Está aquí: HomeInternacional

Internacional

Veinticuatro horas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informará que aún no había tomado una decisión final sobre el caso Siria, ayer el mandatario, en su primera declaración formal a la nación sobre el conflicto, informó que: “Estamos listos para atacar a Siria cuando sea necesario, pero buscaré la autorización del Congreso. Aunque creo que tengo la autoridad (como comandante en jefe), sé que el país será más fuerte si tomamos este camino”, dijo en un sorprendente anuncio, ya que esta decisión retrasa los planes del ataque inminente, ya que el Congreso está de vacaciones y no volverá hasta el 9 de septiembre.

“Estamos preparados para atacar cuando quiera “, dijo el mandatario estadunidense al precisar que el ataque será igual de efectivo si se hace “mañana, la semana que viene o dentro de un mes”.

Obama calificó lo sucedido en la capital siria, Damasco, como el “peor ataque con armas químicas del siglo XXI” e insistió en que, según los datos que tiene su gobierno, “el régimen de Bachar al Asad fue responsable” del ataque del pasado 21 de agosto.

“Esta amenaza tiene que ser confrontada”, subrayó el mandatario estadunidense, quien dijo que el gobierno está listo para atacar cuando así lo decida.

EFECTIVIDAD. “Estoy preparado para dar la orden”, dijo, pero aclaró que, consciente de que el poder de Estados Unidos no reside sólo en la capacidad militar, tomó una segunda decisión, y es la de buscar la autorización del Congreso para el uso de la fuerza.

Obama aseguró que es consciente de lo sucedido en Afganistán e Irak y que EU no puede resolver el conflicto de Siria con una acción militar. “No vamos a meter nuestras tropas en el medio de la guerra de otros”, sostuvo.

El presidente estadunidense hizo hincapié en los costos de no hacer nada ante el supuesto ataque con armas químicas.

DICTADOR. “¿Qué mensaje estaríamos dando si un dictador puede gasear niños y jóvenes de su país y no hacemos nada al respecto?”, enfatizó Obama.

Mientras se aguarda el aval o no del Congreso para una operación bélica contra Siria, el Pentágono tiene preparados en el Mediterráneo cinco destructores cargados de dos docenas de misiles de larga distancia cada uno, varios submarinos y 300 marines en un barco con helicópteros para posibles evacuaciones.

 

El presidente de EU, Barack Obama, está reunido con su equipo de seguridad nacional para analizar el supuesto uso de armas químicas por parte del régimen sirio en el ataque contra civiles del 21 de agosto en la periferia de Damasco, según informó hoy la Casa Blanca.

Un funcionario de la Casa Blanca informó bajo la condición de permanecer anónimo de la reunión, sin dar más detalles sobre si el presidente ha tomado ya una decisión sobre un posible ataque militar de EE.UU. en Siria como castigo por el supuesto uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar Al Asad.

En esa reunión participa, entre otros, el secretario de Estado, John Kerry, quien hará una declaración a la prensa sobre Siria a partir de las 12.30 hora local (16.30 GMT).

Obama no tiene actividades públicas hoy y prevé recibir en la Casa Blanca a los mandatarios de Estonia, Letonia y Lituania a partir de las 14.15 hora local (18.15 GMT), según la agenda divulgada por la residencia presidencial.

Estados Unidos sufrió este jueves un notables revés en su deseo de reunir a una coalición internacional contra Damasco al rechazar el Parlamento del Reino Unido, uno de los principales aliados de Washington, la participación británica en una intervención militar en Siria.

No obstante, tras el voto en Londres la Casa Blanca indicó en un comunicado que EU se guiará por "sus intereses" a la hora de decidir sobre una operación militar en Siria.

Obama da por hecho que el régimen de Asad está detrás del ataque con armas químicas ocurrido el 21 de agosto en la periferia de Damasco y prevé presentar un informe de inteligencia con pruebas al respecto.

El informe será presentado hoy mismo, según la cadena CNN, mientras una fuente de la Casa Blanca dijo a Efe que se divulgará antes de que termine la semana.

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que ordenó la militarización de Bogotá para garantizar la seguridad ciudadana, tras los disturbios del jueves que dejaron dos muertos, más de un centenar de heridos y daños a locales comerciales en la capital.

Marchas callejeras convocadas en Bogotá y otras ciudades colombianas, en apoyo a una huelga agropecuaria, derivaron en los hechos violentos que denuncia el mandatario.

"Ayer mismo, anoche ordené la militarización de Bogotá y así lo haré a partir de hoy en cualquier municipio o en cualquier zona donde sea necesaria la presencia de nuestros soldados", manifestó el presidente en una alocución desde le Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El mandatario dijo además que la madrugada del viernes ordenó que 50.000 hombres de las Fuerzas Militares se encarguen con la Policía de ayudar a mantener la movilidad en las carreteras del país que están bloqueadas por los campesinos desde que comenzó la huelga agropecuaria, el pasado 19 de agosto.

Igualmente dispuso que "todos los aviones de transporte de la Fuerza Aérea" sean utilizados en puentes aéreos "que garanticen el abastecimiento de alimentos en ciudades", así como caravanas encabezadas por la fuerza pública para garantizar la salida y entrada de productos de los campos a los centros urbanos.

Sobre los disturbios del jueves en Bogotá y otras ciudades, que dejaron dos muertos, más de un centenar de heridos en la capital y cuantiosos daños a comercios, empresas y bienes públicos, el presidente aseguró que habrá mano dura con los promotores de los desórdenes.

"Con los vándalos no habrá ninguna contemplación", manifestó el mandatario.

Según Santos, la Policía tiene imágenes de muchos de los instigadores de los desórdenes, pero pidió a la ciudadanía que aporte todo el material gráfico o audiovisual que tenga de los disturbios en el país para identificarlos a todos y castigarlos.

"Estos actos nos indignan y nos duelen a todos los colombianos", manifestó enfático el jefe de Estado, quien denunció que "infortunadamente muchas de estas manifestaciones están infiltradas por vándalos que quieren causar daño".

El presidente consideró "inaceptable, inaceptable" que las acciones violentas de algunos "afecten de manera grave la vida de la mayoría".

 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció hoy que ordenó la militarización de Bogotá para garantizar la seguridad ciudadana, tras los disturbios del jueves que dejaron dos muertos, más de un centenar de heridos y daños a locales comerciales en la capital.

Marchas callejeras convocadas en Bogotá y otras ciudades colombianas, en apoyo a una huelga agropecuaria, derivaron en los hechos violentos que denuncia el mandatario.

"Ayer mismo, anoche ordené la militarización de Bogotá y así lo haré a partir de hoy en cualquier municipio o en cualquier zona donde sea necesaria la presencia de nuestros soldados", manifestó el presidente en una alocución desde le Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El mandatario dijo además que la madrugada del viernes ordenó que 50.000 hombres de las Fuerzas Militares se encarguen con la Policía de ayudar a mantener la movilidad en las carreteras del país que están bloqueadas por los campesinos desde que comenzó la huelga agropecuaria, el pasado 19 de agosto.

Igualmente dispuso que "todos los aviones de transporte de la Fuerza Aérea" sean utilizados en puentes aéreos "que garanticen el abastecimiento de alimentos en ciudades", así como caravanas encabezadas por la fuerza pública para garantizar la salida y entrada de productos de los campos a los centros urbanos.

Sobre los disturbios del jueves en Bogotá y otras ciudades, que dejaron dos muertos, más de un centenar de heridos en la capital y cuantiosos daños a comercios, empresas y bienes públicos, el presidente aseguró que habrá mano dura con los promotores de los desórdenes.

"Con los vándalos no habrá ninguna contemplación", manifestó el mandatario.

Según Santos, la Policía tiene imágenes de muchos de los instigadores de los desórdenes, pero pidió a la ciudadanía que aporte todo el material gráfico o audiovisual que tenga de los disturbios en el país para identificarlos a todos y castigarlos.

"Estos actos nos indignan y nos duelen a todos los colombianos", manifestó enfático el jefe de Estado, quien denunció que "infortunadamente muchas de estas manifestaciones están infiltradas por vándalos que quieren causar daño".

El presidente consideró "inaceptable, inaceptable" que las acciones violentas de algunos "afecten de manera grave la vida de la mayoría".

 

La Policía informó Que Mas de dos Decenas de personajes resultaron Heridas despues de Que el conductor del Vehículo perdiera el control de y el Enorme Autobús turístico cayera Hacia un valle. El oficial Samuel Kimaru DIJO Que el Autobús sí Volco y salio del camino a las 2 de la madrugada y Cayó Sobre Su techo.

Fotos de la Escena mostraban al Vehiculo con el techo Arrancado.

El accidente Ocurrió Cerca de Narok, unos 140 kilometros (85 Millas) al oeste de Nairobi. Los mortíferos Accidentes en carretera hijo Comunes en Kenia, Donde las autopistas CARECEN de Características de Seguridad Como bardas de Contencion o pintura reflejante.

 

Mientras en el Consejo de Seguridad de la ONU debaten infructuosamente para buscar una solución pacífica a la crisis en Siria, en la que se asoma una inminente intervención militar por el uso de armas químicas contra los civiles, los habitantes de la capital, Damasco, realizan desde hace dos días compras de pánico y buscan refugios ante posibles ataques aéreos contra el régimen de Bachar al Asad, destacó la cadena británica BBC.

Muchos civiles intentan abastecerse con productos básicos mientras que otros procuran encontrar un lugar que quede lejos de los potenciales blancos para refugiarse.

En las últimas 24 horas, 10 mil personas, la mayoría mujeres y niños, cruzaron la frontera con Líbano para ponerse a salvo de un inminente ataque.

Los bancos están llenos de clientes que hacen filas para sacar todo su dinero y buscar alguna forma de huir de la capital o del país.

 

El ala de la red terrorista Al Qaeda en Irak y Oriente Medio amenazó con vengarse del régimen del presidente sirio Bashar al-Assad por el presunto ataque químico de la semana pasada cerca de Damasco, que dejó al menos mil 300 muertos.

En un comunicado, difundido en sitios islamistas tras una reunión con varias facciones sirias, el Estado Islámico en Irak y Levante (ISIL. por sus siglas en inglés) advirtió que castigará a Siria, según un reporte del centro de monitoreo SITE.

El grupo islamista, ligado a la red terrorista Al Qaeda, amenzó con acabar con las fuerzas de seguridad sirias y atacar objetivos del régimen de al-Assad, en represalia al ataque con gases tóxicos del 21 de agosto pasado en la localidad de Ghota, cercana a Damasco, la capital.

"Las facciones que participaron en la reunión han decidido llevar a cabo un ?Volcán de venganza? en respuesta a las masacres del régimen contra nuestro pueblo en Ghouta la última de las cuales fue con armas químicas", subrayó.

En su declaración, fechada el 26 de agosto pasado, eL ISIL explicó que concentrarán su venganza en las agencias de seguridad siria, puntos de apoyo y suministro, así como centros de entrenamiento e infraestructura militar, destacó el reporte de SITE.

El grupo, encargado de monitorear sitios de organizaciones islamistas, destacó que la declaración comenzó a difundirse la víspera en varios páginas de Internet frecuentadas por extremistas y continúa este miércoles en varias de ellas.

La amenaza se conoce en momentos en que en que Estados Unidos, Reino Unido, Francia, y otras naciones occidentales examinan la posibilidad de una intervención militar en Siria, tras la confirmación de que si hubo un ataque químico en Ghouta.

Pese a que el régimen sirio ha negado de manera tajante su responsabilidad en dicho ataque y acusa a los rebeldes que luchan para derrocar al presidente al-Assad, Estados Unidos se prepara para una intervención militar inminente.

 

El ex presidente cubano Fidel Castro desmintió hoy que Cuba, presionada por Estados Unidos, haya evitado la llegada a La Habana, procedente de Moscú, del ex contratista Edward Snowden, quien filtró secretos de espionaje de Estados Unidos.

De acuerdo a la versión, difundida por el diario ruso Kommersant, Cuba había pedido a las autoridades rusas que impidieran que Snowden tomara el vuelo de la aerolínea Aeroflot con destino a la capital cubana cediendo así a presiones de Washington.

En una Reflexión publicada este miércoles en la prensa estatal Castro, de 87 años, acusó de libelo y "rotativo mercenario" a Kommersant, alegando que en su época fue "uno de los más perversos medios al servicio de la extrema derecha contrarrevolucionaria".

"Ignoro si alguien en algún lugar le dijo algo o no a Snowden, porque esa no es mi tarea", dijo el líder cubano, quien expresó su admiración por "lo valiente y justo" de las filtraciones de Snowden, el cual se encuentra actualmente refugiado en Rusia.

En su artículo titulado "La mentira tarifada", Castro opinó que el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, prestó un servicio al mundo al revelar la política repugnantemente deshonesta del poderoso imperio que miente y engaña al mundo".

Estados Unidos quiere juzgar a Snowden por haber filtrado a la prensa datos sobre programas de espionaje de Washington, revelación que ha desatado un escándalo en varios países donde fueron aplicados.

"Con lo que no estaría de acuerdo es que alguien, cualesquiera que fuesen sus méritos, pueda hablar en nombre de Cuba", expresó el ex gobernante cubano, quien delegó sus cargos en su hermano Raúl desde 2006 debido a una grave enfermedad.

"Es absolutamente claro que Estados Unidos tratará siempre de presionar a Cuba como hace con la ONU o cualquier institución pública o privada del mundo, una de las características de los gobiernos de ese país", comentó Castro.

Y agregó que "no sería posible esperar de sus gobiernos otra cosa, pero no en balde se resisten 54 años defendiendo sin tregua ?y el tiempo adicional que fuera necesario?, enfrentando el criminal bloqueo económico del poderoso imperio".

"Nuestro mayor error es no haber sido capaz de aprender mucho más en mucho menos tiempo", apuntó el ex mandatario.

 

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, insistió hoy en que las tropas de Estados Unidos están "preparadas" si el presidente del país, Barack Obama, decide ordenar un ataque a Siria.

"Hemos deslazado efectivos a la zona para ser capaces de responder a cualquier opción que decida el presidente", afirmó Hagel en una entrevista a la cadena británica BBC.

El secretario de Defensa, quien el domingo ya anunció durante una visita a Malasia que el Ejército estadounidense está listo para un eventual ataque, subrayó que Obama tiene sobre su mesa "todas las opciones para cualquier contingencia" y opinó que "está bastante claro que se utilizaron armas químicas contra la gente en Siria".

"Creo que la inteligencia concluirá que no fueron los rebeldes quienes las usaron y creo que habrá datos de inteligencia bastante buenos para demostrar que el Gobierno sirio fue el responsable", señaló.

Con todo, Hagel declaró que es necesario "esperar" hasta "determinar qué es lo que confirman las pruebas y la inteligencia".

Según informaron hoy altos funcionarios de la Casa Blanca a la cadena NBC, los primeros ataques con misiles en Siria, liderados por Estados Unidos, podrían comenzar "tan pronto como el jueves" y durar tres días.

El Reino Unido, por su parte, prepara un "plan de contingencia" para una eventual acción militar en Siria, según indicó Downing Street, residencia y despacho oficial del "premier" británico.

El Parlamento interrumpirá este jueves su receso estival para debatir la respuesta de Londres al supuesto ataque con armas químicas en Siria, anunció hoy el primer ministro del Reino Unido, David Cameron.

Por otro lado, Rusia advirtió de las "consecuencias catastróficas" que podría tener una intervención en Siria sin el mandato de la ONU, mientras que el régimen sirio retó a la comunidad internacional a presentar "cualquier prueba" que demuestre el uso de armas químicas por parte de su Ejército.

 

La muerte de tres jóvenes palestinos durante una redada israelí en Cisjordania motivó ayer el primer parón del proceso de paz, apenas un mes después de su inicio, al cancelar los palestinos las reuniones previstas para horas más tarde.

La delegación palestina suspendió los dos encuentros que iba a mantener con la israelí en la ciudad cisjordana de Jericó y que hubieran conformado la cuarta ronda negociadora, señaló una fuente oficial palestina.

“La comunidad internacional está siendo contactada para coordinar una respuesta clara a los extremistas que en el Gobierno israelí intentan boicotear las negociaciones de paz”, señaló la fuente bajo condición de anonimato.

Condena internacional. La decisión no supone una suspensión total del proceso de paz, sino simplemente de las reuniones previstas para ayer, si bien los palestinos podrían romper definitivamente el diálogo, que tiene una duración prevista de nueve meses, si “no hay una reacción de condena clara de la comunidad internacional”, indicó la fuente.

El motivo del enfado palestino es la muerte de Robin al Abed, de 34 años y personal de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), Yunis Yahyuh (22) y Jihad Aslan (20).

Los tres perdieron la vida por fuego del Ejército israelí durante una redada en el campo de refugiados de Kalandia, al sudeste de Ramala, que también dejó quince heridos.

“Atacados con ladrillos”. El Ejército israelí argumenta que agentes de la Policía de fronteras, que habían penetrado en Kalandia para detener a un “operativo terrorista”, se encontraron con “cientos de palestinos” que les “atacaron violentamente con piedras y ladrillos”.

 

 

VIDEO DE INTERÉS

Please enter youtube id.

BANNERS DERECHA

 
 
 
 
 
 

Carlos Alejandra, A.C.