Está aquí: HomeInternacional

Internacional

El ministro de Defensa y jefe del Ejército egipcio, general Abdel Fatah al Sisi, aseguró hoy que las Fuerzas Armadas respetan la voluntad del pueblo y no ansían el poder, pero advirtió a los islamistas de que no se doblegarán ante la violencia.

"No permaneceremos impasibles ante la destrucción del país y las amenazas contra la población", dijo Al Sisi en un discurso ante mandos de las fuerzas de seguridad, en sus primeras declaraciones desde el desalojo de las acampadas de los islamistas el pasado miércoles y la ola posterior de disturbios, que ha dejado cerca de 800 muertos.

El jefe de las Fuerzas Armadas pidió a los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi que reflexionen, refiriéndose a aquellos que "se imaginan que la violencia hará arrodillarse al Estado y a los egipcios".

También señaló que no permitirá que se transmita a los medios de comunicación occidentales una imagen "errónea de que hay una lucha entre el pueblo", así como que se utilice el islam para "amedrentar a la población".

Al Sisi afirmó que "el pueblo tiene su voluntad libre para elegir a quien desea" y que el Ejército y la Policía respetarán la elección popular de las próximas autoridades.

"El honor de proteger la voluntad del pueblo es un orgullo más grande que gobernar Egipto", dijo el titular de Defensa, dirigiéndose a quienes acusan a los militares de acaparar el poder en el país tras el derrocamiento de Mursi el pasado 3 de julio.

El jefe del Ejército señaló que en Egipto hay cabida para todas las facciones y que a las Fuerzas Armadas les preocupa "cada gota de sangre egipcia" derramada.

Sin embargo, pidió a los islamistas que revisen sus "posturas hacia la patria" y que tomen conciencia de que "la legitimidad pertenece al pueblo, que se la da y quita a quien desea".

En este sentido, agregó que Mursi debería haber aceptado la celebración de un plebiscito sobre su continuación en el cargo.

"Fuimos honestos en todo y advertimos de que la disputa política llevaría a Egipto a un túnel oscuro", apostilló Al Sisi.

Durante la alocución, en la que estuvo presente el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, Al Sisi elogió el papel de las Fuerzas Armadas y la Policía en proteger "el frente interno y la seguridad nacional".

La tensión se ha disparado en Egipto desde el pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad desmantelaron dos acampadas de islamistas en El Cairo.

Partidarios de Mursi participan hoy en una nueva jornada de protestas contra el golpe militar del pasado 3 de julio, dentro del plan para seguir movilizándose durante una semana.

Los Hermanos Musulmanes se aprestan a continuar este sábado las protestas contra la represión de las fuerzas armadas egipcias, mientras el ejército mantiene sitiados a cientos de islamistas en una mezquita de El Cairo.

 

Tras un "viernes de la ira" que dejó unos cien muertos, el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Gehad el Haddad, ha llamado a los partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi a protestar durante una semana contra la represión policial y el golpe de Estado el 3 de julio.

 

En tanto, partidarios del depuesto presidente egipcio se encuentran atrincherados en la mezquita de Al Fatah, en el barrio cairota Ramsés, que las fuerzas militares y policiales mantienen rodeada, informó la cadena árabe de noticias Al Yazira.

 

Una fuente de los servicios de seguridad indicó que varios manifestantes de los Hermanos Musulmanes continúan en el interior del templo, después de que la mayoría saliera la pasada madrugada cuando la policía les abrió un paso seguro para poder marcharse.

 

En declaraciones a Al Yazira por teléfono desde el interior de la mezquita, Omaima Halawa dijo que había alrededor de 700 personas, entre mujeres y niños, y que temían salir de la mezquita porque "había matones fuera con las fuerzas de seguridad".

 

La violencia estalló en Egipto de nuevo el viernes después de que la Hermandad Musulmana y otros grupos, bajo la bandera de la Alianza de Lucha contra el Golpe de Estado, salieron a las calles de El Cairo.

 

Al menos 95 personas murieron cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra manifestantes que trataban de organizar lo que llamaron el "viernes de la ira" contra el gobierno interino.

 

La policía arrestó a más de mil partidarios de la Hermandad Musulmana, entre ellos 558 sólo en El Cairo, el viernes, indicó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Más de 50 personas han muerto hoy en los choques entre partidarios y detractores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en el barrio de Ramsés, en el centro de El Cairo, según los Hermanos Musulmanes.

La Hermandad apuntó en su página web que hay más de 50 cadáveres en las mezquitas de Al Fath y de Tauhid, en ese distrito, una cifra aún no confirmada por el Gobierno.

La cofradía islámica, grupo al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, explicó que desde tres helicópteros dispararon balas y gases lacrimógenos contra los manifestantes en Ramsés.

Una fuente de los servicios de seguridad dijo a Efe que al menos diez personas fallecieron y decenas resultaron heridas por disparos contra una comisaría cerca de ese barrio.

La fuente responsabilizó del ataque contra la comisaría de Ezbeqiya, una de las principales de la capital, a miembros de los Hermanos Musulmanes.

Los choques de hoy en distintas partes del país comenzaron después de que los islamistas salieran a las calles tras la oración musulmana del mediodía del viernes para protestar por la operación policial del miércoles contra dos de sus acampadas en El Cairo, que degeneró en disturbios con casi 600 muertos, según el Gobierno.

 

Las autoridades de Indonesia elevaron hoy a trece el número de muertos en el naufragio de una embarcación frente a la costa de la isla de Java, en el centro del país, según informaron los medios locales.

Pescadores y vecinos pudieron rescatar a 34 pasajeros tras el hundimiento del barco, que fue provocado por el sobrepeso y el fuerte oleaje.

Los equipos de rescate continúan las tareas de búsqueda al desconocer el número exacto de pasajeros que viajaban a bordo del barco, que se hundió a última hora del jueves.

La barcaza de madera, que salió de la isla de Panjang y se dirigía a Java, transportaba a más de una cuarentena de personas cuando su capacidad máxima era para 20 pasajeros.

Los viajeros regresaban a casa tras celebrar una ceremonia de clausura de la festividad musulmana del Eid al-Fitr cuando el transbordador sufrió el accidente.

Este tipo de incidentes son habituales en Indonesia, el mayor archipiélago del mundo, con más 17.000 islas y donde cada año cientos de indonesios fallecen en naufragios causados por el mal tiempo, infraestructuras precarias, falta de medidas de seguridad y sobrecarga.

 

La crisis que vive Egipto desde el pasado 3 de julio, cuando el presidente Mohamed Mursi fue sacado del poder por fuerzas del ejército, registró ayer una de sus jornadas más violentas al ser desmantelados con uso de la fuerza dos campamentos en la plaza Rabea al Adauiya y en la de Al Nahda que mantenían seguidores del depuesto gobernante en El Cairo, lo que derivó en enfrentamientos que dejaron 278 muertos y al menos 2 mil heridos. Tras esta acción, el gobierno interino declaró el estado de emergencia en 14 de las 27 provincias del país a partir de hoy a las 18:00 horas locales durante un mes, y el toque de queda que incluye El Cairo, Suez y Alejandría, reportaron medios internacionales.

La violencia se desató ayer por la mañana cuando elementos del ejército y de la policía apoyados con camiones blindados, tanquetas y helicópteros entraron a El Cairo para desmantelar los dos campamentos de seguidores de Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya y en la de Al Nahda.

Durante la operación, seguidores de los Hermanos Musulmanes respondieron lanzando piedras, palos y tubos, lo que derivó en una batalla sangrienta que según el Ministerio de Salud egipcio se saldó con 278 muertos, la mayoría con impactos de balas —43 de ellos oficiales— en todo el país, aunque aseguró que la mayoría de las víctimas no se registraron en el desalojo de los dos campamentos de El Cairo.

CIFRAS. Las autoridades hablaron de 36 muertos en Ciudad Naser y 12 en Giza. En tanto, trabajadores de sectores de salud y médicos de hospitales reportan que contaron al menos 2 mil heridos, según medios estatales.

Ambas partes se acusan de iniciar la violencia. Los manifestantes dicen que las fuerzas de seguridad empezaron la represión.

 

El Gobierno egipcio decidió hoy reducir en dos horas el toque de queda, impuesto ayer en 14 de las 27 provincias del país por tiempo indefinido.

El primer ministro, Hazem el Beblaui, dio instrucciones de que esta medida esté en vigor desde las 21.00 a las 6.00 hora local (de 19.00 a 4.00 GMT), en vez de a partir de las 19.00 hora de Egipto (17.00 GMT) como ayer, según la televisión oficial.

 

Al estrellarse la aeronave, perteneciente a la empresa de paquetería y mensajeríaUPS, cuando se aproximaba alaeropuerto de la ciudad de Birmingham, en el estado deAlabama, Estados Unidos,  elpiloto y el copiloto de un Airbus A300 murieron, según confirmaron las autoridades.

El alcalde de Birmingham, William Bell, señaló que los bomberos habían encontrado loscuerpos de los dos tripulantes del avión, que completaba un vuelo desde Louisville, en Kentucky.

Toni Herrera Bast, portavoz de la Autoridad de Aeropuertos de Birmingham, dijo a la cadena de televisión CNN que el siniestro ocurrió fuera del perímetro del Aeropuerto Internacional Birmingham Shuttlesworth, poco antes del amanecer.

Los bomberos trabajaron para apagar el fuego entre los restos del avión, que quedaron dispersos sobre varios cientos de metros.

Dos periodistas -un británico y una egipcia- murieron hoy y otros reporteros y fotógrafos resultaron heridos durante el desalojo de las acampadas de los islamistas en El Cairo y en disturbios en otras ciudades del país.

Un veterano cámara del canal de televisión británico Sky News, Mick Deane, de 61 años, falleció tras ser herido por un disparo mientras cubría los enfrentamientos de El Cairo, confirmó esa cadena.

Según el Sindicato de Periodistas de Egipto y el rotativo "Gulf News", la periodista Habiba Ahmed Abelaziz pereció también de un disparo en la plaza de Rabea al Adauiya, el principal feudo de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi.

Abdelaziz, de 26 años, trabajaba para la publicación "Xpress", perteneciente al grupo "Gulf News", pero no se encontraba en la plaza en misión de trabajo, de acuerdo al rotativo.

Los Hermanos Musulmanes informaron en un comunicado de que la periodista es hija del que fue consejero de Mursi durante su mandato, Ahmed Abdelaziz.

Desde Emiratos Árabes Unidos, donde reside parte de su familia, su hermana dijo a "Gulf News" que cuando su madre llamó al mediodía a Abdelaziz otra persona cogió el teléfono y le informó de la muerte de su hija.

Del resto de reporteros y fotógrafos heridos, el Sindicato de Periodistas no ofreció más detalles.

Según la agencia oficial Mena, tres de ellos resultaron heridos al cubrir los enfrentamientos entre la policía y los seguidores de Mursi en Asuán, al sur de Egipto.

Las víctimas son los directores locales de los periódicos egipcios Al Shuruq, Al Watan y Al Masry al Yum.

Las fuerzas de seguridad egipcias comenzaron esta mañana una operación para desmantelar las acampadas de Rabea al Adauiya y Al Nahda. Esta última plaza ya ha sido desalojada por completo.

Esta operación ha degenerado en una escalada de la violencia en todo el país, con ataques contra comisarías y edificios gubernamentales.

La cifra de víctimas es todavía confusa. Los Hermanos Musulmanes han denunciado la muerte de más de 200 personas y miles de heridos entre sus simpatizantes.

 

El piloto y el copiloto de un Airbus A300 murieron hoy al estrellarse la aeronave, perteneciente a la empresa de paquetería y mensajería UPS, cuando se aproximaba al aeropuerto de la ciudad de Birmingham, en el estado de Alabama (EU), confirmaron las autoridades.

El alcalde de Birmingham, William Bell, señaló que los bomberos habían encontrado los cuerpos de los dos tripulantes del avión, que completaba un vuelo desde Louisville, en Kentucky.

El piloto y el copiloto eran las únicas personas que se encontraban a bordo de la aeronave, según confirmó el portavoz de UPS, Mike Mangeot, al canal WBRC de la televisión local.

Toni Herrera Bast, portavoz de la Autoridad de Aeropuertos de Birmingham, dijo a la cadena de televisión CNN que el siniestro ocurrió fuera del perímetro del Aeropuerto Internacional Birmingham Shuttlesworth, poco antes del amanecer.

Los bomberos trabajaron para apagar el fuego entre los restos del avión, que quedaron dispersos sobre varios cientos de metros.

 

 

 

Washington DC.- El Gobernador del Estado, José Guadalupe Osuna Millán, recibió el Certificado que cataloga al CERESO de El Hongo II como Acreditado por la Asociación de Correccionales de América, ACA (por sus siglas en inglés). 

Con esta acreditación el Centro de Reinserción Social El Hongo II se convierte en el centro penitenciario de mayor capacidad en todo México que obtiene esta certificación, por la modernidad en infraestructura, uso de tecnología de punta, orden y disciplina, así como la implementación de programas de reinserción social efectivos. 

"Esta es una distinción que nos satisface plenamente por el impacto social que representa para todas aquellas personas que por diversos motivos  se encuentran internados en dicho lugar, pero además nos motiva, porque reconoce el esfuerzo que la sociedad de BC imprimió desde el inicio de mi administración para transformar de fondo el Sistema Penitenciario del Estado y colocarlo como un modelo nacional en su tipo", dijo el Gobernador del Estado. 

Osuna Millán destacó que en Baja California, el sistema carcelario ha destacado a nivel nacional por todo el trabajo que se ha realizado, y ese trabajo, ahora rinde frutos a nivel internacional, con esta acreditación recibida por la Asociación de Correccionales de América.

El titular del Poder Ejecutivo agradeció el apoyo de la federación que contribuyó, dijo, a esta acreditación con asesorías por parte del órgano administrativo desconcentrado de prevención y readaptación social de la Segob, así mismo de David Anthony Carochi Representante de la Embajada de Estados Unidos en México, quienes han colaborado con Baja California y con distintos centros penitenciarios en el país.

 

VIDEO DE INTERÉS

BANNERS DERECHA

 
 
 

Carlos Alejandra, A.C.