Está aquí: HomeNacional

Nacional

 

El mandatario acudió a la casilla 4990 con su esposa Angélica Rivera de Peña y los seis hijos de ambos: Paulina, Nicole, Alejandro, Sofía, Fernanda y Regina y celebró que el proceso el proceso electoral esté ocurriendo de forma “ordenada, pacífica, en un clima de gran armonía social, lo cual yo celebro y aprecio”.

 

“He acudido aquí, con la familia, en esto que, estoy seguro, será una jornada histórica para el país, porque se trata de la elección más grande que México haya vivido en su historia por el número de cargos que están en disputa, por el número de candidatos que participan, por el número de observadores que tendrá este proceso, por el número de funcionarios del Instituto Nacional Electoral que también están participando en esta jornada”, dijo.

 

Al dirigir un mensaje a los medios de comunicación, expuso: “Ustedes han sido informados ya por parte de la autoridad electoral del desarrollo de este proceso, donde hemos conocido que prácticamente la casi totalidad de las casillas en el país se han instalado”.

 

El mandatario dijo que regresará a Los Pinos para estar atento al desarrollo de esta jornada electoral.

 

Al respecto, dejó en claro: “El Gobierno de la República ha puesto toda la disposición con la autoridad electoral, a fin de contribuir y garantizar que esta jornada electoral sea una, repito, pacífica, ejemplar y que se traduzca en una fiesta de la democracia”.

 

Recordó que este día, “los mexicanos habrán de decidir a sus autoridades, desde el Presidente de la República, en varios casos Gobernadores, Congreso Federal, congresos locales y alcaldías en varios estados”.

 

Se dijo convencido de que será algo verdaderamente histórico para este país y nos habrá de reafirmar en nuestra vocación democrática, un logro que los mexicanos hemos logrado construir, especialmente prácticamente a partir de tres décadas al menos y creo que se viene consolidando, robusteciendo. Y esto es muy positivo.

 

Aludió en que es la primera vez que muchos jóvenes ejercer su derecho al voto por vez primera. “Más de 12 millones de jóvenes por primera vez habrán de votar en esta jornada electoral”, refirió.

 

“Y a mí me da mucho gusto que me acompañe mi familia.  Sólo para recordar, hace seis años, justamente en un día como hoy, que estábamos en el proceso electoral de entonces, sólo pudimos votar mi esposa y yo, porque éramos los únicos que teníamos la mayoría de edad”, refirió.

 

Mencionó que “a seis años de distancia, prácticamente cinco de nuestros seis hijos están ya ejerciendo su derecho al voto, ya algunos lo habían ejercido con anterioridad, pero hoy dos de ellas por lo menos están por primera vez votando”.

 

Y agregó: “Creo que es una evidencia de cómo un número importante de jóvenes por primera vez están participando en este proceso democrático y contribuyendo, realmente, a cuidar esta cultura democrática de nuestro país”.

 

En la casilla en la cual votó el Presidente de la República también ejercieron su voto algunos escoltas e integrantes de su equipo de seguridad así como el Jefe del Estado Mayor Presidencial, general de división Roberto Miranda.

Orquídea Hernández Mendoza, candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Alcaldía de José Joaquín de Herrera (Hueycantenango), Guerrero, fue atacada ayer viernes por un grupo de 10 hombres armados, que hirieron a balazos a dos elementos de la Policías estatal que la resguardaban y a quienes les quitaron sus armas de cargo.

 

A través de un comunicado el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que la agresión ocurrió a las 14:49 horas, cuando la candidata priista se traslada en una camioneta sobre la carretera Chilapa-Hueycantenango, cerca de la comunidad de Apanguito.

 

“Desafortunadamente fue cuestionada y a dos de sus acompañantes que eran del equipo de seguridad les dieron unos balazos. Esto viene a sumarse a una serie de problemas que se nos han venido reportando en algunos lugares del estado, ya en este momento que concluyeron las campañas”, señaló Heriberto Huicochea Vázquez, dirigente del PRI estatal en conferencia de prensa.

 

El dirigente partidista afirmó que este hecho puede provenir de los adversarios políticos para cualquiera de los partidos, o efectos de intimidación, o que alguien de la delincuencia organizada trate de intimidar a cualquiera de los candidatos.

 

Huicochea Vázquez que la candidata priista fue cuestionada por los hombres armados, sin embargo, el dirigente partidista no quiso entrar en mayores detalles. Asimismo, agregó que la Fiscalía General del estado es la que debería de informar y dar a conocer los móviles del atentado, del que la candidata salió ilesa.

 

El dirigente llamó a todos los actores políticos “ya sean candidatos, candidatas, presidentes o dirigentes de los partidos políticos, y sobre todo a los simpatizantes para que mantengamos la calma, para que no vayamos a extralimitar actividades que se puedan prestar precisamente a un tema con este tipo de intimidaciones” para prevenir algún chantaje o extorsión.

 

También informó que hay 13 candidatos a diferentes puestos de elección popular que solicitaron seguridad, pero no en todos los casos es por amenazas o intimidaciones. Heriberto Huicochea agregó que la zonas catalogadas de alto riesgo en el mapa que tiene el Gobierno del estado, son las regiones Centro, Tierra Caliente y Costa Grande.

 

EJECUTAN EN CHILAPA AL ENCARGADO DE LA ESTRUCTURA ELECTORAL DEL PRD

 

Jorge Luis Vargas Díaz, encargado de la estructura electoral -que coordina el trabajo de los representantes generales de casilla y movilizadores del voto-mdel Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Chilapa, fue asesinado a balazos ayer viernes, adentro de la casa de campaña del candidato de ese partido a presidente municipal, Antonio Hernández Godínez.

 

Los hechos ocurrieron a las 14:40 horas, y según testigos citados por medios locales, un hombre armado entró a la casa de campaña del candidato Hernández Godínez y atacó a balazos a Vargas Díaz. El reporte indica que la víctima fue asesinado de tres balazos en la espalda, cuando se encontraba en una reunión con simpatizantes del PRD.

 

Según el diario local El Sur, policías municipales, estatales, ministeriales y soldados acordonaron la zona, mientras que peritos de la Fiscalía realizaron las diligencias correspondientes. En el lugar había cuatro casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

 

Por su parte, el presidente estatal del PRD, Ricardo Barrientos Ríos, señaló que estas situaciones se dan con el objetivo de inhibir que el ciudadano salga a votar, y agregó que esta elección es de las más difíciles, por lo que expresó su profundo rechazo a nombre del Frente Por México sobre esta violencia “que no para”.

 

Mientras que el dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), Marco Antonio Maganda Villalba, condenó los hechos, además de que convocó a los ciudadanos a votar y no permitir que las fuerzas oscuras intervengan en estas elecciones. Dijo que con estos crímenes, como el sucedido ayer en Chilapa, se muestra la incapacidad de los gobiernos estatal y federal para dar seguridad.

 

Asimismo, el delegado nacional de Movimiento Ciudadano (MC), Adrián Wences Carrasco, informó que algunos candidatos de dicho partido se han bajado de la contienda, aunque no precisó cuales, porque han sido amenazados y secuestrados sobre todo en las regiones Norte y Tierra Caliente.

Ciudad de México  (SinEmbargo).- La Procuraduría General de la República (PGR) mostró avances ya: hay quince imputados y se realizó el aseguramiento de 398 cuentas bancarias, pertenecientes a 18 personas ligadas al caso contra el candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, el empresario Manuel Barreiro y otros, por presunto lavado de dinero en la compra de la nave industrial ubicada en Querétaro.

 

Los nombres de los imputados quedaron bajo reserva, por lo cual no se sabe si Ricardo Anaya figura entre ellos. La PGR indicó que la carpeta se encuentra en la etapa inicial, la cual concluye cuando alguno de los imputados es presentado ante un juez.

 

“Entre los diversos imputados, hasta la fecha, cuatro cuentan con un suspensión decretada por un juez de amparo, que prohíbe a esta Fiscalía de la Federación ejercer acción penal contra ellos . Es decir, solicitar órdenes de aprehensión, orden de comparecencia o citatorio para que se celebre, ante un juez de control, la audiencia inicial”, señaló la PGR.

 

El 13 de junio, la Comisión Permanente, impulsada por integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México (PVEM), aprobó de urgente y obvia resolución un acuerdo para que la PGR mostrara avances de las indagatorias en contra de Manuel Barreiro y Ricardo Anaya Cortés.

 

Además, se demandó que se llevarán con mayor velocidad las denuncias presentadas por el posible enriquecimiento ilícito y operaciones inmobiliarias ilícitas.

 

Fracciones opositoras demandaron que también se informe sobre investigaciones a los candidatos José Antonio Meade, por los casos de Odebrecht y la Estafa Maestra, y a Andrés Manuel López Obrador por el presunto financiamiento ilegal a su campaña.

 

“Solicitar a la PGR a presentar, dentro de los próximos 10 días, un informe sobre el estado que guardan los avances de las indagatorias en contra de Manuel Barreiro, Ricardo Anaya y otros, lo anterior con pleno respeto a los principios de estricta reserva y secrecía de la investigación que consagran la Constitución y demás leyes de la materia”, dice el documento avalado por la mayoría.

 

“Exhortar a la Procuraduría a dar celeridad a las denuncias que vinculan a Manuel Barreiro, Ricardo Anaya y otros con operaciones inmobiliarias al margen de la ley y enriquecimiento ilícito, con objeto de deslindar responsabilidades penales que conforme a derecho proceda”, detalla.

 

Héctor Larios, del Partido Acción Nacional (PAN), señaló que se manipula a la justicia y se utilizan a instituciones para golpear a Anaya Cortés.

 

Un día antes, el 12 de junio, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) atrajo una investigación contra Ricardo Anaya Cortés por el delito de lavado de dinero.

 

El Senador panista Ernesto Cordero, hoy aliado del candidato del PRI José Antonio Meade Kuribreña, lo informó, a unas horas de que iniciara el tercer debate presidencial.

 

Además, los mismos anónimos que publicaron un video en el que se involucra a Anaya Cortés con supuesto lavado de dinero para él y para su campaña, liberaron una entrega más, a las 20:45 horas, justo minutos antes de que iniciara el último debate presidencial y cuando el panista y Meade Kuribreña se han cerrado en las encuestas, en busca de un segundo lugar.

 

En la página CasoAnaya.com y en la cuenta en Youtube con el mismo nombre, se reveló una versión más larga del encuentro del hermano de Manuel Barreiro con una presunta empresaria argentina, con la que habla libremente sobre operaciones sospechosas.

 

Antes se ha dado a conocer la atracción del caso. La Seido, que forma parte de la Procuraduría General de la República (PGR), turnó el caso a la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Falsificación o Alteración de la Moneda, después de que Ernesto Cordero Arroyo, presidente de la Mesa Directiva del Senado por Partido Acción Nacional (PAN), presentara la denuncia.

 

No es la primera vez que Anaya es ligado a presuntos casos de corrupción y enriquecimiento ilícito. Sin embargo, al menos en lo legal, ha librado todos los señalamientos que pesan sobre él.

 

Desde el año pasado, la noticia persigue al panista queretano: entre 2014 y 2016, compró y vendió un terreno en su estado natal. Lo adquirió por poco más de 10 millones de pesos y a los dos años de la compra, construyó siete mil metros cuadrados de una nave industrial que vendió en 54 millones de pesos.

 

Hoy, le es cuestionada la cantidad de dinero que genera y que no esclarece -a cabalidad- de dónde sale; también su presunta liga y “amistad” con Manuel Barreiro Castañeda, empresario investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) por lavar dinero a través de empresas fantasma, quien junto con Anaya habría hecho tejes y manejes para enriquecerse a partir de “inflar avalúos”, señala el testimonio de personas ligadas al caso.

 

El coordinador de la campaña de Anaya, Jorge Castañeda, ha atribuido en varias ocasiones que el escándalo del supuesto lavado de dinero fue lo que frenó el ascenso del candidato panista en la contienda presidencial.

 

En reiteradas ocasiones, Anaya y su equipo han dicho que el tema ya quedó aclarado, que él no está implicado en el supuesto delito y que la PGR no lo ha citado a declarar por caso.

El 54 por ciento del electorado mexicano votaría por Andrés Manuel López Obrador, mientras que José Antonio Meade Kuribreña se colocó en el segundo lugar, con 22 por ciento, y Ricardo Anaya Cortés se rezagó un punto, ya en tercer lugar, quedando con 21 por ciento, según la última encuesta de El Financiero, publicada a sólo 5 días de la elección del próximo 1 de julio.

 

En el último lugar, con 3 por ciento de la intención del voto, se encuentra el independiente Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón, “El Bronco”. El rotativo indicó que López Obrador ha crecido paulatinamente desde que inició el proceso electoral, y pasó desde un 35 por ciento inicial, al 54 por ciento con el que cuenta ahora. Además, desde la última medición incrementó 4 puntos porcentuales.

 

“Bajo cualquiera de estos escenarios, el puntero lleva una cómoda ventaja rumbo al 1 de julio, pero el sondeo no prevé un claro segundo lugar”, indicó el diario. Por otra parte, la encuesta de El Financiero espera una participación de 64 por ciento de la ciudadanía, lo que equivale a alrededor de 57 millones de votantes.

 

En cuanto a las preferencias para conformar la Cámara de Diputados, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) encabeza las encuestas, con 45 por ciento de preferencia, mientras que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN) cuentan con 20 por ciento cada uno.

 

Por su parte, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), concentra el 4 por ciento de intención de voto; el Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM), el 3 por ciento; el Movimiento Ciudadano (MC) el 2 por ciento; el Partido Nueva Alianza (Panal) y el Encuentro Social (PES), el 1 por ciento, respectivamente.

 

La medición de El Financiero se realizó del 21 al 23 de junio a nivel nacional, con entrevistas cara a cara en vivienda, entre mil 420 electores de todo el país. Mientras que la tasa de rechazo de la encuesta, fue de 42 por ciento, y tiene un nivel de confianza de 95 por ciento.

Las últimas encuestas, al cierre de esta edición, colocan a Andrés Manuel López Obrador muy cerca de convertirse en el próximo presidente de México. El promedio de sondeos lo sitúa cerca del 49% de votos el próximo domingo, mientras sus rivales quedan descolgados:Ricardo Anaya rondaría el 27% y el priista José Antonio Meade se quedaría en el 21%.


López Obrador tiene una ventaja de 22 puntos, que lo convierte en favorito. Su ventaja se ha reducido ligeramente en la última semana, pero sigue siendo amplia. De acuerdo al modelo electoral de EL PAÍS, el líder de Morena tiene un 97% de probabilidades de salir elegido presidente. Ricardo Anaya ganaría un 2% de las veces y José Antonio Meade menos del 1%. Esta es la última predicción de un modelo estadístico que venimos actualizando desde principio de 2018. El modelo promedia decenas de encuestas y tiene en cuenta la precisión histórica de los sondeos en México y otros países. La metodología es la misma que usamos en Francia, Reino Unido, España o Colombia.

Por qué la victoria de López Obrador es muy probable, según las encuestas

 

Por qué la victoria de López Obrador es muy probable, según las encuestas
¿Qué tendría que pasar para que López Obrador no lograse la victoria? Hay dos posibilidades y ninguna es probable. La primera opción es que se produjese algún fenómeno noticioso que provocase un vuelco electoral. No obstante, faltando sólo cuatro días para la votación, y después de un larga y exhaustiva campaña, el margen para una sorpresa es ya pequeño. La otra opción con la que pueden soñar Ricardo Anaya o José Antonio Meade es que los sondeos cometiesen un error mayúsculo.

Un error de las encuestas es posible, pero un error de 20 puntos es poco frecuente. En México no se han producido desviaciones así recientemente. Desde 2006, el error de las encuestas nunca pasó de los 3 o 4 puntos en una elecciones presidenciales o legislativas. Solo en 2000 hubo un error que rozó las dos cifras. Aquel año Francisco Labastida rondaba el 46% de votos en las encuestas, pero acabó logrando sólo un 36% —casi 10 puntos menos— y perdiendo la elección contra Vicente Fox.

Los errores de 20 puntos tampoco son frecuentes en otros países. Todos tenemos en la cabeza el desacierto de los sondeos con la votación del Brexit o la elección de Donald Trump. Pero aquellos errores fueron de apenas unos puntos porcentuales. Las encuestas del Brexit fallaron sólo por tres puntos (el promedio del Financial Times, por ejemplo, daba un 49% de votos a la opción «Brexit» y acabó logrando el 52%). Aún menor fue el fallo de los sondeos en la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos: Donald Trump rondaba en los sondeos un 45% del voto popular y acabó logrando un 46%, apenas un punto más. El único error reciente que supero los 10 puntos, al menos entre los sonados, fue el que se produjo en Colombia en 2016, cuando las encuestas minusvaloraron en 14 puntos los votos por el «no» en el plebiscito sobre los acuerdos de paz con las FARC.

Estos ejemplos sirven para explicar nuestra predicción. Nuestro modelo cree que el margen de error para López Obrador es de 11 puntos porcentuales, cuando este cuenta con una ventaja de 22 puntos sobre sus rivales. Por eso es un favorito claro para ganar el próximo domingo: porque una vuelco tan grande no es imposible, pero sí poco común.

El 1 de julio los mexicanos votarán también para escoger los diputados y senadores que renovarán sus dos cámaras legislativas. Los datos de los sondeos, analizados por EL PAÍS hace unos días, indican que el partido de López Obrador (Morena) podría ser el más votado en los dos casos y que su coalición con Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT) podría conseguir también la mayoría en las dos cámaras.

Metodología del modelo de la elección presidencial. Las predicciones las produce un modelo estadístico basado en sondeos y en su precisión histórica. El modelo es similar al que usamos en Francia, Reino Unido o Cataluña. Funciona en tres pasos: 1) agregar y promediar las encuestas en México, 2) incorporar la incertidumbre esperada, y 3) simular 20.000 elecciones presidenciales para calcular probabilidades.

Paso 1. Promediar las encuestas. Nuestro promedio tienen en cuenta docenas de sondeos para mejorar su precisión. Los datos han sido recopilados en su mayoría por la web Oraculus.mx. El promedio está ponderado para dar distinto peso a cada encuesta según tres factores: el tamaño de la muestra, la casa encuestadora y la fecha.

Peso por muestra. Las encuestas con más entrevistas reciben más peso, según una ley decreciente (pasado cierto umbral, hacer más entrevistas aporta poco).

Efecto de la casa encuestadora. La mayoría de encuestadoras tienden a dar mejores resultados a un candidato de forma sistemática. Es algo razonable: si usan métodos e hipótesis diferentes, es normal que sus desviaciones sean constantes. El problema es que estos efectos mueven el promedio artificialmente a corto plazo. Una opción para evitarlo es calcular los «efectos casa», la desviación sistemática de cada encuestadora con cada candidato. Después, al promediar las encuestas, sustraemos (parte de) esa desviación del dato de la encuestadora.

Encuestas repetidas. Ponderamos a la baja las encuestas repetidas de un mismo encuestador. La idea es sencilla: no queremos que una empresa que haga muchas encuestas domine el promedio. Al calcular el promedio en una fecha, la encuesta más cercana de cada encuestador tiene peso 1, y el resto un peso reducido.

Peso por fecha. El último factor es el más importante: queremos dar más peso a las encuestas recientes al calcular el promedio. Para conseguir eso asignamos pesos a los sondeos según una ley decreciente exponencial (por ejemplo, en este promedio una encuesta de hace 15 días recibe la mitad de peso que una encuesta de hoy). También definimos una franja de exclusión y eliminamos completamente las encuestas con más de 60 días de antigüedad.

Paso 2. Incorporar la incertidumbre de las encuestas. Este es el paso más complicado y más importante. Necesitamos estimar la precisión esperada de los sondeos en México. ¿De qué magnitud son los errores habituales? ¿Cómo de probable es que se produzcan errores de 2, 3 o 5 puntos? Para responder esas preguntas hemos estudiado cientos de encuestas en México y miles internacionales.

Calibrar los errores esperados. Primero he estimado el error de las encuestas en México. He construido una base de datos con encuestas de cinco elecciones desde 2000 —incluyendo las tres presidenciales. El error absoluto medio (MAE) de los promedios de encuestas en México ha rondado los 3 puntos por partido o candidato. Eso significa que fueron habituales desviaciones de 3 o 4 puntos y que el margen de error se acerca a los 8 puntos. Pero tres elecciones son pocas para extraer conclusiones fuertes, especialmente si miramos el acierto de los sondeos en la región. Nuestro análisis de 24 votaciones en Latinoamérica eleva el error MAE a 4 puntos. Por eso, queriendo ser cautos, nuestro modelo asume un MAE de 3,5 puntos para México.

Esos errores dependen al menos de dos cosas: del tamaño del candidato/partido y de la cercanía de las elecciones. Para tener en cuenta esos dos factores hemos recurrido a la base de datos de Jennings y Wlezien, recientemente publicada en Nature. Hemos analizado los errores de más de 4.100 encuestas en 241 elecciones de 19 países occidentales. Así hemos construido un modelo sencillo que estima el error MAE del promedio de votos estimado por las encuestas para cada partido, teniendo en cuenta: i) su tamaño (es más fácil estimar un partido que ronda el 5% en votos que uno que supera el 30%), y ii) los días que faltan hasta las elecciones (porque las encuestas mejoran al final).

Distribución. Para incorporar la incertidumbre al voto de cada partido en cada simulación utilizo uno distribución multivariable. Uso distribuciones t-student en lugar de normales para que tengan colas más largas (curtosis): eso hace más probable que sucedan eventos muy extremos. Las ventajas de esa hipótesis la explica Nate Silver. El nivel de curtosis lo he estimado con la base de datos. Luego defino la matriz de covarianzas de estas distribuciones para que i) la suma de los votos no sobrepase el 100% (una idea de Chris Hanretty), y ii) consideren correlaciones entre candidatos cercanos (tomando datos de duelos cara a cara y de segundas opciones). Por último, hay que escalar la amplitud de las matrices de covarianza para que las distribuciones de voto que resultan al final tengan el MAE y la amplitud esperados según la calibración.

Paso 3. Simular. El último paso consiste en ejecutar el modelo 20.000 veces. Cada iteración es una simulación de las elecciones con porcentajes de voto que varían según la distribución definida en el paso anterior. Los resultados en esas simulaciones permiten calcular las probabilidad que tiene cada candidato de ganar.

Por qué encuestas. El modelo se basa por entero en encuestas. Existe la percepción de que los sondeos no son fiables, pero a nivel nacional fallaron por pocos puntos incluso con Trump y con el Brexit. En otras elecciones recientes dieron menos que hablar porque estuvieron acertados (Francia, Países Bajos, País Vasco, Galicia, Cataluña). Pese a la creencia popular, lo cierto es que las encuestas no lo han hecho mal últimamente. Las encuestas raramente son perfectas, pero no existe una alternativa que haya demostrado mejor capacidad de predicción.

México presentará un proyecto de resolución ante el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la separación de las niñas y niños de sus padres por la política antiinmigrante establecida por el gobierno de Estados Unidos, indicó el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray. 

 

En el marco de la visita que legisladores mexicanos realizan a sus homólogos en Washington y a la OEA, Videgaray dijo que lo que se busca con la resolución es mandatar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (órgano de la OEA) que actúe ante la situación de los menores migrantes y se haga una condena formal. 

 

"Lo que habremos de proponer en la resolución es que sea la Comisión, en el ámbito de sus competencias, que actúe; si la Comisión considera que debe adoptar medidas cautelares, como ha sido solicitado por varios de los ombudsman nacionales (de Colombia, Ecuador, Guatemala y Honduras), incluyendo la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, por supuesto la Comisión debe actuar en consecuencia", dijo el Canciller. 

 

Refirió que la propuesta de resolución será presentada el próximo viernes en la sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA y confió en que a la propuesta de resolución se adhieran varios países integrantes de la Organización.

 

Luego de reunirse con Luis Almagro, secretario general de la OEA, Videgaray señaló que en el encuentro "expresamos una enérgica condena a la separación de los menores de sus padres, que es un acto cruel e inhumano y además injustificado".

 

Persiste, dijo, la preocupación por los más de dos mil 300 niños que siguen separados de sus padres y también por los niños que están con sus familiares pero se encuentran detenidos en lugares inadecuados o con violaciones a sus derechos fundamentales.

 

Respecto a los menores mexicanos, el Canciller dijo que se mantiene la cifra de 22 casos identificados, de los cuales la mayoría ya fueron reunidos con sus padres.

 

"Pero esto no es un tema de números, es un tema de niños y niñas, todo esto se da en una condición absolutamente inaceptable separados de sus padres, que son mas de dos mil casos, en su mayoría son centroamericanos", expresó.

 

Videgaray señaló que el decreto firmado el pasado miércoles por el presidente Donald Trump para detener la separación de los menores de sus padres no es suficiente, ya que los dos mil 300 niños aún no se reúnen con sus familiares y porque "existen preguntas acerca de cual será la condición que habrán de tener los niños que sean detenidos junto con sus padres. Aquí el problema de raíz es la criminalización".

 

Mencionó que acudirá a la Casa Blanca, sin decir con quién se reunirá, para expresar de manera presencial lo dicho vía telefónica y vía nota diplomática, que es "la absoluta condena, el  rechazo del Gobierno de México y, debo decirlo, del pueblo de México entero a esta situación absolutamente inaceptable, cruel e inhumana".

Ángeles Juárez murió tras recibir tres impactos de bala en el tórax. Personas cercanas al aspirante —de 64 años y quien nunca había incursionado en política— dijeron desconocer amenazas en su contra; en tanto, indígenas de la comunidad de San Cristóbal advirtieron que si no hay justicia tomarán las armas para buscar a los responsables.

Janine Otálora Malassis, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), alertó que en algunas partes del país

el crimen es el que decide quiénes serán los candidatos que deben contender el 1 de julio.

"Manos criminales están actuando de forma premeditada y deleznable para decidir por la vía de la violencia quiénes deben o no estar en la boleta

electoral", lamentó

 

Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán, estado en el que han asesinado a tres contendientes en la última semana, aseguró que no

permitirán que poderes oscuros vulneren el proceso electoral y que atenten contra las instituciones, la estabilidad y la paz.

"No habrá impunidad, iremos por quienes han atentado contra la vida hasta donde estén", aseguró.

En 13 estados del país, 47 candidatos a diversos cargos han sido asesinados desde septiembre de 2017.

Fernando Ángeles Juárez, candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la Presidencia Municipal de Ocampo, Michoacán, fue asesinado la mañana de este jueves en el interior de su domicilio particular, en el municipio de la Región Oriente de la entidad.

 

Según la agencia Quadratín, los hechos se produjeron alrededor de las 8:00 horas dentro del complejo urbanístico hotel Posada del Bosque, ubicado en la carretera Ocampo-Angangueo, en la población de Ocampo, mismo que comprende un hotel y la residencia del ahora ex candidato.

 

“Fernando Ángeles se hallaba en su vivienda, a punto de salir a la vía pública para realizar actos de proselitismo, cuando intempestivamente allanaron su hogar tres hombres armados, quienes de inmediato abrieron fuego en su contra”, indicó la agencia.

 

“Testigos presenciales dijeron que los individuos vestían uniformes tipo militar, y llegaron y escaparon a borde de una camioneta. En la escena del crimen ya se encuentran policías preventivos y ministeriales”, abundó Quadratín

 

Por su parte, el gobernador Silvano Aureoles Conejo señaló que instruyó a la Procuraduría General de Justicia del Michoacán, iniciar las investigaciones correspondientes a dicho homicidio, además de que externó sus condolencias por “estos condenables hechos que nos consternan e indignan”, en su cuenta de la red social Twitter.

 

Moentras que la Secretaría de Seguridad Pública estatal informó en dos tuits, que por instrucciones del gobernador, la institución se trasladó a Ocampo para resguardar el lugar de los hechos. Asimismo, detalló que la Procuraduría General de Justicia del Estado, llevará a cabo las diligencias correspondientes para esclarecer los hechos.

 

Apenas ayer miércoles fue asesinado Omar Gómez Lucatero, candidato independiente a la Alcaldía de Aguililla, también en Michoacán. Mientras que Alejandro Chávez Zavala, abanderado de la coalición por Taretan al Frente, fue ejecutado el 14 de junio cuando hacia proselitismo en la puerta de una vivienda en la comunidad de La Florida.

 

Con estos hechos suman 116 los políticos víctimas de homicidio en el actual proceso electoral. Tan solo en Michoacán se han registrado cuatro asesinatos de candidatos en el mismo período.

El director de Seguridad Pública de Zitlala, Alfredo Tlatempa Palacios, fue asesinado esta mañana en la cabecera de ese municipio de la zona Centro de Guerrero.

 

De acuerdo con reportes policiacos, el funcionario municipal fue ultimado a balazos aproximadamente a las 7:30 horas en la avenida Aldama de la colonia Centro, justo frente a las instalaciones del DIF y a un costado de la escuela primaria Vicente Guerrero.

 

El cuerpo del director presentaba varios impactos de bala en el tórax y la cabeza. Asimismo, a un costado, se encontró incendiado su vehículo Volkswagen tipo Jetta clásico, color azul.

Por Adela Navarro Bello

 

Ninguna encuesta seria, de prestigio, o con antecedentes de certeza científica, cuantitativa, ha posicionado al candidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, en el segundo lugar de las intenciones electorales de los mexicanos para la elección del 1 de julio de 2018. Ninguna.

 

De las recientes, la del diario de la Ciudad de México, Reforma, que reflejaba la intención del voto de los electores en los últimos días de mayo, lo sumía en el tercer lugar con 19 por ciento, frente al segundo lugar del candidato del PAN/PRD Ricardo Anaya Cortez con el 26 por ciento de las preferencias, y el arrastre de Andrés Manuel López Obrador de Morena, con un 52 por ciento.

 

Días después la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex), dio a conocer una encuesta donde los cuestionarios superaron las 13 mil unidades y el estudio cuantitativo fue realizado por dos de las más serias casas encuestadoras de México, Berúmen e Ipsos, donde una vez más el candidato Meade cayó en la tercera posición con 13.6 por ciento de las preferencias, contra el 21 por ciento que registró Anaya, y el 41.7 por ciento obtenido por López Obrador.

 

Tanto en el candidato oficial como en su círculo principal se notó el enojo. Lo de menos fue desprestigiar las encuestas, decir que no creían en los números, que la gran encuesta es el 1 de julio, y que no se confían de los estudios de opinión. Pero de repente empezaron a dar visos de que sí creían en las encuestas y comenzaron a ¡Pelear por el segundo lugar!

 

En efecto, en una de esas el candidato Meade escribió en una de sus redes sociales:

 

“Aquí tienen la señal que muchos esperaban. Con base en esta encuesta seria y robusta que difundió hoy @dparamooficial estamos en un claro y ascendente segundo lugar y vamos recio hacia la victoria. Les pido su voto libre, consiente, útil y razonado. No les voy a fallar”.

 

Y la “encuesta” que difundió no era tal. De hecho era solo la imagen de una gráfica, sin el nombre de la casa encuestadora, sin el número de cuestionarios realizados, sin metodología explicativa sobre el levantamiento del cuestionario, sin las preguntas realizadas, ni las respuestas ni los cruces de las mismas. Solo una gráfica con rayitas de colores asignados a cada uno de los aspirantes a la Presidencia de la República (incluida Margarita) en dirección ascendente y descendente.

 

En la ni “seria” ni “robusta” “encuesta” que presentó Meade, se daba cuenta de una medición desde noviembre de 2017, mes a mes, hasta junio de 2018. En el primer mes, o sea en noviembre, los números eran así: AMLO 30 por ciento, Anaya 24 por ciento, Meade 20 por ciento. Ocho meses después, en junio de 2018, la misma gráfica daba cuenta de los siguientes números: AMLO 44 por ciento, Meade 24 por ciento, Anaya 20 por ciento.

 

Tal “encuesta” no sólo fue la primera en colocar al panista en la tercera posición, sino en reflejar el lentísimo (en dado caso que hubiese contado con una metodología científica) crecimiento de quien pelea el segundo lugar, pues de noviembre de 2017 a junio de 2018, José Antonio Meade Kuribreña “subió” ¡4 puntos! Aun así, él dice a sus seguidores que va derechito a la victoria, con todo y que le faltarían de acuerdo a esa “encuesta” 20 puntos que tendría que subir en dos semanas, hazaña que no pudo lograr en ocho meses.

 

Hace unos días La Razón, un periódico de la Ciudad de México muy cargado al oficialismo, divulgó en interiores de su edición otra encuesta que, vaya, no solo ponía a Meade en segundo lugar con 28 puntos, por encima de Anaya a quien le pusieron 24 por ciento, sino que lo posicionaba a 8 puntos del puntero, Andrés Manuel López Obrador, al cual le colgaron el 36 por ciento de las preferencias electorales. La encuestadora la identificaron como Conteo SC, sin más ni más.

 

Después de esas dos, ningún estudio serio le otorga al candidato del PRI el segundo lugar en las preferencias electorales. La última encuesta seria en darse a conocer fue la de Consulta Mitofsky de Roy Campos, y que refleja la intención del voto de los electores mexicanos durante la primera quincena de junio, y que para mayor consulta está en su página electrónica, pero que se resume así: AMLO 37.2 por ciento, Anaya 20.3 por ciento, Meade 17.1 por ciento. Como ha sido común, el priísta independiente en la tercera posición a 20 puntos porcentuales de quien lleva la delantera.

 

Eso a Meade, es evidente, no lo tiene satisfecho. Y antes pelear que aceptar la derrota. Por eso se enfrascó en redes sociales para defender su segundo lugar, el cual le daban únicamente aquellos que se definen abiertamente con el candidato. De hecho, en la primera “encuesta” la que divulgó David Páramo, el embrollo fue que la dio a conocer como el resultado de las que habían ordenado desde el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, cuando estos no se la adjudicaron y de hecho dijeron más adelante, que ellos habían pedido un tracking para consumo interno y no para divulgarlas.

 

A Meade le ha dado por pelear el segundo lugar con la lógica de una campaña del voto útil, en la que participan por supuesto los priístas y sus aliados, los panistas, y algunos empresarios de gran calado que incluso han hecho videos para pedir un “voto razonado” o “de conciencia” como dice el propio Meade, esperando que los indecisos no voten por el candidato de su preferencia el día de la elección, sino por quien va en segundo lugar, y así no dispersar el voto con miras a ganarle al puntero.

 

La teoría, no muy aceptada en el ámbito político, tanto como en el mundo utópico de ciertos actores de la política, es apostarle a la no dispersión del voto para concentrarla en una opción dentro de una campaña de miedo sobre las acciones que puede desencadenar el triunfo de quien lleva el primer lugar.

 

Los priístas le apuestan a eso, a ser a la fuerza de su candidato la segunda opción -más incluso que los panistas con Anaya- sin saber que los puntos que no les han favorecido en las encuestas, son precisamente guiados por el hastío, el cansancio, el hartazgo de los mexicanos que han observado seis años de corrupción, inseguridad y mal gobierno.

 

Pero en el mundo ideal de Meade, su pelea a doce días de la elección, es por el segundo lugar. Así.

 

VIDEO DE INTERÉS

Please enter youtube id.

BANNERS DERECHA

 
 
 
 
 
 

Carlos Alejandra, A.C.