiras".

 

 

Mientras se desplazaban, los manifestantes ondeaban banderas con el lema "Trump 2020" a través de las ventanillas de sus coches.

 

Un hombre murió por un disparo en el pecho en la ciudad de Portland (Oregón, EE.UU.) después de que el sábado por la noche se registraran choques entre simpatizantes del presidente, Donald Trump, y miembros del movimiento "Black Lives Matter".

 

Todo empezó con la movilización en automóviles que organizaron simpatizantes de Trump: se reunieron con sus vehículos en un centro comercial a las afueras de Portland y condujeron hacia el centro de la urbe con camiones, coches y motos unos detrás de otros, en una línea que se extendía varios kilómetros.

 

Mientras se desplazaban, los manifestantes ondeaban banderas con el lema "Trump 2020" a través de las ventanillas de sus coches.

 

La Policía ha cifrado en "cientos" los vehículos que acudieron a la marcha y explicó que, una vez que llegaron al centro de Portland, comenzaron los enfrentamientos con los manifestantes de "Black Lives Matter", con quienes intercambiaron insultos y agresiones físicas.

 

El mandatario ya ha aprovechado el suceso para reforzar su mensaje de "ley y orden" de cara a las elecciones de noviembre, en las que opta a la reelección; mientras que la campaña de su rival, el demócrata Joe Biden, le ha acusado de incitar a la violencia.

 

La Policía de Portland está investigando el suceso y no ha ofrecido detalles sobre el fallecido, aunque en videos publicados en Twitter se ve a un hombre blanco con una gorra de los "Patriot Prayer", un grupo de la extrema derecha basado en Portland y que se ha enfrentado en el pasado a quienes reclaman justicia racial.

 

Desde mayo, tras difundirse el video del asesinato de George Floyd, asfixiado bajo la rodilla de un policía blanco en Minneapolis, Portland ha vivido, noche tras noche, manifestaciones contra el racismo y, en ocasiones, esas protestas se han vuelto violentas con centenares de manifestantes arrestados por las autoridades locales y federales.

 

Anoche diez personas fueron detenidas con edades comprendidas entre los 21 y 60 años, detalló la Policía.

 

En los últimos meses, Trump ha arremetido en numerosas ocasiones contra Portland al considerar que es una ciudad progresista plagada de violencia.

 

Hoy en Twitter, Trump insultó al alcalde de Portland, el demócrata, Ted Wheeler, y pidió el despliegue la Guardia Nacional, un cuerpo de voluntarios bajo el control de los gobernadores que suele activarse en situaciones graves como disturbios y huracanes.

 

 

"La gente de Portland no soportará más la inseguridad. El alcalde es un TONTO. ¡Traigan a la Guardia Nacional!", clamó en Twitter.

 

El mandatario no tiene autoridad para desplegar a la Guardia Nacional, que depende del gobernador de Oregón, pero sí puede enviar agentes federales, una opción que "está sobre la mesa", reveló este domingo en una entrevista en la cadena ABC el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf.

 

En el otro extremo, el demócrata Adam Schiff, uno de los pesos pesados del partido en el Congreso, consideró que el presidente está "alimentando las llamas del odio" porque cree equivocadamente que le ayudará en las urnas.

 

"Al presidente solo le importa una cosa: él mismo. Él ve esta violencia y su habilidad de azuzarla como algo útil para su campaña. No le importan las consecuencias para el país ni las pérdidas de vida", aseveró Schiff en declaraciones a CNN.

Las protestas que se suceden ahora en Kenosha, Wisconsin, tras los siete disparos que otro policía blanco propinó por la espalda a Jacob Blake, otro joven afroamericano, que ha quedado parcialmente paralítico, no han sido pacíficas, y desde el primer día, se han caracterizado por los disturbios.

 

La división política en Estados Unidos está desatada bajo el gobierno de Donald Trump. Sin embargo, tanto demócratas como republicanos coincidieron en sus convenciones nacionales en que estas son las elecciones “más importantes de la historia” de EU. Hasta ahora, las encuestas han otorgado una sólida ventaja al candidato demócrata, Joe Biden, quien lleva dos meses y medio bordeando los dos dígitos de ventaja en la media de encuestas a nivel nacional que elaboran portales como FiveThirtyEight y RealClearPolitics.

 

La ventaja del demócrata aumentó tras el salvaje asesinato de George Floyd a manos de un policía blanco, en unas imágenes que dieron la vuelta al mundo y propagaron manifestaciones antirracistas en varios continentes. Y hasta ahora, se ha mantenido estable.

 

 

 

Sin embargo, si bien las protestas antirracistas hicieron aumentar la popularidad del movimiento Black Lives Matter (BLM), la violencia prolongada en ciudades como Minneapolis y Chicago, y la aparición de campañas como el “Defund the pólice” (retiren los fondos a la policía), hicieron que el BLM perdiera de nuevo popularidad entre los blancos conservadores y los considerados independientes. Las protestas que se suceden ahora en Kenosha, Wisconsin, tras los siete disparos que otro policía blanco propinó por la espalda a Jacob Blake, otro joven afroamericano, que ha quedado parcialmente paralítico, no han sido pacíficas, y desde el primer día, se han caracterizado por los disturbios.

 

Si bien Biden no está vinculado de manera directa alguna al movimiento BLM, es innegable el ex vicepresidente ha hecho bandera del respaldo que su cargo en el gobierno de Barack Obama le granjea entre la comunidad afroamericana. Esto, sumado al ascenso de la popularidad de los sectores más izquierdistas del Partido Demócrata, que a menudo han simpatizado con las demandas del BLM, incluido el impopular “Defund the pólice”, y a las críticas de la familia de Blake a la violencia, empujaron a Biden a emitir el miércoles un video en sus redes sociales para desvincularse y denunciar la violencia. “Protestar contra la brutalidad (policial) es absolutamente necesario, pero quemar barrios no es protestar, es violencia innecesaria”, aseguró.

 

SUPOSICIONES SIN EVIDENCIA

 

La comparecencia de Biden parecía atender también la reclamación que hizo el periodista de la CNN Don Lemon el día anterior. Lemon consideró que las protestas violentas en Kenosha son un “punto ciego” en la campaña demócrata, que, agregó, “están cerrando los ojos y esperando que este problema desaparezca”. “El problema no va a desaparecer, pero lo que pueden hacer, y quizás Joe Biden no lo hará, quizás sí, es hablar de ello”. Y el demócrata lo hizo.

 

Lemon, que es afroamericano, agregó que “los disturbios deben parar” porque, dijo, el impacto de estos “está apareciendo en las encuestas. Es lo único que ahora mismo que se está clavando” en la campaña demócrata. Lemon no especificó a qué encuestas se refería, y la realidad es que todavía no hay ninguna encuesta publicada que se haya realizado completamente en un período que comprenda ya estos días de protestas en Kenosha. La única que se terminó tras el inicio de los disturbios es la que USC Dornsife publicó el jueves, y da a Biden 14 puntos de ventaja sobre Trump.

 

LA HISTORIA FAVORECE A BIDEN

 

La maniobra de Trump es comprensible desde el punto de vista partidista, no solo porque las encuestas no le favorecen, sino porque la historia tampoco lo hace. En cinco momentos en que las elecciones en EU han coincidido con grandes épocas de conflicto social, el partido en el poder ha perdido las elecciones. Demócratas, como es el caso de Lyndon B. Johnson en la elección de 1968, la más icónica de estas cinco, tras las revueltas que siguieron al asesinato de Martin Luther King, y republicanos, como le ocurrió a George H. Bush en 1992 tras las protestas por el asesinato de Rodney King.

 

MANIOBRA DESESPERADA

 

Esto, sumado al impacto económico que la pandemia ha tenido sobre EU, y a la negligente gestión del republicano de la misma, haría pensar que sus opciones de reelegirse son casi nulas. De cambiar esta dinámica, y de romper el patrón de cambios de signo político cuando coinciden elecciones con protestas –pues la ciudadanía suele culpar al gobierno por el caos—, obliga a los republicanos a pisar el acelerador para convencer a los indecisos de que, si ahora la situación es mala bajo el gobierno de Trump, peor será con Biden en la Casa Blanca.

 

Este mismo jueves, en su discurso ante la convención republicana, Trump insistió en que las protestas violentas han ocurrido “todas en ciudades demócratas” e insistió una y otra vez que “nadie estará seguro” con Biden al mando. El republicano defiende que lo que él llama “izquierda radical” ha tomado el partido –pese a que Biden es un estandarte del sector moderado centrista— y ésta simpatiza con los violentos. Por supuesto, el mandatario ovlidó mencionar el motivo detrás de las protestas: Que su racismo exacerba el racismo sistémico en el país y en los cuerpos policiales.

 

 

 

Por ahora ninguna encuesta ha demostrado que la violencia que ha mermado la popularidad del BLM esté mermando también los números de Biden, y la tendencia histórica da a pensar que esto, simplemente, no ocurrirá. Pero los próximos días serán clave para ver si las primeras encuestas post-Kenosha confirman la hipótesis o dan opciones a Trump de salir de la tumba política que él mismo ha cavado para su futuro político.

 

La candidatura de Trump, que se presenta a la reelección, obtuvo el respaldo abrumador de los delegados conservadores, en una votación durante este primer día del evento, en el que participan presencialmente 336 compromisarios.

 

Los republicanos confirmaron este lunes la nominación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como candidato a las elecciones de noviembre próximo, durante la convención del partido, que se inauguró en Charlotte (Carolina del Norte).

 

La candidatura de Trump, que se presenta a la reelección, obtuvo el respaldo abrumador de los delegados conservadores, en una votación durante este primer día del evento, en el que participan presencialmente 336 compromisarios.

Biden promete un sistema de migración “que refuerce nuestra economía y muestre nuestros valores”. Garantiza que será “aliado de la luz, no de la oscuridad”

 

Ahora sí. Es oficial, con todas las letras. Joe Biden aceptó anoche públicamente la nominación del Partido Demócrata a la candidatura a la presidencia de Estados Unidos en un discurso de media hora desde Wilmington, Delaware, con toda la puesta en escena habitual, pero sin público.

 

Biden, que cerró una noche de menor relumbrón que las anteriores en cuanto a nombres, se sirvió de metáforas para implorar al pueblo estadunidense que se una para superar la oscuridad de la presidencia de Donald Trump, una crisis ahondada por el coronavirus.

 

“El actual presidente ha sumido a EU en la oscuridad durante demasiado tiempo. Hay demasiado enojo, demasiado miedo, demasiada división. Yo, aquí y ahora, les doy mi palabra: Si confían en mí para la presidencia, sacaré lo mejor de nosotros; no lo peor. Seré un aliado de la luz, no de la oscuridad”, sentenció Biden.

 

El mandatario apeló a las emociones, especialmente positivas, durante todo su discurso, pero también alertó: “Si le dan cuatro años más a este presidente, despertará cada día creyendo que este trabajo gira alrededor de él, no de ti, ¿es eso lo que quieres para ti, para tu familia, para tus hijos?”.

 

“Que la historia pueda decir que el fin de este oscuro capítulo empezó esta noche”, sentenció Biden en un emfático y cálido final de su discurso, en el que insistió en que “el amor es más poderoso que el odio” y reclamó: “Este es nuestro momento”.

 

RESPALDO A MIGRANTES

 

Aunque se refirió al tema de forma breve, el mensaje de Biden hacia los migrantes fue claro, asegurando que él planea buscar “un sistema de inmigración que refuerce nuestra economía y muestre nuestros valores”. Asimismo, garantizó “respeto y mejores salarios para los migrantes”.

 

La cuestión laboral fue parte del discurso de Biden, en el que prometió elevar el salario mínimo para que un trabajador empleado a tiempo completo ya no pueda ser pobre en Estados Unidos.

 

“TORMENTA PERFECTA”

 

La actual pandemia centró buena parte del discurso de Biden, en el que lamentó que “la historia nos ha dado uno de los momentos más difíciles que EU ha enfrentado: Cuatro crisis a la vez –la pandemia, la económica, la exigencia de justicia racial y la amenaza del cambio climático—, una tormenta perfecta”.

 

Denunció que el mandatario “sigue esperando que el virus desaparezca un día, que ocurra un milagro”, ante lo que le espetó: “Le tengo una noticia: No hay milagros con el virus”.

Robert Trump, el hermano menor del presidente de Estados Unidos, falleció este sábado 15 de agosto, a los 77 años de edad, según confirmó en un comunicado la Casa Blanca, a nombre del mandatario estadounidense.

 

“Con gran pesar comparto que mi maravilloso hermano, Robert, falleció pacíficamente esta noche. No era solo mi hermano, era mi mejor amigo”, señaló Trump citado por el Gobierno estadounidense.

 

“Lo extrañaremos mucho, pero nos volveremos a encontrar. Su recuerdo vivirá en mi corazón para siempre. Robert, te amo. Descansa en paz”, indica el comunicado de la Casa Blanca.

 

Robert Trump nació en 1948, fue ingresado en un hospital de Nueva York, “muy enfermo”, ayer viernes 14 de agosto, según informaron medios locales.

 

El hermano del presidente de EE.UU. estuvo durante diez días del mes de junio en la unidad de cuidado intensivo del centro Mount Sinai, en Manhattan, “por una condición seria”, de la que no se ofrecieron detalles.

 

Según lo destacó la prensa neoyorquina, el presidente Trump y su hermano mantenían buenas relaciones.

 

“Pese a ser mucho menos famoso que su hermano mayor, Robert Trump ha sido durante mucho tiempo parte vital del imperio inmobiliario familiar y era muy leal al presidente”, indicó la cadena Univisión.

 

“[Robert] Acudió sin éxito a los tribunales para tratar de obtener una orden judicial que impidiera la publicación de un libro de la sobrina del presidente, Mary Trump, titulado ‘Demasiado y nunca suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo'”, abundó la cadena.

 

El libro -que presenta al presidente de EE.U.U como el producto de una familia “tóxica”, y fue permitida su publicación cuando un juez levantó su restricción en julio-, fue una “desgracia”, dijo Robert Trump.

Los casos de COVID-19 en el planeta confirmados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alcanzaron hoy la cifra de los 20,9 millones, mientras que los fallecidos son 760.774, según las estadísticas del organismo con sede en Ginebra.

 

En las últimas 24 horas se registraron en el mundo 286 mil nuevos casos, cifra que se aproxima al máximo registrado el 1 de agosto (297 mil), pero preocupa la cifra de nuevos fallecidos notificados hoy sábado, que podrían superar la barrera de los 10 mil.

 

América, la región más afectada, suma 11.6 millones de casos, por 3.7 millones en Europa y 2.9 millones en el sur de Asia.

 

El continente americano también concentra más de la mitad de los fallecimientos (410 mil) y en segundo lugar se sitúa Europa con 218 mil decesos.

 

Sólo África, con 936 mil contagios, muestra en su curva de contagios diarios cierta tendencia a la baja, mientras que América muestra una gráfica estable y el resto de regiones evidencian ascenso continuado en las últimas semanas.

 

Estados Unidos se mantiene como el país con más infecciones (5.2 millones), seguido de Brasil con 3.2 millones e India con 2,5 millones.

 

Tras esos tres países, Rusia y Sudáfrica, Perú se encuentra en sexta posición con 507.000 casos, seguida de México (505 mil), Colombia (433 mil), Chile (382 mil), Irán y España.

 

El territorio español, con 337 mil casos y una curva en rápido ascenso, podría pronto superar las cifras iraníes y entrar de nuevo en el grupo de los 10 países con más casos en el mundo.

 

Teniendo en cuenta las cifras de las distintas redes sanitarias nacionales, los pacientes recuperados en el mundo son más de 14.1 millones, alrededor de dos tercios del total, mientras que 64 mil una cifra muy estable en los últimos meses pese al aumento progresivo de casos, se encuentran en estado grave o crítico.

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA